Un vecino se cansó de esperar y arregló su propia calle

Edición Impresa » 01/02/2018

En diciembre, un vecino de San Rudecindo, harto de reclamar sin ser escuchado, comenzó a reparar por su cuenta la calle del frente de su casa, destrozada luego de años de abandono y desidia por parte de la Municipalidad. El hecho llegó a los noticieros de televisión.
Tal vez fue la edad de Ladislao, de él se trata, sus 72 años, lo que hizo que esta nota de color en pleno verano tuviera más relevancia, rebotara en los diarios nacionales, y alguien la viera para tomar cartas en el asunto, porque ahora la calle Santa Sofía y Lisandro de la Torre luce flamante, casi a punto de ser reinaugurada.
Mi Ciudad fue a la zona y como supervisando los trabajos que hace Vialidad Provincial en el lugar, encontramos a Ladislao Ferreyra, que luego de un par de mates nos explica esta singular historia.

-¿Cuánto hace que vive en esta esquina?
-Más de 45 años.
-¿Y fue la primera vez que arregló con cemento la calle?
-No, la segunda vez. Siempre llamamos a la Municipalidad para que venga a arreglar y jamás nos dieron pelota. Antes arreglamos con los vecinos no solo acá sino varios tramos de esta calle, pero nunca como esta última vez que estaba terrible de pozos.
-¿Además de llamar a la Comuna, fue en persona a hacer el reclamo?
-Me cansé de ir. Hasta llevé una carta, junté como mil firmas pero tiraron el papel a la basura, entonces basta de reclamar. Si no la hago yo, no viene nadie a ver y arreglar.
-¿Con qué colaboraron sus vecinos?
-Con plata y materiales. Yo puse los cables y la máquina mezcladora y mal que mal reparamos…

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE