Insólito: el contador Gonzalez nos mando dos cartas documento… iguales

Edición Impresa » 01/04/2017

El funcionario de la «Gestión Pereyra» pretendió sin éxito desmentir una nota de Mi Ciudad, pero no solucionó la situación denunciada por un vecino de 87 años, al que también intimó por la misma vía.

A lo largo de su trayectoria de casi 65 años Mi Ciudad fue testigo de situaciones insólitas. Pero lo que aconteció en estos días con el Secretario General de Administración y Fiscalización –tal su pomposo cargo- de la Municipalidad de Florencio Varela, Osvaldo Daniel González, fue realmente inédito.
El funcionario de la «Gestión Pereyra» debe estar realmente muy enojado o tiene algún problema de memoria, porque en menos de 15 días nos envió dos cartas documento exactamente iguales. Aunque en el segundo caso, tal vez conociendo nuestros inconvenientes oculares, al menos tuvo la deferencia de agrandar la tipografía utilizada.
La primera está fechada el 6 de marzo, y la segunda, el 20.
En ambas, nos intima a «abstenernos de realizar publicaciones como la que se encuentra en su edición del mes de marzo de 2017 en página 3 titulada «El extraño caso del Sr. Vila» por ser manifiestamente tendenciosa y malintencionada». Además nos acusa de asociar su nombre y cargo «a una hipotética situación irregular planteada por el Sr. Vila en un ámbito no acorde a su derecho conforme las disposiciones administrativas vigentes».
Lo de «abstenernos de realizar publicaciones…» no suena muy democrático, pero, es lo que hay.
Prosigue el Sr. González: «denota el tenor malicioso de la nota periodística el hecho de que se optase por instalar mediáticamente una supuesta situación espúrea sin la más mínima investigación ni constatación de la realidad de los hechos, ni por el presunto damnificado ni por ese medio, el cual en su nota puso inmediatamente en duda la honorabilidad de quien suscribe».
El contador de la «Gestión Pereyra» finaliza exigiendo que nos «rectifiquemos» y amenazando con acciones legales.
Es lamentable que un funcionario al que todos le pagamos su sueldo para que trabaje por nuestra ciudad distraiga su tiempo en intentar silenciarnos y cercenar nuestra libertad de expresión. Máxime en un distrito como Florencio Varela, donde lo único que creció en más de dos décadas de pereyrismo fueron los pozos de nuestras calles.
Más allá de las absurdas acusaciones de González, lo cierto es que Mi Ciudad solo dio a conocer la irregular situación que afecta a un vecino, José Vila, a quien sus boletas para pagar la tasa municipal empezaron a llegarle a nombre de «González Daniel y otros». En el artículo, preguntamos «¿Será este Daniel González el mismo que integra el gabinete del Intendente Pereyra? ¿O se tratará de un homónimo?». Y concluímos: «La pregunta no tiene respuesta por ahora, del mismo modo que no tiene explicación por qué ese nombre está ahora en los impuestos de José Vila. Ojalá que, desde la Municipalidad, al tomar estado público esta cuestión, el asunto quede definitivamente aclarado. Aunque ya se sabe, en Florencio Varela algunas cosas no se aclaran nunca».
De la nota se desprende que hicimos una clara pregunta. Pero, tristemente, en lugar de enviar una respuesta oficial a nuestro interrogante, la Comuna o el funcionario González optaron por esta doble carta documento –triple en realidad, porque por irreal que parezca, el contador también le envió otra al vecino perjudicado- que nada solucionó.
A propósito, ¿no será un poquito exagerado intimidar con una carta documento a un hombre de 87 años, por solo preguntar qué pasó con una tasa municipal?
Si bien ahora queda claro que el González funcionario no es el González de la boleta, todavía nadie pudo explicar por qué desde el Municipio se cambió la titularidad del inmueble del Sr. Vila, que era el propósito de la nota cuestionada, que tanto prurito causó en el funcionario del gabinete pereyrista.
Por eso, Contador González, nada tenemos que desmentir de nuestra nota. Preocúpese por hacer bien su trabajo, que incluye, entre otras cosas, aclarar el problema del Sr. Vila y corregir el error que lo afecta.

 

La Dirección.

 

 

Ver nota "El extraño caso del Señor Vila": http://www.miciudadenlinea.com.ar/nota/20170301-el-extrano-caso-del-senor-vila

 


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE