Dardo y Pocho, compañeros de viaje

Edición Impresa » 01/04/2018

Si nos dan a contar los pocos placeres que hay en la vida, uno si o si es el viajar. Viajando se aprende, se cultiva, se divierte y se crece. Y si ese viaje se lo hace con alguien como “Pocho”, la aventura será inolvidable.
Así lo entendió Dardo Campostrini (58), motoquero de ley, cuando un día le tocó subir a su Transalp modelo 2012 a un compañero de cuatro patas: el simpático perro que, mientras su amo charla con nosotros, se dedica a recorrer la Redacción entera.
-¿Cómo comenzó esto de viajar junto a un perro?
-A mí siempre me gustó viajar, siempre lo hice y la diferencia ahora es que lo agregamos a Pocho que tiene un año y tres meses.
-¿Y cómo llegó a tu vida este singular copiloto?
-Resulta que mi mamá estaba viviendo en Entre Ríos, tuvo un accidente y la traje para acá luego de estar internada y ella vivía con Pocho, así que un poco que lo “heredé”.
-¿Se animó enseguida a subirse a la moto?
-Si. Primero empezamos a andar por acá y le gustó de entrada, así que hicimos una prueba piloto para viajes largos ya que emprendimos la marcha a Entre Ríos y de ahí no paramos más.
-Además de Entre Ríos, ¿por dónde anduvieron?
-Estuvimos por Córdoba, La Rioja, Catamarca por la Ruta 43 donde están todos los volcanes y fue una ruta que me dijeron que había que ir en 4x4, me advirtieron que en 400 kilómetros no había Estación de Servicio pero nos animamos y seguimos viaje.
-¿Hay ya otro viaje programado?
.-Si, no definimos si volvemos al Norte o le pegamos derecho y pasamos la frontera.
-¿Pocho viaja bien seguro?
-Si, le pongo un bretal con una correa por las dudas si hay frenadas pero nada más. Él ni se baja en los semáforos, él va porque quiere y se baja únicamente cuando yo me bajo.
-Imagino la gente que los ve en la ruta….
-Si. Despierta admiración y siempre una sonrisa, infaltable la foto y algunos videos. De hecho esos videos que salieron en la tele fueron hechos por la propia gente. Pero ni me imaginaba tal repercusión. Sí pensaba que iba a llamar la atención porque pasa cuando salimos a la calle, pero nunca se me ocurrió que íbamos a ser nota en diarios de todo el país y que íbamos a salir en la tele. Hasta le hice un Facebook: “Pocho motoquero”, donde subo todas las fotos de los viajes.

Dardo y su ya inseparable compañero de aventuras de collar y correa, salen nuevamente a la calle. Pronto estarán desandando nuevas rutas y autopistas donde el asombro, la admiración y una sonrisa saldrán de todos los que los crucen en su camino.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE