Las “fiestas privadas” y el caso Natalia Di Gallo

Edición Impresa » 01/07/2014

Un testigo del juicio por el asesinato de la joven hizo reveladoras declaraciones.

 

Casi en sintonía con la aparición de una de las investigaciones de Mi Ciudad en la que dábamos cuenta de la realización de fiestas privadas en nuestro distrito sin ningún tipo de regulación y control, surgió un dato que contribuyó a poner aún más el acento sobre esta problemática.

Martín Lanatta, quien fue detenido en Quilmes (donde vivía) años atrás y hoy está condenado como partícipe en el crimen de tres empresarios vinculados a la llamada «ruta de la efedrina», aportó su testimonio durante el juicio que se sigue por el asesinato de Natalia Di Gallo.

Recordemos que Di Gallo era una adolescente que salió en la noche del domingo 28 de diciembre de 2003, junto a un joven conocido, y apareció muerta el 1 de enero de 2004.

La causa tuvo muchas idas y vueltas, y hubo quienes se ensañaron con la propia familia de la víctima en años posteriores, como si trataran de desviar la atención del punto central del crimen.

(ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE