Denuncia contra “La Campora”

Nota de tapa » 01/05/2018

Aylén Borda tiene 19 años y es estudiante del CBC para la Licenciatura en Historia en la UBA. Como miles de jóvenes, se acercó a la política seducida y entusiasmada por el discurso de Cristina Kirchner. Residente en el barrio Luján de Florencio Varela, cerca del límite con Claypole, fue en esa localidad donde comenzó su militancia, para luego sí, sumarse a La Cámpora de nuestra ciudad. En esa agrupación conoció a un joven con el que inició una relación que decidió terminar por sufrir maltratos no sólo psicológicos sino también físicos. Tras dar a conocer su caso en las redes sociales, sus superiores de la agrupación kirchnerista, lejos de contenerla y apoyarla, le dijeron que no tenía que haber contado lo que le pasaba, porque «dañaba a la organización». Entre los aludidos, están dirigentes como la propia encargada de Género de la zona, Florencia De Felipe, y el ex concejal pereyrista Jorge «el Loco» Romero, hoy senador provincial. Mientras su ex siguió participando de La Cámpora como si nada hubiese ocurrido, Aylén decidió denunciarlo en la Comisaría de la Mujer, donde luego de intentar convencerla de no radicar la denuncia no tuvieron más remedio que tomársela. Hoy su caso tomó estado público a través de una nota de TN, y ahora habló en exclusiva con Mi Ciudad.

 

-¿Cómo conociste a tu ex pareja?
-Lo conocí en 2016, en el espacio de estudiantes secundarios, porque era mi responsable político. Me puse de novia y tuve una relación bastante tóxica y violenta. Era una persona insegura, con muchos celos, que me controlaba, que revisaba mis mensajes, me decía con quien podía hablar y con quien no, no me dejaba tener relación con mis amigos… Era muy manipulador, intentaba hacerme creer que todo era culpa mía. Y al maltrato psicológico hay que sumarle que también me pegó. Viendo que la relación no tenía futuro, porque vivíamos peleando, en marzo de 2017 lo dejé. Pero siguió el contacto político, porque él era mi responsable en la agrupación, y yo era la encargada de la Secretaría de Comunicación.
-¿Cómo se lo tomó?
-Al principio bien, hasta la primera actividad que compartimos en Villa Hudson, ya sin ser pareja. Fuimos con la gente de la organización a almorzar y vio un acercamiento con un compañero y me empezó a insultar y a denigrar. Ese día salí de todos los grupos de La Cámpora de Varela para evitar conflictos… Mis compañeros me empezaron a decir que no suba fotos si salía, o si en ellas me veía feliz. A los pocos días me mandó un mensaje la madre diciéndome que él estaba mal, que no salía de su habitación, y que quería hablar. Me preocupó y le dije que viniera a hablar a mi casa, Vino, y en un momento cuando fui al baño me revisó el celular. Encontró algo que no le gustó y me dijo de todo, le gritó a mi hermanita, rompió un montón de cosas y me revoleó una taza. Ese día publiqué algo en Facebook para descargarme… Sin entender que alguien que supuestamente te quería pudiese actuar así. Y me mandó un mensaje Florencia De Felipe.
-¿Quién es?
-La responsable distrital de Comunicación de La Cámpora, y también la responsable de Género. Además fue candidata a concejal en la lista de Salatino. Ella me dijo que no era sano que yo publicara algo así, que no era bueno que los compañeros se enteraran…
-En lugar de solidarizarse te pidió que lo sacaras…
-Sí… Dijo que si tenía que acompañarme a hacer la denuncia me iba a acompañar, pero que el caso era muy serio para un posteo en Facebook. En ningún momento me preguntó si yo estaba bien, qué había pasado, o cómo me encontraba yo para hacer una denuncia. Yo quería que desde la agrupación se lo ayudara, se le diera una asistencia psicológica, para que esto no le pasara a nadie más.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE