Tato Fernández, especialista en policiales

Edición Impresa » 01/05/2014

 

Hace casi 18 años ya, empezaba un ciclo televisivo que iba a dar y que aún da mucho que hablar. Es que “El Radar” se convirtió en un referente, especialmente en cuanto a temas policiales se refiere. De la mano del colega Tato Fernandez, acompañado de su esposa Vivian Gutierrez, hacen del envío que ahora también se oye por radio y se sigue por Internet con perseverancia y de la única forma en que pueden hacerse las cosas: con trabajo y dedicación diaria.

 

Empecé porque era un tema que a mi siempre me apasionó, el policial, y un día hablando con un comisario ahora retirado, Adrián Lopez, comentándole la idea me largué”, empieza diciendo Tato en la redacción de Mi Ciudad. “En los inicios me acompañaba Silvana Pagliuca que ahora trabaja en Estados Unidos, pasé por algunas radios como la 92.9 FM Gobernador Monteverde, la FM Libre y ahora en la FM La Porteña de Berazategui”, agrega.

Precisamente la incursión en el eter, fue la que le dio nuevos impulsos al programa, “porque en radio mechamos algo de política, algo social, nos estamos ocupando de darle una mano a la gente tratando de allanarle el camino para que encuentre soluciones a sus problemas y si bien no todo el programa se basa en eso, hay casos puntuales en que nos está yendo bien porque no sólo tenemos respuesta de la gente sino que también hay respuesta para la gente y es algo que ni pensaba en los comienzos. Cuando uno empieza algo siempre quiere hacerlo lo mejor posible, ir superándose, progresando e ir mejorando cada día más y además en particular tengo el gran respaldo de mi mujer , Vivi, que me apoya permanentemente, está conmigo trabajando en la página web y todo lo que es Internet, estuvimos mucho tiempo en Cronica TV y ahora mandamos el material a TN y Canal 13, y gracias a Dios las cosas salieron mejor de lo que pensábamos y el crecimiento fue muy importante” , comenta Tato quien reflexiona al decir que “desde que empezamos a ahora, no solo aumentaron los casos de inseguridad sino que hay días que no damos abasto en cubrir los hechos. Por ejemplo en el caso de la anciana asesinada a golpes en su casa de Lomas de Monteverde, cuando estabamos trabajando ahí me llamaron y me informaron de un asesinato en La Capilla, que era luego el del vecino boliviano que mataron de un disparo en el pecho para robarle los 150.000 pesos que tenía después de haber vendido su camioneta. Y no solo eso, agrega Tato, ahora hay cosas que pasan que ni nos enteramos. No se sabe ni una cuarta parte de lo que pasa, lamentablemente se muestra poco…Mostramos a lo sumo tres casos y por ahí pasaron 10 casos….Es así”.

 

 

(ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE