EXCLUSIVO: HABLA CARLOS RIMOLDI

La Municipalidad pagó los sueldos con nuestro subsidio

Edición Impresa » 01/12/2012

Era la voz que todos querían escuchar. La de Carlos Rimoldi, el fundador de la «500». Retirado del directorio de la firma hace diez años, pero aún su socio mayoritario, la suya es una posición que interesa conocer en este momento. Mi Ciudad lo entrevistó en exclusiva, y esto dijo.

¿Qué pasó con la «500»? ¿Se fundió?

Por lo que se ve hay muchas deudas… Y la peor parece ser la de la AFIP. Yo no estoy en la empresa hace diez años, pero tengo familiares aden¿Qué pasó con la «500»? ¿Se fundió?tro, que me cuentan. Aunque esa deuda se podía haber solucionado con una moratoria. Estábamos mas o menos encaminados para lograrla, pero nos cortaron el subsidio y pasó lo que pasó.

¡De cuanto dinero estamos hablando?

De una deuda de unos 20 millones de pesos.

¿Cómo se llegó a la crisis?

Lo que nos mató es que estábamos atrasados en el modelo de colectivos. Teníamos muchos ramales que cubrir, había que comprar colectivos y pagar deuda, y no nos alcanzaba para ambas cosas. Se juntó todo. Tener en condiciones un colectivo sale fortunas, y la plata no llega… Hoy, se terminaron los proveedores que te fían. Yo estuve 30 años y me la rebusqué, porque eran otros tiempos y otra forma de trabajo. Ahora, con la tarjeta SUBE, a la plata nosotros no la vemos. La plata va a los kioscos, de ahí al Gobierno, y después el Gobierno nos envía el subsidio.

¿Y ese subsidio estaba al día?

Más o menos. Algunas cosas iban llegando de a poco. Y el último mes se cortó el subsidio, la plata no llegó, y no se pudieron pagar los sueldos.

¿No buscaron una solución?

Sí. Teníamos una empresa que quiso colaborar, asociándose a la 500, Micro Ómnibus Santa Fe. Se comprometían a traer colectivos, y querían un decreto autorizándolos, pero la Municipalidad no quiso firmar ese decreto. Trajeron 23 colectivos, una muestra clara de que querían colaborar. Y pagaron el mes anterior para cubrir a la gente, a la que no se le llegó a deber.

Solo faltaba el visto bueno de la Intendencia…

Sí. Querían un permiso por 180 días para después licitar o pagar toda la deuda y empezar de nuevo. Pero a los pocos días hicieron paro los choferes, y no nos pudimos mover más. No llegó el subsidio ni nada. Pusieron un gerenciador, que salió siendo el «Blanquito»… La situación está mal y lo que importa acá es mantener el servicio para el Pueblo. Hay mucha gente a la que llevar y no puede quedarse de a pie.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE