JOYAS DE NUESTRO ARCHIVO

La orquesta de Pascual Fava

Revista » 15/01/2017

En esta ocasión quiero rendir homenaje a Pascual Fava, que para muchos era el querido Pascualito Fava.
Cuando escribi sobre la Banda de Musica de Varela y en parte de Don Martin Spinardi y Alfonso Tassi, mencioné a Fava, quien solía concurrir semanalmente a la carpintería de Don Martin para ensayar con su orquesta y su bandoneón.
También lo mencioné en los distintos artículos dedicados a la Casona de los Recuerdos (ex Club del Instituto Biológico) ya que además de pertenecer al personal del Laboratorio, era integrante del Club y amenizaba los bailes con su orquesta en la sede de la Avenida Sarmiento, hoy Eva Perón.
Lo dicho precedentemente es el prólogo de esta nota dedicada a Pascual Fava, vecino y director de la Orquesta que llevaba su nombre y que actuó en numerosas fiestas en las décadas del 30 al 50, principalmente. Había nacido en Buenos Aires el 4 de marzo de 1910 y falleció en Varela el 3 de agosto de 1979. Sus restos velados en esta ciudad, fueron inhumados en el Cementerio local donde descansan actualmente.
Se había casado con una vecina de este Partido, Elvira Cerignale, el 20 de enero de 1934, siendo testigo de la ceremonia nuestro apreciado amigo, ya fallecido, Don Raul Dessy.
De este matrimonio Fava-Cerignale nació su única hija Ana María, portadora de estos datos que estoy narrando. De esta manera nacieron dos hijos, Mariano y Luciana Luna.
Una Intimidad.
A los 15 años se puso de novio con la que después fue su esposa. El vivía con sus padres en el barrio Santa Rosa, lugar cercano al Instituto Biológico y se iba en bicicleta hasta las inmediaciones de la Escuela 3 de Villa Mónica donde residía su novia. Cuando se casó, Pascual tenía 23 años y ella 22, es decir que estuvo de novio ocho años.
Actividad artística.

Fue músico y ejecutó acordeón, piano y bandoneón que era su especialidad. Logró dirigir una excelente orquesta típica que llevaba su nombre y que recorrió muchos salones bailables de la zona, entre ellos La Patriótica, Los Locos que se divierten, hoy Club Nahuel, Defensa y Justicia, Zeballos, Varela Junior, Villa Susana, Villa Berhondo, López Romero y Bosques.
También tuvo por escenario el ex Hotel Las Delicias de Adrogué, el salón de la Municipalidad de Florencio Varela y el casco de la Estancia de Don Martín Pereyra Iraola, desde donde lo requerían para las fiestas familiares.
Ana Maria Fava nos cuenta que su madre, ya de novia y después de casada concurría a las fiestas de la familia Pereyra Iraola, que eran gente muy sencilla y que los venían a buscar y luego los traían en un carruaje de su propiedad.
En muchos casos, la orquesta para ir a actuar solía ocupar el breque de Margarita Leguizamón para el traslado de los instrumentos.
Don Pascual tuvo alumnos de música, principalmente después de haberse jubilado del Laboratorio Iadem. Escribió (música y letra) dos boleros inéditos dedicados a su esposa.
Una anécdota
Su cuñado, Adolfo Traversone. era el encargado de llevar los utensilios musicales y una noche cuando iban a actuar en Temperley los extravió. Por suerte después de un susto soberano, los pudieron recuperar rápidamente.
Otras actividades
Cuando Don Pascual tenía 14 años y su padre José que trabajaba en el Instituto Biológico local se quedó sin vista, lo hizo ingresar a él y formó parte del personal de dicho Laboratorio junto a sus hermanos Roberto, Salvador y Ernesto.
Años después renunció a ese trabajo para integrarse como socio fundador de Iadem (Instituto Argentino de Especialidades Medicinales) con su hermano Ernesto, hasta el momento de su jubilación. Su cuñado Omar Cerignale trabajó desde muy joven allí, especializándose en el confitado de los medicamentos “Paila”. Tiempo después pasó con igual tarea a los Laboratorios Abbot donde tiempo más tarde se jubiló.
En forma sintética he querido recordar al gran maestro de música Pascualito Fava y su orquesta típica que representó a Florencio Varela por muchos años con su ritmo musical animando muchos festivales de la zona.

Por Angel Basta: Docente e investigador. Nota publicada en Mi Ciudad en noviembre de 1997.


OTRAS NOTAS DE LA REVISTA: CUANDO ERAMOS LA CIUDAD REINA DE LA FLOR , por Anibal Girón. Las mejores fotos del VARELA DE AYER. Fiesta, por Nahir Haber. Los chicos de MI CIUDAD. Deportes: lo mejor del año. El Concurso Literario y Artístico de MI CIUDAD es el más grande del país: Los trabajos ganadores. Las noticias del año. MI CIUDAD en el Mundo. En todos los puestos de diarios de Varela. Y MUCHO MAS!!!

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE