Pereyra busca sobrevivir en el nuevo Peronismo

Edición Impresa » 01/02/2016

Si hay algo que nadie puede negarle a Julio Pereyra es su “cintura política”. Desde el mismo momento en que el Frente para la Victoria perdió las Elecciones, el viejo barón del Conurbano se puso en marcha para garantizarse lo mismo que viene haciendo desde hace más de dos décadas: sobrevivir en el nuevo escenario.
Manteniendo por ahora su sillón de Presidente de la FAM (Federación Argentina de Municipios), aunque tendrá que revalidar el puesto este año, y desde su lugar de ganador en los últimos comicios, Pereyra está participando activamente de lo que se dio en llamar la “reorganización” del Peronismo.
Además de compartir un asado en “la Ñata” junto al derrotado candidato Daniel Scioli, Pereyra participó junto a otros 29 pares bonaerenses de un encuentro en Almirante Brown donde se dio el primer paso para que su partido aprobara el presupuesto a María Eugenia Vidal. Sin el “apriete” de los intendentes a los legisladores del FPV, tal vez la ley nunca hubiera salido, habida cuenta del papelón que José Ottavis había protagonizado en su debut como líder de bancada, al dar marcha atrás con el acuerdo alcanzado entre su gente y Cambiemos.

Sin jugarse hacia los alineados con Cristina y La Cámpora, ni hacia los peronistas de paladar negro, el jefe comunal varelense busca quedar bien parado tanto en la nueva estructura del PJ como en su relación con las flamantes autoridades provinciales y nacionales.
Hasta ahora, si bien emitió un comunicado pidiendo la liberación de Milagro Sala en Jujuy, no se lo vio participando ni convocando en ninguna de las “plazas de la resistencia” con los que pequeños grupos ultrakirchneristas intentan mantener viva la llama de su “década ganada”. Y tampoco se lo vio en la última reunión peronista de enero, la celebrada en el Golf Club de Santa Teresita, en la que el partido desplegó el lema “Patria o Davos” y expresó su unidad como oposición a Macri. En el encuentro, el titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, pidió un aumento en la coparticipación para la provincia.
Mientras el peronismo decide quién será su nuevo conductor, Pereyra se posiciona. Y algo sabe al respecto. No por nada en 23 años vio pasar a Menem, De la Rúa, Duhalde, Néstor y Cristina…


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE
7D