Gendarmería, sitiada por una obra abandonada

Edición Impresa » 01/08/2018

Los vecinos de la calle Almirante Brown entre Boccuzzi y Mitre están indignados y no es para menos. La esperada obra de repavimentación que la Comuna anunció con grandes pompas y empezó el 10 de abril fue abandonada desde hace casi cuatro meses, con el agravante de que la empresa constructora retiró sus máquinas. Llena de escombros y barro y perforada en toda su extensión, la arteria ahora quedó intransitable, sumándosele que además se está formando un basurero en el lugar.
Para colmo, en esa misma calle funcionan el Juzgado de Familia Nro.3 y enfrente, su Cuerpo Técnico Auxiliar, y la sede local de la Gendarmería, que quedaron aislados quién sabe hasta cuándo. Dentro del cuartel militar inclusive pueden verse vehículos que no podrán salir de ahí hasta que el arreglo se termine.
La calle Almirante Brown también estuvo cortada hace no mucho tiempo, para reparar la esquina de Boccuzzi. Pretender que los dos arreglos se hagan al mismo tiempo, algo que sería lógico en cualquier lugar del mundo, parece un imposible cuando de nuestros funcionarios se trata. Y hay algo peor aún: la empresa Málaga ya había tenido inconvenientes en otras obras encaradas en el Distrito, lo que no impidió que vuelva a ser contratada para esta prestación. No es todo: hay quienes dicen que un conocido funcionario municipal tiene intereses en la empresa, pero claro, esto no puede probarse.
La relación entre Málaga y el Municipio está bajo la lupa del Tribunal de Cuentas de la Provincia. En 2017, la empresa le facturó a la Comuna 11.852.745 pesos en concepto de reconstrucción depavimentos y bacheos, y en lo que va de 2018, otros 8.014.814 pesos.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE