Se va Pereyra

Nota de tapa » 01/05/2017

El Intendente ya tiene decidido no ir por una nueva reelección e intentaría ser electo diputado en octubre próximo, buscando los fueros que lo blinden ante las denuncias de Elisa Carrió. Quiénes se anotan en la carrera del oficialismo para reemplazarlo.

Lo que tantas veces se escuchó en forma de rumor esta vez está confirmado: Julio Pereyra decidió no volver a presentarse como candidato a Intendente de Florencio Varela en 2019.
Aunque la ley que limita las reelecciones todavía le da la posibilidad de tener un mandato más, el hombre que conduce los destinos del distrito desde hace un cuarto de siglo ya confirmó a su círculo íntimo que su ciclo como jefe comunal está concluido.
La salida de escena de la principal figura política de la ciudad abre un extenso abanico de posibilidades y también, reaviva los apetitos de los que van por su sucesión.
Ya están listos –desde hace rato- para buscar la anhelada silla su Secretario de Gobierno, Andrés Watson y el concejal y Secretario General de los Municipales, Darío D´Aquino. Pero la gran novedad es que habría dos «tapados» que hasta ahora nadie había mencionado: Mario Kanashiro y el Contador Daniel González, ambos funcionarios de esta administración.
La posible aspiración de González contaría con el muy especial aval del propio Pereyra, que lo reconoce como el cerebro económico de su gabinete. La confrontación con Watson parece aquí insalvable: mientras uno lleva los números, el otro lleva la gestión. La relación entre ambos no pasa de lo meramente laboral.
Más rezagados quedaron ciertos concejales que a lo sumo tendrán la oportunidad de volver a meterse en la futura lista en las Elecciones de este año, mientras que otros, históricos en algunos casos, ni siquiera serán tenidos en cuenta a la hora de armar la boleta que Pereyra aspira sea única para las PASO y para las generales que vienen.
El Intendente sabe que «el horno no está para bollos» y no quiere divisiones dentro de su espacio. Por eso ya adelantó a su gente que el oficialismo tendrá una sola lista, en la que cada sector logrará una representación, cuyo porcentaje será decidido por él. D´Aquino, de la 8 de Noviembre, y Carrasale, de la Tupac Amaru, no podrán quedar afuera de la nómina. Tampoco algún joven de la Cámpora o algún histórico miembro de la «30». Pero ya se sabe: no habrá lugar para todos.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE