ESPECTÁCULOS

Germán Mercurio, amor por el teatro

Edición Impresa » 01/10/2014

Germán Nicolás Mercurio (28), de La Esmeralda, estudió teatro desde los 8 años en la Casa de la Cultura de Florencio Varela, a la vez que realizó talleres y cursos de teatro y entrenamiento para actores en Andamio 90 y el Teatro San Martín de la ciudad de Buenos Aires. También hizo Comedia musical con Pepe Cibirán Campoy, tomó clases de canto y jazz y hasta se recibió de periodista en ETER. «Siempre me gustó transmitir ya sea en el arte o como comunicador. Nací para transmitir, siempre dije eso», afirma a Mi Ciudad.

«Actué en Florencio Varela y en Capital Federal. Actualmente los viernes en el teatro El Búho (Tacuarí 215, CABA) estoy realizando «Fantoches» , de Raúl González Tuñón y Nicolás Olivari con adaptación de Patricio López Tobares y música original de Mariano Segura. Es un drama musical, que trascurre en una Feria, una historia con mucho contenido actual en la que los miserables por querer escalar, transan, trafican drogan, firman pactos con políticos corruptos. Allí realizo tres personajes muy diferentes, que me dan la posibilidad de crecer como artista y nutrirme aún más de lo que tanto amo, actuar. Y los sábados a las 21 en espacio Arte Anhelo (Castro Barros 273, CABA) estoy realizando «Latidos, retratos del corazón», una obra musical y adaptación de «El banquete» de Platón, con una estética muy particular y bajo la dirección de mi profesor de canto Rubén Lesgart. También participé en diferentes publicidades para el exterior.
Como productor de televisión me desempeñé en el programa «Fort Night Show» que conducía Ricardo Fort y se emitía por América. Era mi primera experiencia como productor y me permitió aprender muchísimo de cómo es el manejo televisivo. Hasta hace unos meses también me desempeñé como productor en Canal Magazine y actualmente en las obras en las que estoy también pongo un poco de mis conocimientos de producción», grafica.
Germán tiene varios proyectos a futuro, como seguir con «Fantoches» en 2015 y continuar formándose en danza, canto y más actuación.
«Hay que confiar en la capacidad que cada uno tiene para hacer lo que ama, si uno lo hace con dedicación y principalmente confianza, se llega a buen puerto. Para ser libre y ser uno», nos dijo.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE