El extraño caso del Señor Vila

Edición Impresa » 01/03/2017

Las tasas municipales comenzaron a llegarle con otro nombre: el mismo de un funcionario municipal. ¿Será el hombre del gabinete de Pereyra o un homónimo?

En Florencio Varela las sorpresas están a la orden del día. Y si no, que le pregunten a José Vila.
Este vecino de 87 años, que reside en el barrio Santa Rosa, es jubilado y durante varios años trabajó en la que fue una empresa tradicional de nuestra ciudad: la “Treinta de Agosto SRL”, popularmente conocida como la compañía de transportes de colectivo “la 500”, desde hace un tiempo viene recibiendo una curiosa adulteración en las tasas por servicios generales que le envía la Municipalidad de Florencio Varela.
Con su hogar en la calle Andorra 190 desde 1971, Vila está al día con sus impuestos y nos cuenta que sólo una vez –cuando falleció su esposa- se había atrasado con los pagos, pero que luego esta situación se solucionó y hoy no tiene deuda alguna con la Comuna.
Lo extraño es que las boletas para el pago de las tasas que el Municipio le hace llegar cada mes ahora cuentan con un nuevo “titular” del inmueble, que ni Vila ni nadie entienden cómo apareció allí. Desde un tiempo a esta parte, si bien él sigue figurando como “destinatario” –y es quien efectivamente abona la tasa- un tal “Daniel González y otros” figura como titular del bien.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE