¿Y dónde está la plata?

Nota de tapa » 01/01/2018

Florencio Varela recibió fondos del Gobierno Nacional por más de 1131 millones de pesos, y del Gobierno Provincial por más de 3600 millones, entre 2010 y 2016. Contrariamente a lo que algunos manifestaron en la campaña electoral, la gestión de María Eugenia Vidal fue la que más aportó: en 2016 dobló el dinero enviado por Daniel Scioli dos años antes: fueron algo más de 610 millones los que el ex motonauta destinó a nuestra ciudad, mientras que el gobierno de Cambiemos mandó 1270 millones en 2016.
Sin embargo, lo que bajó fue el aporte de Nación: de 171 millones en 2014, a 79 millones en 2016. Aunque en el medio hubo una cifra sorprendente: 438 millones en 2015.
Los datos son parte de la información que por primera vez, y en un claro cambio hacia la transparencia, dio a conocer el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires a través de su sitio web, y que pueden ser consultados por cualquier ciudadano sin más trámite.
En la página, además, pueden compararse los números de todos los distritos de la Provincia de Buenos Aires.

 

La Provincia mandó más plata a F. Varela que a Berazategui

 

Comparado con sus municipios vecinos, nuestro distrito recibió más fondos provinciales que Berazategui entre 2010 y 2016: fueron 2698 millones para la tierra de la familia Mussi, y 3869 millones para la admistración Pereyra en dicho período. Quilmes salió más favorecido, con 4249 millones. Y Almirante Brown obtuvo 3883 millones.
En el mismo lapso, Florencio Varela logró 1127 millones de parte de Nación, Berazategui 1707, Quilmes 1829 y Almirante Brown, sólo 518 millones.
Nuestra ciudad, como otras del Conurbano, no se sustentaría con los fondos que genera. En 2016, el gasto de Florencio Varela estuvo compuesto en un 29,1 por ciento por fondos propios, un 4, 2 por ciento por fondos nacionales, y nada menos que un 66,7 por ciento por fondos aportados desde la Provincia. Esta proporción varió en los últimos años: en 2010, Nación se haría cargo del 27 por ciento, y Provincia del 46 por ciento, quedando el 27 por ciento restante a cargo de la Comuna.
De los datos analizados se desprende que la dependencia de la administración local del dinero girado por Provincia es en la actualidad la mayor de los últimos ocho años.

 

La deuda interna

 

Con una población estimada de 426.005 habitantes, Florencio Varela tiene una deuda de 7.45 millones de pesos. La cifra es alta si se la compara con Berazategui, con sólo 3.03 millones, pero auspiciosa si se mide con Quilmes (26.39 millones) o Almirante Brown (58,85 millones). La deuda por habitante en nuestra localidad es de 17,49 pesos. En Berazategui, de 9,36, mientras que en Quilmes es de 45,26 y en Almirante Brown, de 58,85 pesos.
El gasto de cada Municipio durante 2016 también presenta cifras interesantes: con una notoria adecuación de su presupuesto, Florencio Varela gastó casi 3500 millones de pesos en 2016. Si bien su gasto previsto era de algo más de 776 millones, la «adecuación» llevó el monto a 3493 millones. ¿Cuánto gastó Berazategui en el mismo lapso?: 1874 millones de pesos. También Almirante Brown estuvo debajo en cuanto al presupuesto ejecutado, con 2794 millones. Pero el Quilmes de Martiniano Molina se convirtió en el más gastador de la zona: 6774 millones de pesos.
¿Cuánto gasta cada Comuna por habitante? Berazategui, 5118, 48 pesos, Quilmes 4612,31 pesos, y Almirante Brown, 3764,02 pesos. Florencio Varela gastó, siempre en 2016, 4444,79 pesos por habitante.

 

Lo que viene

 

De acuerdo al presupuesto para 2018, Florencio Varela prevé gastar algo más de 1999 millones de pesos. Esta cifra seguramente también se «adecuará» con el correr de los meses. De ese monto, el 62,5 por ciento se gastará en el personal municipal. Y un 29, 2 por ciento, en bienes y servicios.
223 millones se destinarán al área de Salud, y 448 millones a Servicios Públicos. Desarrollo Social utilizará 76 millones, y la Secretaría Privada, 33 millones. La Secretaría de Cultura dispondrá de 19 millones. Para prensa y publicidad se invertirán 18 millones de pesos.
¿Cuántos empleados tiene la Comuna? De acuerdo al mismo presupuesto, 3710 personas en planta permanente, y 591 temporarios.

 

¿Adónde está la plata?

 

Cuando se analiza el dinero que se maneja en el Municipio, se lo compara con Berazategui y se observa el estado de los dos municipios, ambos manejados desde hace años por intendentes alineados completamente con las políticas del kirchnerismo, las diferencias saltan a la vista: mientras que nuestros vecinos progresaron notablemente, Florencio Varela se estancó, convirtiéndose en un bolsón de pobreza. Para reforzarlo, la Universidad Católica Argentina colocó, en un reciente informe, a Florencio Varela entre los distritos donde más aumentó la cantidad de barrios precarios, junto con La Matanza, Lomas de Zamora y La Plata.
Nuestra ciudad es la única de la zona que no mejoró durante la que nuestros políticos llamaron «década ganada». Festejar la apertura de un paso bajo nivel en cien años, en una ciudad con casi medio millón de habitantes, es patético. Mientras que la clase dirigente se enriqueció a la vista de todos, cientos de vecinos siguen, en pleno siglo veintiuno, sin cloacas, sin asfalto, sin iluminación, y hasta sin agua potable. Las obras que se hacen, en un noventa por ciento ejecutadas por los «amigos del poder político», ahora también denunciados con nombres y apellidos como posibles «socios o testaferros» del Intendente en uso de licencia y diputado provincial Julio Pereyra, se hacen mal, y vuelven a hacerse y a pagarse. Los ejemplos sobran. Las pocas calles que se arreglan y estuvieron cerradas al tránsito por extensos períodos, se rompen a los pocos meses. Nadie controla la calidad de lo que se construye, y si lo controla, lo hace mal. Y ese descontrol abarca a todas las áreas: por citar sólo un caso, la recolección de residuos. Pese a las repetidas denuncias de los concejales de la oposición, el servicio continúa con las mismas irregularidades, y a cargo de los mismos de siempre.
La inoperancia, la desidia, la incapacidad de los funcionarios, y la trama de corrupción que afectan a este Municipio desde hace mucho más que una década no podían tener otra consecuencia que la realidad que hoy padecemos. Pero que nadie se confunda: plata hay, lo que nadie sabe muy bien es adónde está. En nuestras calles, evidentemente,no.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE