LO PRIMERO ES LA FAMILIA

Los parientes de Julio Pereyra con puestos en el Estado

Nota de tapa » 01/10/2018

Mientras que el Gobierno Nacional prohibió la designación de familiares de funcionarios de alta jerarquía en la administración pública, en Florencio Varela, prácticamente no queda pariente de Julio Pereyra sin ocupar o haber ocupado un cargo en el Estado.
El actual diputado provincial vive de la función pública desde hace más de 30 años. Antes de ser Intendente, Pereyra fue Secretario del bloque justicialista del Concejo Deliberante, Director de Entidades de Bien Público, Secretario de Gobierno de Julio Carpinetti y concejal. Al parecer, esta costumbre se extendió también a su círculo íntimo.
El Decreto 93/ 2018 estableció que «no podrán efectuarse designaciones de personas, bajo cualquier modalidad, en todo el Sector Público Nacional, que tengan algún vínculo de parentesco tanto en línea recta como en línea colateral hasta el segundo grado, con el Presidente y Vicepresidente de la Nación, Jefe de Gabinete de Ministros, Ministros y demás funcionarios con rango y jerarquía de Ministro», agregando que «quedan incluidos el cónyuge y la unión convivencial». La única excepción, son «las personas designadas mediante procesos de selección por Concurso Público de antecedentes o que cuenten con estabilidad en el cargo».
La hermana del Ministro Jorge Triaca y el hermano del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, fueron las primeras «víctimas» de la medida.
Su sanción, que buscaba un «efecto dominó» en provincias y municipios, tuvo adhesiones no sólo en jurisdicciones manejadas por el macrismo, como la Provincia de Buenos Aires o CABA, sino también en localidades kirchneristas: el Intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, fue el primero en impulsar una medida similar en su distrito.
Pero en Florencio Varela el nepotismo siguió su curso, como siempre.
Mientras Pereyra, pese a su labor legislativa, y en una práctica que no puede justificarse, se reserva el cargo de Intendente «en uso de licencia», su hermano Hugo ejerce el rimbombante rol de Secretario de Coordinación de Políticas Institucionales y su hija Julieta Soledad se desempeña como Secretaria de Cultura y Educación. No es todo: su ex cuñado, «Rody» Giménez, está desde hace años a cargo del cementerio municipal. Y su sobrino, Claudio, es empleado del Municipio.
Julieta está casada con el abogado Nicolás Terrera, militante del Frente Renovador de Berazategui y fue organizadora hace no mucho tiempo de costosos espectáculos artísticos de primer nivel para la Comuna. Muchos la señalan como un «número fijo» para la lista de concejales de 2019 y hasta hay quienes la aventuran como futura candidata a la Intendencia. Sin embargo, antes del importante puesto que ostenta en el gabinete del Intendente Watson, no tuvo muchos antecedentes laborales. Según su historial, sólo trabajó, en 2012, para el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, que dirigía el hoy presidiario y acusado en diversas causas de corrupción Julio De Vido.
Daniel Ezequiel es el único hijo varón de Pereyra con Beatriz Mohni, su primera mujer. En la Navidad de 2004 fue denunciado por integrar el grupo que le dio una golpiza al hijo del periodista varelense y productor televisivo Daniel Otero, quien había realizado un informe sobre irregularidades en el Consejo Escolar. Juan Manuel Otero también se salvó de ser arrollado por un automóvil y de ser secuestrado dos años más tarde, en un hecho que nunca se aclaró y que fue repudiado por la organización internacional «Periodistas sin fronteras».
Más allá de la cuestión judicial mencionada, Daniel Pereyra ostenta un variado currículum por oficinas públicas: trabajó en el Ministerio de Salud, después en la Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires, y en la actualidad, en la Defensoría del Pueblo provincial.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE