Los varelenses y la actividad física: el sur en movimiento

Salud » 01/01/2018

Cualquier persona que no pise el distrito hace algun tiempo y camine sus veredas nota algo diferente: además de los nuevos comercios y los arreglos de calles, Florencio Varela se está convirtiendo en un lugar de deporte, y parece que esta nueva forma de vida llegó para quedarse.
Tener un gimnasio en nuestro partido, no era negocio. Lo reconocen expertos del rubro. Tal vez por esa razón había pocos locales destinados a esta función. Pero hoy en día la escena es otra: en los últimos años más de seis abrieron sus puertas, y no tiene relación con que los alquileres estén más baratos, sino con que paulatinamente ha ido apareciendo un notable incremento en el interés por el ejercicio físico.
Uno de los dueños de un gimnasio del casco urbano que en 2004 comenzó sus actividades, relató que anteriormente tenían que atraer a la gente con promos de 2 x 1 e invitarlos a conocer las instalaciones con clases sin cargo; actualmente, este mismo lugar tuvo que agregar más horarios y disciplinas a pedido del público.
Los gimnasios de la zona céntrica del distrito abrieron sus puertas en primer lugar con ofertas de ejercicios y rutinas especializadas en máquinas, clases de Karate Do, Aerobics, Step y localizada, más tarde desplazados por disciplinas como el Aero Boxing, GAP, Power Cardio, Yoga, Pilates, circuitos funcionales, Kangoo Jump o Zumba: hay para todas las apetencias.
Angel, entrenador de uno de los gimnasios de la Peatonal narró que el común de la gente veía al gimnasio como un lugar selecto, donde iban deportistas natos, que tomaban anabólicos, que competían, «era para los musculosos». Ahora es diferente: «Algunos vienen con amigos, otros se hacen amigos acá, el gimnasio también es un espacio para socializar «.
Por su parte, Erica, profesora de Zumba, comentó que la disciplina que imparte es muchas veces una alternativa para el que reniega del gimnasio y de las máquinas: «la idea es moverse, divertirse al ritmo latinoamericano con canciones del momento, la coordinación se gana con el tiempo». Las clases de Zumba popularizadas en el país por Jesica Cirio, ganaron en este último tiempo muchos adeptos con su lema «no camines, bailá».
Mientras tanto, Crossfit, una de las disciplinas de moda en las grandes ciudades, también llegó a Florencio Varela, en 2014 y con mayor auge en 2016, con un importante gimnasio en la avenida San Martín. «La gente viene buscando salir del ejercicio típico que no genera movilidad, el Crossfit es mucho más que levantar pesas, genera fuerza» comentó Facundo, practicante de este ejercicio y agregó «muchos vinieron buscando tener un buen cuerpo, o por tendencia en redes sociales, y terminaron sumándose a la movida saludable». Dicho lugar ofrece incluso la guía de una nutricionista para acompañar el cambio.
El verde también se mueve
Allá lejos y hace no tanto tiempo, la plaza central era sinónimo de mates y bizcochitos, de pasear al perro, de algún pase acotado de futbol entre amigos. Hoy el panorama es otro.
Este espacio verde de Florencio Varela hace pocos años comenzó a llenarse, en las mañanas y sobre todo a partir de las cinco de la tarde, de personas que deciden combatir el sedentarismo. Cada uno a su ritmo, algunos caminando con sus hijos, otros trotando en grupo o corriendo solos.
La creación de la bicisenda hace pocos años fomentó aún más las actividades al aire libre. En una plaza que ya estaba quedando chica, este camino de cemento que va desde el monumento a la Bandera hasta la Curva de Berraymundo, todas las tardes cuando el clima acompaña, se colma de gente que va y viene, más a pie que en bicicleta, y que ahora con la construcción del segundo sendero, seguramente, fluirá aún más.
«La verdad yo nunca hice deporte, comencé a venir acompañando a mi madre por su salud, y ahora mínimo dos veces por semana vengo «, contó Rodrigo en el mientras tanto de una de sus caminatas. Noemí por su parte participó del dialogo y dijo que comenzó hace un año a caminar por prescripción médica, ya que luego de que había perdido su trabajo en la gran ciudad había aumentado de peso. Hoy, con su salud en alza , continúa con sus caminatas diarias. «Me sacó de la depresión» afirmó.
«Tomar aire hace bien, me conecto con otras cosas», le dijo Lucía al diario, ya que certifica que con la facultad no tenía tiempo ni ganas de encerrarse en un gimnasio. «Ahora mis tiempos y las ganas las manejo yo, más que lo físico, me ayuda a relajarme».
Varios de los entrevistados por Mi Ciudad coinciden en que todo comienza pensando en bajar kilos, o mejorar el rendimiento físico, y que como consecuencia de estas prácticas, sobrevienen conductas saludables, incluso en la alimentación, mejorando así la calidad de vida.
Para los que están interesados en la actividad fisica a cielo abierto, pero no están seguros de realizarla sin ayuda, existen los Personal Trainer o los más buscados, grupos de entrenamiento. Recientemente inauguraron en la plaza principal dos grandes grupos para realizar actividad física («Rendirse Jamás: zona de bienestar,» y Team Corva, en redes sociales) con precios muy inferiores a los del gimnasio. Mientras que en un espacio cerrado se abonan de $1000 a $1300 aproximadamente por mes en modo libre, la actividad al exterior cuesta $50 por clase, y se da los lunes miércoles y viernes, por la mañana o la tarde.
La coordinadora del Team Corva le contó a Mi Ciudad que realizan ejercicios como caminatas, trotes y corridas en la plaza San Juan Bautista, y a veces también hasta el Cruce Varela: «Recibimos personas de muchas edades y con diversos objetivos, algunos quieren bajar de peso, otros mejorar su salud o simplemente estar en movimiento» y agregó «lo más lindo es ver como se relacionan, recientemente fuimos a Córdoba como un viaje deportivo».
Damian Pared, profesor de Educación Física y preparador físico, nos informó que el ejercicio, además de ayudar a quemar grasas y tonificar músculos, funciona como un antidepresivo, porque ayuda a la socialización, a disminuir el stress y mejorar el estado de ánimo. La actividad física reduce el riesgo de hipertensión, de diabetes, colesterol y osteoporosis. «Lo más importante es animarse» y agregó que la mayoría de las personas empezaron al aire libre o a probar las nuevas disciplinas como Zumba o Crossfit por moda en las redes sociales o incluso por imitar a amigos o ídolos. «Muchos vienen con quiero la cola de, los abdominales de… Después entienden que cada uno tiene su ritmo y su fisonomía, y se contagian del ánimo deportivo y la movida saludable, que es lo más importante».
Ante la pregunta sobre cuáles son los requisitos para comenzar, Damian dijo «las ganas» y realizar un chequeo médico para saber que todo esta ok. Después, mantener una buena hidratación antes, durante y luego de la actividad, utilizar indumentaria y calzado cómodo (de acuerdo a la disciplina a practicar), además de protección solar, evitando también los horarios del mediodía y la tarde temprana, donde los rayos solares y las temperaturas son más fuertes.
«Es muy importante llevar una alimentación saludable, donde no se salteen comidas, donde los hidratos de carbono estén presentes para dar energía al cuerpo, y las proteínas en el después de la actividad, porque son la base de los músculos». Concluyó: «Es vital un buen descanso y no exigir de más al cuerpo sin previa consulta, para evitar lesiones».
Ya no hay excusas, hoy en día existen disciplinas deportivas para todos los gustos, precios e incluso la posibilidad de hacerlo gratuitamente y en el momento del día que cada uno encuentre mejor. Y vos ¿Ya empezaste a moverte?

 


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE