Pablo Zuca, hombre de radio

Edición Impresa » 01/08/2013

Se dice que los hijos, heredan muchas veces la profesión de los padres. Y algo de eso cierto hay cuando escuchamos el apellido Zuca nombrado por conductores de renombre en las radios capitalinas. Pero claro, no estamos hablando de Juan Domingo , creador de la ZR 1 Radio Cable Florencio Varela en 1987 y su red de altavoces en la calle, conocida como la “propaladora”, sino de su hijo mayor, Pablo (35) quien precisamente comenzó en la llamada  “propa”  cuando apenas había cumplido 11 años y desde entonces no paró más.

 

Lo encontramos en una tarde tranquila de trabajo en uno de los estudios de Radio América, en Colegiales. El ambiente se respira calmo, casi como de relax…Ideal para comenzar una amena charla.

 

“Comencé cuando tenía 11 años -empieza diciendo a Mi Ciudad Pablo con una voz que de inmediato trae a la memoria la de su papá- y de ahí a la ZR hasta el final en  2000, pero yo ya en esa época me había recibido en el ISER de Operador Técnico de Estudio de Radio e incluso antes de terminar de estudiar ya había entrado a trabajar en FM Aspen y en Radio América. En Aspen estaba con Leonardo Rodriguez, otro histórico de la ZR , quien no sabía que yo me había presentado en la radio porque estaban buscando gente y eso fue todo una sorpresa para el y un sueño para mi trabajar en esa radio porque era la que yo escuchaba y además lo conocía a Leo”.

 

Pablo entró casi de inmediato ya que el mismo día que fue a la FM se quedó en la trasnoche para ver como funcionaba todo, y desde ese día ya empezó a hacer sus primeras “operaciones”, al igual que en Radio América, ahí en turnos rotativos , como suplente  y en trasnoche, siendo Julio Lagos el primer locutor de renombre al que Pablo tuvo frente a frente en la denominada “pecera” que tienen todos los estudios de radio. Como a comienzos de 2000 era todo del multimedios “América” , Zuca recorrió también Radio Del Plata, la Fm Metro antes de la unión con Radio Belgrano y Rock & Pop.

 

“En 2002, 2003 laburaba 80 horas por día (risas), estaba en la trasnoche de Del Plata, en Aspen, en Radioshow la radio que fue de Marcelo Tinelli editando notas para Ari Paluch y llegó un momento que no daba para más viajar dos horas para volver a casa en Florencio Varela y me tuve que quedar por la zona. Para que te des una idea -comenta Pablo- los domingos entraba a las 12 del mediodía y salía después de recorrer tres radios al otro día al mediodía, o sea 24 horas sin parar. Después empecé a tener mis turnos fijos hasta que quedé en la mañana de la Metro y tuve que dejar algunas cosas como la Rock & Pop, y me quedaba todo el día en la Metro porque a la tarde editaba. En ese tiempo operé a Gonzalo Bonadeo a la mañana y parte del programa que aún hoy está, “Perros de la Calle” con Andy Kusnetzoff  con quien sigo trabajando hasta ahora”.

 

Pablo tiene un recuerdo muy especial de Fernando Peña, quien llegó a la Metro cuando se fue Gonzalo Bonadeo a hacer “El Parquímetro”. “La experiencia de haber trabajado con  Peña, me va a costar superarla. Encontrar algo similar no lo veo posible y fue para mi como una clase avanzadísima y futurística de hacer radio…No era jodido como la gente piensa, era como jugar a la pelota con Maradona, la experiencia fue inolvidable”.

 

“Mi viejo  me marcó, me enseñó todo, el es mi mentor y el que me transmitió todo este tema de la maravillosa radio”, finaliza.

Pablo recibió hace tres años el premio ETER  al mejor operador radial, y hace muy poco acaba de regresar de España, Inglaterra e Irlanda donde fue con el grupo del programa “Perros de la calle”, otra experiencia más que gratificante.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE