UNAJ

Abuso: la propia comuna reconoce al ballet como integrante de la UNAJ

Edición Impresa » 01/05/2018

La propia Municipalidad de Florencio Varela reconoció el carácter de perteneciente a la Universidad Jauretche del ballet que lleva el nombre del centro de estudios, al citarlo por esa denominación en una gacetilla enviada a todos los medios el pasado 5 de abril, cuando el Intendente Watson recibió a la madre del jovencito supuestamente abusado.
Mientras que desde la UNAJ se intentó desvincular al ballet de su ámbito, fue nada menos que la Comuna la que aportó un elemento vital para la causa, que ya tramita en la justicia penal y podrá tener también consecuencias civiles si la madre denunciante demanda una reparación económica por el daño causado a su hijo.
Aún más, la nota enviada habla concretamente de “un joven víctima de abuso”, y no de una “denuncia de abuso”.
La información remitida por el Municipio dice textualmente en su título: “Watson puso a disposición el sistema de contención municipal a un joven víctima de abuso”, y luego sigue: “El jefe comunal -Andrés Watson- dialogó en la intendencia este mediodía con Giselle Pimentel, denunciante del abuso sexual a su hijo por parte de la profesora del ballet folclórico “UNAJ Atahualpa”, para ratificar la disponibilidad de diversas herramientas municipales para contener tanto a la víctima como a su grupo familiar tras el incidente.
El intendente exhibió su aflicción ante el relato de la mujer, repudió el suceso, expresó su preocupación por el estado psíquico-sanitario del menor damnificado, requirió celeridad a la Justicia para ordenar la investigación pertinente y resolver cuanto antes el caso.
Además, la máxima autoridad del distrito determinó un encuentro con funcionarios pertenecientes al área de Cultura para evitar la disolución del prestigioso cuerpo de baile ante el requerimiento formulado por Pimentel: “Nunca estuve de acuerdo con el cierre de espacios para la capacitación de los jóvenes”, remarcó.
“Me retiré conforme con las respuestas que recibí ante el planteo de determinadas necesidades. Transcurrió un mes desde que conocí el hecho. Por momentos, fue muy difícil transitar la situación y la ayuda brindada desde el municipio resultó muy útil”, destacó Pimentel. Posteriormente, insistió con la importancia de acordar una audiencia con las autoridades de la facultad. “No volvieron a recibirme”, afirmó”. Hasta aquí, la gacetilla oficial.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE