Tiempos difíciles

Nota de tapa » 02/03/2016

El Intendente Pereyra tiene varios frentes que atender y motivos para preocuparse.
A su realineamiento en el Justicialismo, se suman sus estrategias para no perder la conducción de la Federación Argentina de Municipios (FAM) y conseguir fondos que destraben las obras paradas en el distrito, especialmente la de los dos pasos bajo nivel.
Intentando oportunamente despegarse de los restos del kirchnerismo, el viejo caudillo declaró sin pudores que «La Cámpora se equivocó en algunas cosas. A nosotros no nos dio espacio. A los hombres con más experiencia no nos consultaron ni nos dieron participación. Algunos actores ponían primero los nombres, después al movimiento y por ultimo al país».
La nada inocente frase formó parte de un reportaje que Pereyra concedió a Radio Belgrano en la víspera de su participación de un congreso peronista en Chaco.
Demostrando una vez más su conocida cintura política, agregó: «Desde el PJ nacional estamos buscando la unidad del peronismo, porque ahí va a estar la fortaleza del espacio que representamos. La gente nos dio un espacio de oposición, y no tenemos que generar acciones que pongan palos en la rueda a la nueva gestión, pero tampoco ser complacientes con aquellas medidas que puedan dañar el bolsillo de la gente».

El jefe comunal también reveló que no habló con Cristina Fernández de Kirchner en los últimos 4 años y que la ex presidente «se retiró sin ganas de presidir el Partido Justicialista».
Pereyra alienta una «tercera posición», entre el kirchnerismo duro y el peronismo histórico, que le permita conservar su propia porción de poder, desde luego.
Claro que el hombre también está muy atento a lo que ocurre en la FAM, entidad que preside desde su fundación: el Intendente de General Viamonte, y secretario del Foro de Jefes Comunales del radicalismo bonaerense, Franco Flexas, manifestó su intención de pelear la titularidad de la federación que representa a todos los intendentes argentinos. La idea tuvo dos padrinos de peso: el vicegobernador de la provincia, Daniel Salvador, y el senador nacional Ernesto Sanz. Para eso, claro, tendrán que aliarse con sus pares de PRO. «Si nos unimos –ilustró Flexas- tendremos un número muy superior al peronismo. En Buenos Aires somos 64 intendentes de Cambiemos, y de ellos, 42 son de la UCR». Los interlocutores de PRO son Jorge Macri, intendente de Vicente López, y Emilio Monzó, titular de la Cámara Baja.
Desde el Gobierno Nacional evalúan repotenciar el rol de la FAM, pero sin Pereyra. El Ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, recibió en estos días a Pereyra y otros jefes comunales que le expusieron «su inquietud» por las obras paralizadas y pusieron sobre la mesa el tema de la coparticipación de los fonos bonaerenses y de paso, le recordaron al funcionario la importancia de conservar la conducción de la Federación de Intendentes.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE