Tras el ataque a la Comisaría Primera, se entronizó en el lugar una imagen de la Virgen de Luján

Edición Impresa » 01/07/2015

El 3 de junio, se hizo en todo el país la marcha contra la violencia
de género convocada bajo la consigna «Ni una menos». Pero la
manifestación, que se realizó pacíficamente en cientos de localidades,
tuvo su mancha en Florencio Varela.
Movilizadas por el Centro Angelelli, ámbito de actividades del ex
concejal y funcionario de la Alianza José Luis Calegari y otras
agrupaciones locales, alrededor de 500 personas se concentraron frente
a la sede de la Comisaría Primera, en la Avenida San Martín,
entonando cantos amenazantes hacia los agentes policiales, y
ensuciando con pintura el frente de la sede policial, que había sido
pintado apenas horas antes con sus propias manos por efectivos de la
misma dependencia, debido a que iba a instalarse en el lugar una
imagen de la Virgen de Luján.
La lamentable forma de reclamar, destruyendo el patrimonio de todos,
fue repudiada desde diversos sectores de la comunidad.
Días después, y después de una procesión que partió de la Plaza
Central, en la Comisaría se entronizó la imagen de quien es
considerada «Patrona» del lugar. Del acto formaron parte vecinos,
personal policial, dirigentes deportivos y de entidades de bien
público, y autoridades comunales y judiciales.
El Capellán de la Jefatura Departamental de Florencio Varela,
Presbítero Fernando Papa, bendijo la imagen y dijo que está allí “para
que todos los que pasen sientan su bendición”.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE