Elecciones: La hora de la verdad

Nota de tapa » 01/10/2013

La última encuenta exclusiva de Mi Ciudad dice que, a un mes de las Elecciones, Massa y Ottonello están primeros en Florencio Varela. El intendente de Tigre superaría el 40% y el consejal opositor estaría en un 36%.

Si esto se confirma, sería histórico: nunca el oficialismo perdió una Elección en nuestra ciudad. Una final de bandera verde.

Se terminó el tiempo de las especulaciones. El domingo 27 de octubre, los varelenses irán a las urnas para renovar el Concejo Deliberante y el Consejo Escolar, y por primera vez en 20 años, el oficialismo ve amenazada su hegemonía.

 

El alineamiento de Dardo Ottonello con Sergio Massa posibilitó que su lista esté en condiciones de disputarle a la nómina de Julio Pereyra, encabezada por Amancia Báez, el triunfo y varias bancas en el poder legislativo local.

 

Para colmo de males, los reclamos de Carlos Kunkel y su esposa Cristina Fioramonti no fueron escuchados por la Presidenta de la Nación y se mantendrán las listas colectoras que según el matrimonio K «rapiñaban votos» al Gobierno, más precisamente y en lo que hace a nuestro distrito, la que lidera el concejal Héctor Salatino, de Nuevo Encuentro, que sumó más de 24.000 adhesiones en las PASO.

 

Durante las últimas semanas, el Intendente Pereyra profundizó su campaña, recorriendo clubes, sociedades de fomento, delegaciones y todo sitio donde hubiera público convocado, para tratar de aumentar la endeble diferencia obtenida en las Primarias. Sus 58.792 votos, frente a los 52.486 del Frente Renovador, encendieron la alerta en su espacio, y sabe que en octubre se estará jugando gran parte de su futuro para 2015.

 

Esta maratón del Jefe Comunal se intensificará este mes, durante el cual también se espera la visita del primer candidato a diputado provincial, Martín Insaurralde, quien fuera derrotado en Buenos Aires por Massa.

 

Pereyra quiere volver a presentarse como candidato en las próximas elecciones para Intendente, un cargo que está ejerciendo en forma ininterrumpida desde hace más de dos décadas. Su fuerte alineamiento con el cristinismo parece marcar su destino, aunque el hombre supo de oportunos reacomodamientos cada vez que hizo falta, pasando de ser menemista a duhaldista, y de duhaldista a delasotista, para finalmente devenir en kirchnerista, una versatilidad ideológica que lo muestra capaz de cualquier viraje, en cualquier momento.

 

La gran pelea en Florencio Varela estará dada, como siempre, entre las distintas variables del Peronismo. Amancia Báez, Dardo Ottonello o Héctor Salatino.

 

Sin una identidad ideológica muy clara, el concejal «Corcho» Caparé es el primer candidato de la lista local del también peronista Francisco De Narváez.

 

Lejos de la mesa principal, pero buscando la adhesión de los sectores que no comulgan con el signo ideológico que, salvo los períodos de interventores militares, siempre fue el que gobernó esta ciudad, la impecable dirigente Fernanda Rosselli encabeza la lista local del Frente Cívico y Social, un mix donde conviven radicales, socialistas y hasta ex seguidores de Elisa Carrió.

 

Por su parte, el Frente de Izquierda, con el histórico profesor Roberto Gellert a la cabeza, sueña con alcanzar una banca por primera vez en su historia. Los poco más de 7600 sufragios conseguidos por esta fuerza en las PASO deberán al menos duplicarse para que el sueño se convierta en realidad.

 

 

(Encuesta de Mi Ciudad: ver la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE