Honda tuvo que reincorporar a un obrero

Edición Impresa » 01/11/2015

La multinacional Honda debió reintegrar a su plantel de trabajo, el 15 del mes pasado, al obrero Javier Torres, quien había sido despedido de la planta el 1 de agosto de 2014 junto con otros ocho trabajadores disidentes de la conducción del SMATA.
La automotriz acató el fallo de reinstalación después de efectuar varias apelaciones.
La Sala VI confirmó la cautelar del Juzgado Laboral Nº 52 donde da cuenta de la actividad sindical del actor y de intereses gremiales contrapuestos, y la actuación del demandante en disconformidad con los delegados gremiales que lo señaló como “disidente” de la conducción gremial , allanando el camino para que la demandada procediera a despedirlo.
Otros obreros que fueron despedidos en situaciones similares esperan ahora que la justicia falle a su favor como en este caso.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE