Los chicos del video game

Edición Impresa » 01/03/2018

Matias Bianchi (25), Carlos Saldaña (22) y Lucas Oviedo (26) son amigos del colegio, que una vez terminado siguieron por los caminos de la amistad y la Universidad.
Ya como estudiantes de la UNQUI en Licenciatura en Desarrollo de Software, estos varelenses idearon un novedoso videojuego que fue presentado en sociedad a fines del año pasado en La Plata con singular éxito, llamado “Eggszy”, y que a medida que pasa el tiempo va ganando adeptos y se va aggiornando cada vez más.
-¿Siempre les gustaron los videojuegos?
-Matias: Si, antes siempre nos juntábamos a jugar y yo pensaba hacer uno por mi cuenta pero como obviamente es un trabajo pesado no es para una persona sola, así que le pregunté a Carlos si le gustaba la idea, me dijo que si y algo que empezó como un hobby se volvió un trabajo lo más profesional posible.
-Entonces comenzaron…
.-Matias: Si, pero nos faltaba lo más importante: la parte gráfica. Así que en un grupo de Internet lo encontré a Lucas que dibuja muy bien y entonces si comenzamos.
-¿De qué trata el videojuego?
-Carlos: Lo tratamos como un juego casual. Son dos huevos, uno del lado derecho y otro del lado izquierdo con un ángulo para que traten de caer dentro de una sartén. Conforme vayan aumentando el puntaje, la sartén empieza a moverse, a tener distintos tipos de ángulos. La idea es que no se le dedique mucho tiempo pero que entretenga a la vez.
-¿Por qué eligieron el nombre “Eggszy”?
-Matias: Es un juego de palabras. Egg por huevo en inglés y Szy por las coordenadas.
-¿Ya se puede bajar y jugar?
-Carlos: Perfectamente. En el Play Store del celular se puede bajar y jugar. Lo presentamos en sociedad en la “Expo Lúdica” en La Plata y nos sirvió mucho como experiencia porque nosotros antes habíamos hecho uno llamado “Pizza boy”, juego de plataforma y el “Eggszy”, que atrajo mucho más público que el que imaginamos. Le gustó mucho a la gente y redoblamos la energía a lo que presentamos y ahora ya es distinto a lo que dimos a conocer… Tiene otras gráficas, la caída de los huevos es distinta… Ahora está todo más optimizado y mejor.
-¿Cómo se te ocurrió la idea?
-Matias: Esperando el colectivo. Quise hacer un juego rápido que se juegue en cinco minutos, como máximo. Esa fue la idea principal. Algo muy sencillo.
-¿Y fue difícil el trabajo que te encomendaron al hacer los dibujos?
-Lucas: No, pero lo que sí me pareció complicado fue encontrarle una brecha para que a la gente le resulte interesante porque estamos hablando de un huevo. Hubo un momento en que se agotaron las posibilidades desde el punto de vista artístico y estético y se nos ocurrió también hacerlo navideño y ahí se me abrió un espectro nuevo de desarrollo artístico donde empecé a darle personalidad. Al ver eso creamos casi sin querer un mundo para el personaje del juego, el huevo tenía una vertiente artística divertida y entretenida. Y ahora cada persona que entre al juego puede elegir el mejor avatar que vaya con él y eso le dio mucha más amplitud al videojuego.

Estos jóvenes que crecieron en una etapa de transición de los primeros videojuegos en la Family Game, a la Play Station o a tener cientos de videos en el celular, tienen sus favoritos en el “Megaman”, y en el “Super Mario”, juego emblemático si los hay, están ampliamente en las redes sociales y en Twitter, Instagram o Facebook se los puede encontrar en Deliver Game.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE