PAQUE INDUSTRIAL

Están de remate

Edición Impresa » 01/11/2014

La Comuna vendió el Parque Industrial a un precio siete veces menor al valor de mercado. La irregularidad fue denunciada por la oposición pero los ediles oficialistas aprobaron la venta. Otro extraño negocio inmobiliario de la Administración de Julio Pereyra.

Un nuevo escándalo relacionado al Parque Industrial de Florencio Varela se desató en estos días, al aprobar el Concejo Deliberante la venta de las 73 hectáreas destinadas al utópico emprendimiento en un valor siete veces menor al de su precio de mercado.
Nuevamente, la mayoría oficialista y sus aliados doblegaron en la votación a la oposición, dando el visto bueno a una operación que a simple vista resulta por lo menos, bastante irregular.
Según Mi Ciudad pudo comprobar, de acuerdo a tasaciones hechas por expertos en el tema, el valor del predio vendido en algo más de 12 millones de pesos, es en realidad de más de 90 millones de pesos.
Además, trascendió que la empresa adquirente estaría integrada en parte por una firma conocida en el rubro, y en parte, por dos monotributistas sin antecedentes algunos en este tipo de emprendimientos.
En septiembre del año pasado el Intendente Julio Pereyra y el Director Ejecutivo del Instituto para el Desarrollo del Agrupamiento Industrial (IDAI) Lic. Junco firmaron un contrato para venderle a Parques Industriales S.A. (PISA), el predio donde supuestamente se iba a construir al Parque Industrial “PITEC” , cercano a Alpargatas.
La empresa, podrá ahora vender al precio que quiera las 83 parcelas en que se subdividirá el predio y deberá pagar las obras necesarias para la futura radicación de industrias en el lugar.
Según denunció el concejal Dardo Ottonello (Frente Renovador), “PISA fue seleccionada por el Intendente Pereyra, en base a un “Concurso de Antecedentes” realizado en mayo de 2013, a pesar de que fue la única firma que se presentó y de que no tiene ningún tipo de antecedentes en la construcción, promoción y explotación de parques industriales (ni en ninguna otra actividad) porque esta sociedad fue constituida recién en febrero de 2013, es decir apenas tres meses antes”.

A decir de Ottonello, “resulta obvio que PISA no cumplió con los requisitos esenciales e indispensables (presentar las memorias y balances de los dos últimos ejercicios; acreditar 10 años de actividad y de experiencia en el desarrollo de parques industriales; presentar los aportes del personal de seis meses, etc.) que exigía el Pliego de Bases y Condiciones, y es evidente que no tiene la capacidad económica y financiera para ejecutar las obras comprometidas ya que posee un Capital Social ínfimo de apenas $ 100.000”.
Agrega el edil que la firma “nunca debió haber sido seleccionada ni aceptada su propuesta, y resulta inaceptable que el Intendente le haya firmado el contrato por el cual le entrega las 73 hectáreas y la explotación del parque industrial”.
Ottonello remarca que “lo más grosero y gravoso para los varelenses está en el precio irrisorio y en la increíble forma de pago establecidos por el Intendente. Sucede que las 73 hectáreas –que hace apenas un año se vendieron en la suma de $ 12.705.000, de los cuales hasta el presente la Municipalidad no recibió un sólo peso- tienen un valor real en el mercado inmobiliario (al mes de setiembre de 2014) de $ 90.000.000”.
Ottonello agrega un detalle que hace aún más preocupante el panorama: “hay que recordar que -según la documentación presentada por el propio Ejecutivo en la rendición de cuentas del ejercicio 2013- al mes de julio de ese año la Municipalidad de Florencio Varela le había abonado a la empresa constructora Málaga Construcciones S.A. más de $ 25.000.000 por obras ejecutadas bajo tierra (desagües pluviales, desagües cloacales, etc.) en el predio destinado al parque industrial. O sea, que la inversión en obras que el Municipio ya había realizado en el predio antes de vendérselo a PISA fue por un monto que, por sí solo, duplica el precio de venta del inmueble”.
Y amplía: “el importe de esa inversión no está contemplado en la tasación antes mencionada de $ 90.000.000, razón por la cual si la adicionamos al valor que tiene la tierra el valor total real de este inmueble municipal asciende a más de $ 110.000.000 esto es ocho veces el precio al que pretende venderlo el Intendente y comprarlo PISA” ¿Cabe alguna duda de que estamos en presencia de la mayor defraudación de nuestra historia al patrimonio municipal de Florencio Varela?”.
Otra vez, el PITEC en el centro de la discusión. Como una novela sin fin.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE