BAJATE MI CIUDAD EN TU CASA
Sin costo: bajate el PDF de Mi Ciudad y leé la edición de papel.
GRATIS
Bajar

Historia de Florencio Varela

Breve reseña histórica y geográfica de Florencio Varela.
Por Angel Jose Basta y Ramon Cesar Suarez

Origen

 

Don Juan D. Garay en la segunda Fundación de Buenos Aires, repartió las tierras en tres zonas: la Norte, Oeste y Sud correspondiendo a esta última, a integrar los Pagos de la Magdalena (1666), que al dividirse, en el año 1730 pasaron a llamarse Reducción de los Indios Kilmes, convirtiéndose más adelante en el Partido de Quilmes (14 de agosto de 1812).

 

Primer nombre de la zona: "Orqueta Curá"

 

En 1805, José Godoy y Brígida de la Cruz adquirieron a Cristóbal Bellino y Justa Suárez una gran estancia llamada "Orqueta Curá" o Curá Co, nombre araucano. ("Curá" es piedra y "Co "significa agua) ubicada a orillas del arroyo Gaete, hoy Las Piedras. En la mitad del arroyo se entronca con otro curso de agua formando una orqueta natural al unirse tales caudales. Por lo que ese lugar se llamó "Orqueta Curá".

 

"Casa de Tejas"

 

Al fallecer los propietarios de esta gran estancia, es fraccionada para sus herederos; Juan de la Cruz Contreras, queda como dueño del casco de la misma, conocido como "Casa de Tejas", por el material empleado en la construcción del techo. Luego Contreras, contrae matrimonio y tiene varios hijos, algunos de los cuales quedan en el lugar y otros se marchan hacia el interior. Vende fracciones de tierra y comienza a incrementarse un poblado, que al producirse la epidemia de fiebre amarilla en Buenos Aires, en el año 1870 produce un crecimiento mayor, al afincarse nuevas familias que escapan al generalizado mal y las que se dedican a producir, comercializar y transportar en carretas y carros ,"frutos del campo" como se les llamaba en aquel entonces; creando verdaderas riquezas agrícolas-ganaderas. Poco a poco se multiplican los lotes que se dividían en muchos casos por cercos de plantas de zina zina y en otros como el caso de los hermanos Robertson usaban los primeros alambrados traídos al país y que eran de púas, para limitar sus dominios. Se instalan también los primeros comercios y se levantan viviendas, que aunque modestas van formando lentamente un promisorio caserío.
Entre ellas merece un párrafo especial, "La Tahona", molino harinero y tal vez la primera panadería de la zona, el infaltable almacén de ramos generales, con su seguro servicio de pulpería entre otros, donde se encuentraba de todo y hasta al fiado.

 

Pueblo de "San Juan Bautista"

 

Tal es el nombre que impone Juan de la Cruz Contreras a su extensa propiedad, al subdividir las tierras. El mismo es bautizado con ese nombre por el Pbro. José M. Fronteriz y aprobado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires el 11 de febrero de 1873. Dicho pueblo pertenece al Partido de Quilmes. Pero tenía en gestación por cierto oculta un afán de independizarse.
La visión progresista del Fundador, lo lleva a donar una manzana de tierra para Plaza Pública y un terreno para que se construya en él, la Iglesia. Ambos predios, cumpliendo tales mandatos, se erigen como exponentes totalmente concretados, aún en la actualidad.
Es de hacer notar que la "Casa de Tejas", se encontraba calle por medio de La Plaza, lado Sur, es decir sobre lo que es hoy calle Maipú y fue demolida con el correr de los años. En un salón de la misma funcionó provisoriamente una Capillita, donde se realizaron los primeros servicios religiosos católicos, que estuvieron a cargo del Pbro. José M. Fronteríz, de orígen español, que venía de Quilmes especialmente, quien a la postre se radicó en el pueblo, siendo como más adelante se verá, otro impulsor del logro de la autonomía y uno de los principales apoyos a Don Juan de la Cruz Contreras, su promotor. Además fue el primer maestro pago por el Estado Provincial de esta zona, cargo que se le otorgó a partir de 1872.
En 1874 se inauguró la Plaza "San Juan Bautista" en la manzana de tierra que donara el Fundador y que está delimitada por la Avda. San Martín, Maipú, 25 de Mayo y Chacabuco. Pese a algunas tareas de mejoras en los últimos años, encaradas por la Comuna que se encuentra a su frente, pero ya en su moderno edificio, deja mucho de parecerse a aquel paseo público que décadas atrás, se lucía por sus flores, jardines, césped, árboles, figuras de adorno, e inclusive el Monumento a Florencio Varela. Empero todavía se muestran esbeltas e insuperables, diversas especies de añosas arboledas, al igual que la custodia que en las márgenes de su vereda, ¿restaurada? ofrecen los mal llamados "plátanos", algunos muertos de pie, pero no reemplazados.
Otro tanto cabe para el "boulevard" en la Avda. San Martín, aunque éste sigue siendo un motivo de orgullo, que ofrece felizmente mejores condiciones de conservación, no obstante haber sido rotos paulatinamente algunos adornos, lo mismo que ocurrió en la Plaza, con el destrozo total o parcial de los clásicos bancos de madera, que fueron en algún caso reemplazados por la Comuna.
La Vírgen de los Dolores y la Cruz del Redentor, presidían las ceremonias religiosas en esa dependencia anexa a la "Casa de Tejas" y especialmente a la Madre de Dios, se ofrendaban joyas como agradecimiento a los milagros que por su mediación ante El Señor, se producían especialmente en trance de nacimientos, enfermedades, etc.
En 1993, al cumplirse los 120 años de la fundación del pueblo de San Juan Bautista y con motivo de los festejos patronales (24 de junio) los descendientes del Fundador Don Juan de la Cruz Contreras, entregan en custodia a la Parroquia Matriz estas dos reliquias, que ocupan un lugar de privilegio para facilitar su visión a la feligresía y a la vez son depositados en una ceremonia muy emotiva encabezada por el Rev. Padre Juan Santolín, en un nicho construído al efecto en el Templo citado, los restos del Fundador.

 

Nuevo nombre "Florencio Varela"

 

En el mes de octubre de 1886 por resolución Ministerial del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, se cambia la denominación del pueblo de San Juan Bautista, por el de Florencio Varela, siempre perteneciente a Quilmes y respondiendo a un pedido de una Comisión de Vecinos, que en el fondo, busca con otra estrategia, similar meta : la autonomía.
Años después se produciría ésta, como recompensa a tantos esfuerzos y legítimos derechos a progresar, dispuestos sus habitantes a no ser dejados de lado por parte de las Autoridades de Quilmes y sólo tenidos en cuenta, para el pago de tasas y ser puente de intereses económicos y políticos que nada tienen que ver con los varelenses.

 

Partido de Florencio Varela

 

Por Ley Nº 2397, promulgada el 30 de enero de 1891 se crea el Partido de Florencio Varela, con asiento de Autoridades en el pueblo del mismo nombre, el que es ratificado, fijándose los límites por la Ley Nº 2423, promulgada el 15-9-1891; allí tienen singular gravitacion las actuaciones de los Diputados Provinciales Pedro Bourel y Sotero Vazquez, residentes aquí y de gran influencia vecinal, mereciendo agregarse el hecho de que el Gobernador que promulgó la Ley, Julio A. Costa, tendría tierras en este flamante Distrito.
El 18 de febrero de 1892 se constituyen las primeras Autoridades Municipales, conforme a las elecciones realizadas el 17 de enero de ese año, siendo consagrado Intendente Don Guillermo Davidson, descendiente directo de aquellos inmigrantes que sabian que con el trabajo firme, hallarían en este suelo vírgen, la riqueza que premiara su esfuerzo y fe.
La ratificación del pueblo de Florencio Varela como cabecera del Partido del mismo nombre, más la llegada anterior (1884) del Ferrocarril, termina con la aspiración, que a la par tenían vecinos de la zona Sur, en agrupados en el paraje denominado "Los Tronquitos", que haciéndose uso de iguales derechos que los que encabezaran junto al Fundador, Juan de la Cruz Contreras, entre otros muy especialmente el Pbro. José M. Fronteriz y el Dr. Nicolás Boccuzzi, buscaban ser el centro del nuevo Distrito, lo que como la realidad demostró, quedó desvanecida.

 

Otros datos de interés histórico

 

El 8 de enero de 1948, al crearse el Conglomerado Bonaerense, se incluye a este Distrito en el Gran Buenos Aires.
El 22 de junio de 1953 se declara Ciudad al éjido urbano del Partido, asiento de las Autoridades, por Decreto de Promulgación Nº 5731 correspondiente a la Ley Nº 5719 del 11 de junio de 1953.
Por Ley Nº 11.928 del 11-12-96 y promulgada el 24-1-97 fue declarada también Ciudad, la localidad de Bosques, perteneciente al Partido de Florencio Varela.
En 1759 se levanta la primera Capilla Católica por parte de la Compañía de Jesús, que incluye un gran complejo de construcciones, de suma importancia respecto a esa época, algunas de planta baja y primer piso, que posee, además de dicho Templo, dependencias varias, entre ellas las destinadas a las celdas de castigo para los monjes en falta, depósitos, caballerizas, etc. las que pasan a propiedad de la Orden de Santo Domingo, en 1768 cuando se produce la expulsión de los Jesuitas en el Virreynato el Río de la Plata, por orden del Rey de España Carlos III. Esas instalaciones del Convento sirvieron de descanso al ejército inglés en su segunda invasión (junio-julio 1807) y posteriormente desde 1809 cambiaron varios propietarios, encontrándose en la actualidad en penosas condiciones, siendo preciso rescatar ese Patrimonio Histórico, antes de que desaparezcan tales reliquias. El paraje hoy se conoce por "La Carolina" y no se tiene conocimiento del destino que le piensan dar sus actuales dueños.
Cabe destacar que en este lugar se asentó Juan Davidson, terrateniente de origen escocés casado con una dama argentina descendiente de escoceses. De este matrimonio nacieron tres hijos argentinos (varelenses) uno de ellos llamado SirJames Mackenzie, profesional eminente, Oftalmólogo y Radiólogo que desde su niñez se radicó en Londres, Inglaterra, distinguido por ese Gobierno y cuyos descendientes hasta el momento, son parte activa de esa Monarquía; el otro hijo se llamó Diego y se dedicó a las tareas rurales en la gran estancia de su progenitor y el tercero, Guillermo, tuvo una gran actuación política local, llegando a ser el primer Intendente Municipal de Florencio Varela.

 

Otros detalles históricos  

 

El 27 de marzo de 1854 se coloca la piedra fundamental de la Capilla Presbiteriana Escocesa, bajo la advocación de St. John, en la actual Ruta 53 (paraje "La Capilla"), antiguo camino de tierra a Chascomús. (ex Avda. Sarmiento). Se solventa su construcción con el aporte de los creyentes por suscripción pública y la donación del terreno por parte de Don Juan Davidson, y el Templo se concreta rapidamente inagurándose en 1855, sirviendo para realizar los ritos protestantes a los residentes escoceses, ingleses y norteamericanos, de esta zona y de los Distritos de San Vicente, Esteban Etcheverría, Quilmes y zonas vecinas, que llegan en sus medios de transporte a tracción a sangre, puntualmente los domingos y feriados.
Al respecto cabe destacar, que en una improvisada Capilla, en tierra de propiedad del Sr. Juan Brown, próxima al Arroyo Las Piedras, se oficiaban para los ingleses, escoceses y norteamericanos de las inmediaciones, periódicas ceremonias religiosas protestantes, con antelación a la existencia de dicha Capilla.
La Capilla Presbiteriana Escocesa, de la cual se conservan biblias y documentos, etc, fue una de las primeras que fueron construídas en el país al instaurarse la Libertad de Culto.
Hoy ese solar, es de propiedad privada y los restos de la Capilla, se utilizan como galpón, habiendo en éstos momentos un movimiento muy responsable, que coordina esfuerzos de escoceses y varelenses para recuperar ese otro Patrimonio Histórico, que ultimamente ha sido escenario de reuniones fraternales típicas y actos de relevancia, con un marco de gran concurrencia.
Los servicios religiosos se dejaron de oficiar en esa Capilla a principios del siglo XX y durante el año 1953 se levantan el púlpito, bancos y demás instalaciones, como documentos varios, los que son trasladados a otros Templos Presbisterianos, pasando el dominio por su venta, a manos totalmente privadas.

 

Siguen los secretos del pasado y se suman hechos del presente

 

El 6 de enero de 1878 se coloca la piedra fundamental de la Iglesia Apostólica Romana "San Juan Bautista", Parroquia Matriz en Florencio Varela de tal credo, siendo padrinos de la misma, Don Juan Vazquez y Sra. que presidía la Comisión de Damas que la auspició.

En 1999, con motivo del Centenario de la designación de Parroquia fue reconocida como Patrimonio Histórico y Cultural de parte del Gobierno Bonaerense, siendo Obispo de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui Monseñor Jorge Novak y custodio del Templo el recientemente designado por su Santidad, el Papa Juan Pablo II, como Monseñor Juan Santolín, quien se ordenó sacerdote entre tantos otros, en el mismo año del hoy Santo Padre.
Entre los años 1970 al 1986 la Iglesia fue ampliada en dos naves laterales entre otras importantes mejoras.
En 1884 se habilita en forma oficial el Ferrocarril Oeste, lo que permite unir por un sendero de brillantes vías, Haedo con Villa Elisa y por ende la Estación San Juan (hoy Florencio Varela) Casi de inmediato esa línea Ferroviaria cambia de dueño y es denominada F.C. del Sur, siempre de capitales ingleses. Posteriormente con dicha compra se unen las Estaciones José Mármol con Temperley.
También en ese año se crea el Juzgado de Paz del Pueblo de San Juan Bautista, recayendo el nombramiento en Don Alejandro Villa Abrille, otro de los muchos meritorios militantes de la deseada autonomía. Es de hacer notar que dicho Juzgado de Paz fue una de las contadas excepciones que de tal tipo se efectuaron ya que todavía se dependía del Partido de Quilmes, el que por su parte tenía el suyo.
El 11 de octubre de 1910 se anexan nuevas tierras al Partido de Florencio Varela y el 16 de diciembre de 1993, al crearse el nuevo Distrito de Presidente Perón, se pierde una pequeña superficie de la zona Sur Oeste, prácticamente en su totalidad campestre., de 16 Km.2. En 1891 nuestro Distrito tenía una superficie de 171 Km. 2. En 1910 se agregaron unos 33 Km.2, más llegando en 1994 a una superficie aproximada de 204,39 Km. 2.

 

Superficie

 

Por lo tanto, la superficie actual de Florencio Varela es de aproximadamente 188,39 Km.2., dividida en casi cien barrios o villlas, algunas próximas a transformarse en Ciudades -como lo es Florencio Varela Centro- y Bosques, o localidades, algunas con ciertas fundamentaciones para obtener igual rango, como Cruce de Florencio Varela; Estanislao S. Zeballos, (que cuenta con Estación Ferroviaria); Gobernador Julio A. Costa (que tiene una Parada Ferroviaria) La Carolina, La Capilla, Gobernador Monteverde (que antes contaba con servicio ferroviario provincial Avellaneda-La Plata); Villa Vatteone, Villa Susana, Villa del Plata, Villa San Luis, Villa Esmeralda, Villa Brown, Villa El Parque, Villa Lopez Romero, Villa Aurora, Villa San Emilio, Villa 9 de Julio, Villa Martín Fierro, Villa Mónica Nueva, Villa Mónica Vieja, Villa Santa Rosa, Villa Cirio, Villa Angélica, Villa La Sirena, Villa Mayol, Villa Presidente Avellaneda, Villa Gral. Belgrano, Villa San Jorge, Villa Hudson, Villa San Martín, Villa Ing. Allan, Villa La Capilla, Villa Don Orione, Villa Santo Tomás, etc.
El 9 de Julio de 1905 se colocó la piedra fundamental para el primer edificio propio destinado a sede de la Municipalidad, en Chacabuco y 25 de Mayo, cuya construcción estuviera a cargo de Carlos S. Borsani.
La misma funcionó durante largos años y a pesar de las usuales tareas de mantenimiento de que fue objeto, se fue deteriorando con el transcurrir del tiempo, llegando a alcanzar el problema tal gravedad, que obligó a tomar la drástica determinación de dejar paliativos y decidirse a una reparación formal, lo que ocurrió durante la Intendencia de Don Luis Calegari, llamándose a Licitación, para efectuar los trabajos necesarios, realizándolos durante 1953-54, trasladando las actividades oficiales aprovechando el receso del verano, a la Escuela Nº 1 y luego ante la inminencia del acto lectivo, a una nueva mudanza, esta vez a los Salones de la Sociedad Italiana "La Patriotica", en la calle Monteagudo 21, la siempre acojedora entidad, que en la actualidad es la más antigua de las existentes en el Distrito, donde fue fundada en 1899.
Terminados los trabajos se hizo el traslado definitivo a la Comuna original, que presentaba un aspecto acorde a las necesidades imprescindibles en ese entonces, satisfaciendo las necesidades del caso, siempre en un marco de modestia edilicia pero respetable.
Hace algunos años, durante la gestión municipal del Intendente Cnel. Enrique M. Grazzini, en 1967 se inició en el terreno baldío existente al fondo de la Comuna, la construcción de un nuevo edificio, acorde a las necesidades que el progreso exigía.
Siguieron pasando los gobiernos civiles y militares y así llegamos a un traslado parcial de las Autoridades Comunales, al nuevo edificio, a pesar de que seguía en construcción. Allí se instalaron paulatinamente entre otros despachos los del Jefe Municipal, Secretarios, Departamentos de Recaudación, Contaduría, Compras, Personal, Salón de Acuerdos, Prensa, Catastro, etc. no así el Honorable Concejo Deliberante.
Este siguió funcionando desde el retorno de la Democracia, hasta hace pocos años en el tradicional edificio de 25 de Mayo y Chacabuco, el que sin duda alguna no contaba con las comodidades mínimas para un normal desenvolvimiento de su misión. Fue así que tras emotiva sesión de despedida que selló una época en que los D.E. y D. Deliberativos compartieron, se trasladó éste último a su nueva sede, ubicada en los ex Laboratorios de Y.P.F., propiedad de la Universidad Nacional de La Plata, con dependencias debidamente acondicionadas, conforme a las exigencias de sus Autoridades Directivas, Bloques Partidarios, Oficinas Administrativas, el Recinto de Sesiones del Honorable Cuerpo; también se asentaron allí las dependencias del Juzgado de Faltas y la Comisaría de la Mujer.
A su vez el edificio de la ex Comuna, fue destinado a ser sede de un Museo Artístico e Histórico de Florencio Varela, antigua aspiración lugareña, que mediante el esfuerzo de una calificada Comisión Vecinal y con medios propios, ha realizado importantes obras de reparación del antiguo inmueble, consagrado Monumento Histórico Provincial, el que les fue transferido oficialmente.

 

Otros detalles de interés de Florencio Varela    

 

La población actual en el Distrito oscila entre los 320.000 a 350.000 habitantes, siendo uno de los considerados "bolsones de pobreza", especialmente en razón de los asentamientos, que desde la década del 70 han usufructado de importantes extensiones de tierra, con o sin dueños, subsistiendo muchos de sus habitantes precariamente y cambiando la faz de este Partido notoriamente, que era de gente de diversa condición social, pero respetuosa de los derechos ajenos y orgullosa de sus tradiciones, sin discriminaciones raciales, políticas o religiosas.
Florencio Varela cuenta con importantes comercios e industrias, habiéndose procurado aunque no siempre, evitar las actividades contaminantes. Distintas instituciones de enseñanza, públicas o privadas, aseguran satisfacer las exigencias del presente y futuro inmediato, en todos sus niveles, teniendo delegaciones de Universidades y Colegios Religiosos y Privados.
En materias de nuevas Escuelas, Aulas, y Salones Multiusos, hubo importantes avances en los últimos años, al igual que el acceso pavimentado a casi todos los colegios y las reparaciones reclamadas, no han sido todas satisfechas.
En materia de transporte público, es notorio el resurgir del ferrocarril denominado ahora Metropolitano Roca, no sólo en lo que respecta al cumplimiento de los horarios de sus servicios, pese a los deteriados y viejos trenes, con una renovada Estación y pasaje subterraneo limpio e iluminado, nueva Parada entre Bosques y Gutierrez, llamada San Rudecindo, que beneficia a numerosos usuarios, barreras harto reclamadas que costaron muchas vidas y que al fin fueron realizadas. más iluminación pública; la Comuna ha instalado varios de los semáforos que se solicitaban desde hacía años pero no siempre estos se respetan. El pavimento ha llegado a innumerables zonas, al igual que los servicios de telefonos, gas natural, cloacas y agua corriente, aunque al respecto hay inusitados cortes lo que también ocurre con el suministro eléctrico.
Los medios de transporte han mejorado. El Halcón y la Línea 30 de Agosto, conocida como "la 500", el Expreso "La Colorada", la Empresa 324, al igual que los ramales del "Transporte Río de la Plata" y San Vicente, cumplen su cometido en forma eficiente. En cambio la aparición de los denominados "truchos" es un problema que no tendrá solución, hasta que dejen de contar con la impunidad de que hacen gala.
La existencia de añosos árboles le da a la Ciudad y a otros centros del Distrito, una garantía en lo que respecta a la oxigenación, pese a que muchos ejemplares y a pesar de la prohibición existente, suelen ser inexplicablemente talados de un día para otro, eludiéndose las multas a que serian pasibles los infractores, muchas veces próximos a la Municipalidad misma.
A pesar de anuncios respecto a planes de reforestación, practicamente tan imprescindible acción no pasa de ser una promesa, para el Día del Maestro, que coincide con el Día del Arbol, celebración simultánea pero en este último caso practicamente anulada del calendario.
El Hospital Materno Infantil "Mi Pueblo" que hace 26 años sólo fuera un anhelo, que inspirara Juan Carlos "Coco" Ghio y apoyara la casi totalidad de la población, cumplida una primera etapa al término de la Intendencia de Oscar S. Mingote se materializó finalmente en el Hospítal Mi Pueblo de Agudos, que es municipal y que al fin del 2000 encuentra a profesionales y auxiliares, siempre acompañados por la entidad que le diera "el soplo" de vida y la meritoria labor de la Cooperadora, con medios económicos municipales satisface la demanda vecinal actual, pero exige desde ya la toma de medidas para enfrentar el futuro inmediato.haciendo verdaderas proezas para satisfacer las crecientes necesidades de la población.

 

El Cementerio, las Bibliotes, etc

 

Producto en su inicio de una donación más de Don Juan Davidson y cuya construcción llevó a cabo en su origen la firma local Agustin Borsani e hijos, tiene los usuales problemas, pese a que la existencia de Cementerios Privados en las inmediaciones, no han dejado de influir en disminuir las evidentes necesidades del Campo Santo local, donde especialmente en las fechas en que debería imperar el recogimiento, reina dentro y fuera del mismo, un verdadero pandemonium como paradógica jornada, con la complicidad que implica la omisión del control municipal
La existencia de instituciones particulares como el Centro Cultural Sarmiento y la Biblioteca Infantil Nelly Cerignale de Di Cecco, constituye desde hace más de 80 años, con otras como "Almafuerte" y anónimas pero igualmente útiles en distintos colegios, un verdadero oasis para saciar la sed de saber y poner al alcance general, el material bibliográfico requerido, el que es continuamente aumentado, en manera especial de resultas de erogaciones que surgen de cuotas sociales, beneficios, donaciones, etc.
Los credos religiosos se multiplican, aunque es notoria una supremacía en la práctica del Catolicismo Apostólico Romano, donde las Parroquias son más de 20 y las Capillas otro tanto, especialmente desde la creación del Obispado de Quilmes,que encabezó hasta su muerte Monseñor Jorge Novak, que debió asistir a la pérdida física del Obispo Coadjutor Monseñor Gerardo Tomás Farrel.
Iglesias Evangélicas Bautistas, algunas desde años arraigadas, sirven la Fe de sus creyentes, el Centro Cristiano Misionero, al igual que otras religiones, entre ellos Los Mormones, Los Testigos de Jehová, hasta un grupo respetable de Budistas en la actualidad sin Templo, pero decididos a levantarlo. etc. no habiendo en nuestro medio, situaciones de antagonismos o roce alguno, lo que no deja de ser una Bendición.
Sin duda la existencia del monumental Templo "Dios Padre" de los Santuarios dedicados a la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de Schoenstatt, al que concurren para participar de sus oficios y ceremonias, retiros espirituales, etc. miles de personas desde todos los lugares, marca sin duda la iluminación de aquellas dos pioneras marianas, las Religiosas Ignolda y Techildis, que llegaron el 21 de junio de 1951 a un inmenso baldio, en forma de triángulo, cubiertos de pastos de más de un mero de altura y donde sobresalían, como señalando un sendero, dos hileras de pinos y que indujeron al creador de la Congregación, Padre José Kentenich, a exclamar espontanéamente cuando lo viera por primera vez : "Esta es tierra de María".
Las tareas rurales, especialmente centradas en la explotación de la floricultura y horticultura tienen gran importancia en el Distrito, habiéndose notado un cambio en quienes muestran ahora cierta mayoría en tales producciones; ya sea en carácter de propietarios o arrendatarios, son de origen boliviano, cuando antes esa supremacia se daba en japoneses o descendientes de éstos, italianos, portugueses, españoles y algunos de origen criollo.
Hay también una especial explotación de frutas, especialmente frutillas y frambruesas, como así también duraznos, naranjas y ciruelas, aunque no en la proporción del ayer. Ahora hay quienes muestran preferencias al cultivo del kiwi.
La ganadería no es descuidada y el suministro de leche, a las empresas autorizadas para su explotación, tampoco están ausentes, aunque se añora "el ordeñe diario años ya, frente a la casa del cliente", como lo hacía hasta los últimos tiempos "La Sinforosa", popular vecina asentada en las inmediaciones que se movilizaba cuando no cumplia su recorrido laboral, en sulky.
Los cultivos de pastos tampoco faltan en nuestro medio, especialmente los campos de alfalfa, clásicos como siempre. La avicultura alcanzó un nivel singular, ya sea en el producto de aves o huevos. Otro tanto ocurre con la apicultura y la producción de conejos, de tan alto rinde.

 

El árbol y el escudo del partido...

 

El árbol simbólico del Partido de Florencio Varela, es el "Tarumá", en homenaje al gran escritor Guillermo Enrique Hudson, que lo eligió, no obstante sus "25 Ombués" y lo destacó en uno de sus hermosos libros. Un retoño del mismo se encuentra en la Plaza frente a la Escuela Nº 1. Nuestro escudo comunal fue desde 1944, el "Monumento a la Bandera" con ligeras modificaciones en sus distintas impresiones, ya sea en el uso de estampillas o papeles municipales. El Monumento, que abre en dos el boulevard de la Avda. San Martín, donde se luce el clásico cóndor y donde ondea en diversas circustancias la enseña patria, que construyó Don Simón Sperandio, no responde a una antojadiza acumulación de bloques de , sino a una línea semejante al paso de los Andes por el General San Martìn, es comunmente llamado "El bicho canasto". Omitir ese calificativo generalizado sería como traicionar la tradición varelense y no encierra de seguro menoscabo alguno para el motivo principal que impulsó su creación en 1938, solventada por suscripción popular. Pero desde 1981 - Ordenanza 612 - el símbolo de nuestra Municipalidad (cuando también quedaron caducas las estampillas para el pago de tributos) fue reemplazado por el actual, de resultas de un Concurso Público y en él se sintetizan los principales signos de nuestra realidad, la ganadería, el arroyo, las letras, etc.

 

Algunas curiosidades 

 

En tiempos en que Don Juan de la Cruz Contreras se hacía cargo del casco de la estancia "La Casa de Tejas" todavía habitaban en las inmediaciones del arroyo de Las Piedras, sin duda una ubicación razonable para el uso del vital líquido, entonces incontaminado, aborígenes ajenos a aquellos que los Colonizadores Españoles trajeron del Norte del país y que dió lugar a la Reducción de los Indios Kilmes, utilizando su denominación real, luego transformada en Quilmes. Se trataba del resto de poblaciones autóctonas, tal vez resabios de aquellos terribles malones. Tal es así, que en una circunstancia cuyos detalles totales se ignoran, pero quedan serios recuerdos sobre el episodio y hasta la prueba del delito, Juan de la Cruz Contreras, en una de sus caminatas por estas tierras que parecian morir en el horizonte, fue de pronto atacado por un indio, que con fines obvios le arrojó una lanza. Felizmente el Fundador salvó el problema y el agresor huyó a caballo "pelado". El arma aunque rústica, está en custodia de sus descendientes, hasta la oportunidad de pasar a engrosar el Museo Artístico e Histórico de Florencio Varela.
Entre los años 1911 y mediados de los años 1920 funcionó en este Distrito, sin duda como promoción a un importante fraccionamiento de tierras, un tranvía tirado por caballos, que hacía un servicio de pasajeros entre la Estación Ferroviaria local del Sur, al límite de Villa Vatteone, que de esa manera se vió positivamente influenciada a cambiar su fisonomía de campos cultivados con cereales y montes de frutales o baldíos, con algunas edificaciones que anunciaban sin duda, el progreso que hoy muestra ese sector varelense y que le permite contar con una de las instituciones más antiguas del Distrito, el hoy Club Villa Vatteone, ex Sociedad de Fomento "Juventud Unida".
A fines del siglo XXI en una estancia aún existente en Villa San Luis, sobre la Avda. Los Inmigrantes, existió uno de los primeros ascensores a tracción a sangre humana del país. Era propiedad de los Hermanos Robertson y era manuable; los movimientos de ascenso y descenso, los efectuaban peones. Contaba con poleas y se sostenía por rieles de guía, encontrándose en el exterior del edificio. Al llegar al primer piso, podemos observar aún hoy, aunque clausurada, una puerta que da a la casa y que se comunicaba al interior de la misma por un amplio pasillo, también en la actualidad existente.
Este ascensor fue instalado para movilidad de la dueña, una persona de edad, que era paralítica y que se movilizaba en silla de ruedas. Se dice que un hombre de color, extremadamente fornido, se encargaba a diario de ese menester. La mujer, era descendiente de los primeros pobladores que arribaron al lugar, especialmente de origen escocés, inglés, nortamericano, que inmigraron atraídos por el Gobierno de Martín Rodríguez, cuando era Ministro, Bernardino Rivadavia, el que sugirió a los Sres. John y William Robertson, convocar a sus connacionales, llegando así entre estos, muchos que se arraigaron aquí, como los Davidson, Hudson, Robson, Young, Brown, los que adoptaron como propia esta tierra, sumándose a sus costumbres pero no renunciando a su credo protestante.

 

La "Córdoba chica"

 

Así se le decía a Florencio Varela por su clima, flora y tranquilidad, especialmente entre los años 1910-1950. Todas las temporadas de verano llegaban visitas a estas tierras, ocupando amplias residencias o casaquintas construídas al efecto, donde el canto de los pájaros o el de la infaltable chicharra siestera, era lo único que quebraba la ansiada quietud, con esos hermosos tilos en la Monteagudo y los naranjos silvestres, que se plantaron frente a las casas, frutales que nadie cuida pero que aún sobreviven, perfumando el ambiente con sus azhares, desechando sus amargos frutos, que en tiempos vendiera la Municipalidad a alguna Fábrica de Dulces, pero que motivaron al parecer, la intervención del Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires, porque la Comuna, en 1948, durante la gestión del Intendente Eduardo Villa Abrille "no había llamado a Licitación Pública para adquirirlos..."

 

Las casas históricas

 

Muchas se encontraban ubicadas en lo que es hoy el radio céntrico y otras en las zonas suburbanas, especialmente las que se ubicaban frente a la Ruta Provincial 53, ayer Avda. Sarmiento en la actualidad Avda. Eva Perón. En verdad, que los que tuvimos la suerte de conocer aquellos tiempos, éste sí que "era un lugar lindo para vivir..."
Muchos son los apellidos o "sobrenombres" que recuerdo de aquella época, aunque solamente mencionaré algunas de ellas. Sin duda el Gran Castillo de Otto Franke, sobre el camino Gral. Belgrano y próximo a la Avda. del Trabajo, era un edificio de magnatismo singular. Sus formas exteriores eran un claro anticipo de su estructura interna, donde existía, en la torre más alta, un cuarto totalmente cerrado de espejos, que dejaba recluído a su eventual ocupante, en la soledad que sólo interrumpia su asombrada imagen, en numerosas y repetidas posturas.
Su destrucción se debió a problemas vinculados por la sucesión.
También resultó un visible exponente, la edificación destinada a los Laboratorios de Yacimientos Petróliferos Fiscales, cuya piedra fundamental fue colocada el 13 de diciembre de 1940, quedando la extraordiaria obra, hoy propiedad de la Universidad Nacional de La Plata, inaugurada en una importante ceremonia el 25 de diciembre de 1941, hallándose presente altas Autoridades Nacionales, Provinciales y Municipales, como así Directivos de Y.P.F.
Si bien se había anunciado la asistencia del Presidente de la Nación, Dr. Ramón S. Castillo, que en su carácter de Vice Presidente, había reemplazado por acefalía al titular Dr. Roberto Ortiz, lo que constituiría dada si máxima investidura, un hecho trascendental y entonces único en el Distrito, el Primer Mandatario no concurrió siendo representado especialmente por el Ministro de Agricultura Dr. Daniel Amadeo Videla, hallándose además el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Rodolfo Moreno y el Intendente Municipal de Florencio Varela, Dr. Pedro V. Pelento y una gran concurrencia. También merece un párrafo una edificación antigua con perfiles de Castillo, situada en España y Aristóbulo del Valle, cuyas dependencias principales supimos que fueron ocupadas al menos en los años 1950-60 por la familia Baliani, compuesta por un matrimonio relativamente joven con el que convivía el padre de aquel, el entonces Sub Jefe del Registro Civil de las Personas, Don Américo Luis Baliani, un funcionario siempre dispuesto a servir cordialmente a la comunidad, lo que era común en las dependencias oficiales locales. También vivian allí, en lugares posiblemente destinados a los caseros, la Sra. de Hasperue con sus hijos, al fondo del inmueble y frente a la calle España. La familia Mortola era la propietaria de ese pequeño Castillo.
El "Barrio de los Artistas", comprendía hermosas casaquintas con añosa arboleda y no menos atractivos jardines, en su mayoría chalets, ubicados en un tramo de la Avda. Hipólito Yrigoyen, no más de tres cuadras de la vital arteria; algunas de tales fincas en la actualidad existen. El mismo fue refugio temporal de artistas nacionales del Teatro, Radio y Cine, como Olinda Bozán, Oscar Valicelli, "Paquito" Bustos, Pablo Palitos (aquel el que entraba a caballo en el escenario de la calle Corrientes) y que llegaron a ser propietarios, accesibles a sus vecinos y que afectos a agasajar a sus pares en sus confortables casas, para sorpresa de muchos.
Al margen de ello, no podemos dejar de destacar la tradicional residencia que hoy ocupa "La Morada" que fuera de la Flia. Lopez Bolasel y de la Flia. Tomaghello, luego por corto lapso sede de tres Confiterías Bailables y posteriormente de una Clínica Traumatologica, en Monteagudo 517; en la actualidad los feriados o vísperas es cita obligada de un fiel sector de la juventud varelense. También tenemos presente, "Villa Juanita", con sus fuentes y jardines, que nos remontan al pasado y que abre sus puertas originales en Avda. Eva Peron 5153, bien cuidada pero manteniendo su belleza de origen, donde los Covelli, suelen convocar a juventudes de todos los tiempos. Y debemos recordar la ex casa quinta del gran boxeador Luis Angel Firpo, aquel "Toro salvaje de las pampas", que en pleno Estadio Madison, en Estados Unidos, tiró de un trompazo fuera del ring, al campeón mundial de los pesos pesados Dempsey, al que tras "segundos que fueron minutos" retornaron sus parciales al cuadrilatero, y que trás el insólito trance sufrido, terminó venciendo a quien había hecho tal hazaña nunca igualada; pelea que fue seguida por miles de ilusionados argentinos mediante la radiofonía, que no estaba en ese entonces al alcance de todos pero que llegaba a muchos, mediante altavoces ubicados estrategicamente en la Avda. de Mayo. ¡Y pensar que era el mismo Firpo, el que me vendía naranjas, fruto de los árboles que poblaban esta abandonada finca, en la entonces Avda. Sarmiento, hoy Avda. Eva Perón, para que mi padre Angel Basta, elaborara los helados en la Confitería "La Estrella de Varela", sita en Monteagudo 116, donde además vivíamos, en los años1938-48!.
Asimismo voy a recordar, la casa quinta "San Carlos", de ese genio de la ciencia argentina que fue el Dr. Carlos Galli Mainini, sobre la calle Quintana, entre Avda. Eva Perón y Corrientes, que en gran parte aún se conserva, incluso manteniendo su color de origen, su portoncito de acceso y su galería de rosas. El Dr. Galli Mainini fue el inventor de la reacción del embarazo que lleva su nombre y que fue de universal reconocimiento y utilización, hasta que la modernidad, terminó con el suplicio a que se veían sometidos los nada simpáticos batracios. El nombrado cientifico ocupaba toda la manzana que en su casi totalidad es en la actualidad, del Instituto Santa Lucía, en Avda. Eva Perón (ex Sarmiento), Quintana, Pueyrredón y Corrientes.
"El Castillo del Abuelo". residencia ubicada en la calle Quintana, edificada para el Director-Fundador del Instituto Biológico Argentino, Dr. Silvio Dessy; después sede de una Industria de Placas Fotográficas y Radiográficas :La SAF", de breve trayectoria y que al sumarse la FIFA, (hoy Agfa Gevart) hicieron de Florencio Varela el centro nacional principal de tales productos, incluso de América Latina; Posteriormente, luego de que de se recogiera su valioso nombre, para perpetuarlo en un Colegio de Enseñanza Media Nº 1, sirvió su solar e instalaciones para lo que él -aunque en otra disciplina- se había dedicado en toda su vida, la investigacion, la enseñanza, la cultura.
También todavía quedan en actividad aunque a un ritmo más reducido que cuando fueran inauguradas en 1910 las instalaciones del Instituto Biológico Argentino, en jurisdicción de la Villa Santa Rosa, que contaba con equipo energético propio y estaba compuesto de varios edificios, sin duda respondiendo a dispares necesidades, donde resalta aún la riqueza arquitectónica que a través de los años no perdió atracción.
Dicho Laboratorio contó en sus inmediaciones con un barrio de casas para su personal, como así también sobre la Avda. Sarmiento, del entonces popular Club del Instituto, donde se realizaban numerosas reuniones sociales, culturales, deportivas, entre ellas consagradas figuras internacionales.
La Casa Quinta "María Rosa", que ocuparan por años los esposos Félix Evaristo Rodriguez y Graciana Bidart, el nombrado Intendente Municipal en el periodo 1936-1939, donde vivieron sus hijos, todos descollantes por sus virtudes personales, más allá de los pergaminos y titulos que en su trayectoria obtuvieran, Eduardo, Modesto, Guillermo, Ernesto y María Rosa. Su ubicación en Avda. Eva Perón y Cabello, limitada en parte por el Ferrocarril Metropolitano Roca.
En en el mismo sitio habrá de funcionar el Juzgado de Menores, conforme a disposición gubernamental provincial del 2000.
El Chalet de los Bassagasteguy, edificado desde siempre.., en la esquina de Belgrano y Lavalle de esta Ciudad, se fué desgranando de pobladores a consecuencia del transcurrir incesante de los años. Tuvo sus momentos de gloria y de esplendor y constituía para quien "iba al otro lado de las vías", en pos de Villa Vatteone, no común, una edificación majestuosa que no podía pasar desapercibida, por sus características singulares, sus techos de tejas grises, grandes jardines. donde no faltaban los jazmines y las orquídeas, cuando los dueños de casa vivían y disfrutaban junto a sus vecinos. esos momentos irrecuperables. Y así se llegó al día en que el fuego, provocado vaya a saber por quien, terminó implacable en gran parte con él, pero como buen "vasco", quedó en pie, ante la impotencia general y el dolor de su última ex ocupante, asistiendo atónita, impotente como la acción de los Bomberos y compartiendo el dolor con sus vecinos, más que al final del inolvidable Chalet, al fin del Siglo XX.
No puedo olvidar en esta breve síntesis la finca de singular estilo que ocupara el Dr. Luis Bravo Zamora, que estaba ubicada en la Avda. Vazquez "hoy Pte. Perón" casí Pringles, siendo su particularidad la gran cantidad de vidrio que ostentaba.
Florencio Varela contó con otras hermosas casas quintas, que por razones de espacio no podemos incluir, entre las que recuerdo la de Soler, en Monteagudo y Boccuzzi; la de Villa Abrille, en 25 de Mayo, Newbery, Pedro Bourel y Ayacucho; la de Eguren, en Ayacucho; la de Cabello, en Bmé. Mitre y España, la del abogado Dr. Saenz en Villa Vatteone, donde pasaba sus temporadas de descanso su amigo el poeta Carlos Guido Spano, la del Dr. Gerónimo Spagnol como la de la Flia. Dessy-Schivianini, ambas linderas y ubicadas en la calle Lavalle y que aún se mantienen, entre otras la famosa casa quinta que eligieran las Hermanas Franciscanas, en Maipú y 25 de Mayo, para realizar la obra del fundador de su orden Faustino Mennel.

 

Personalidades del ayer

 

  • DR. JUAN V. GONZALEZ

Primer médico diplomado en la Argentina. Residió, vivió y ejerció su profesión en Florencio Varela. Su solidaridad para con un colega quilmeño, que había sufrido un grave accidente ferroviario, le restó largos días en el ejercicio del arte de curar e innumerables horas de descanso, pero enriqueció los quilates de su personalidad. Sus restos mortales descansan en el Cementerio local.
Su título profesional otorgado por la Universidad Nacional de Buenos Aires está totalmente escrito en latín.

 

  • DR. NICOLAS BOCCUZZI

Vivió y ejerció su profesión en Florencio Varela
Era de origen italiano. Fue un médico ejemplar e incluso uno de los gestores, junto a Juan de la Cruz Contreras, el Padre José María Fronteriz y otros no menos destacados vecinos, de la autonomía de estas tierras. El Partido de Florencio Varela nunca podrá pagar la deuda moral que con hombres de su talla tiene. Sus restos descansan en el Cementerio local.

 

  • DR. SALVADOR RAMON SALLARES

Nació en Entre Rios pero vivió y ejerció hasta su muerte, la profesión de médico en Florencio Varela. Le llamaban con todo cariño y justicia "el Galeno". Tuvo singular influencia en la política local siendo prácticamente el "Jefe del Radicalismo". Conoció después del Golpe Militar del 6 de septiembre de 1930, el presidio en la Isla Martín García. Pero la injusta condena sufrida por otros correligionarios, contrariamente a lo que ocurriera con el Presidente Hipólito Yrigoyen y demás radicales, algunos recluídos en Usuhaia, recién se produjo años después de aquella Revolución. Alli brindó el 1º de enero de 1934 por un mundo mejor, junto a muchos correligionarios confinados en aquellos Galpones inhóspitos de chapas oxidadas. Sus restos descansan en la necrópolis local, donde convergieron todos los matices, unidos por el dolor, para rendirle justo homenaje. Su última morada constituye el monumento más importante de la necrópolis local.

 

  • DR. SILVIO DESSY

De origen italiano, profesor y médico, años antes de 1900 se incorporó a la ciencia argentina contratado por la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires, junto con otra eminencia el Dr. Mercanti, se desempeñaba en el Instituto de Higiene Experimentales en 1898. Fundó el Instituto Biológico Argentino donde realizó importantes investigaciones y descubrimientos. Residió y trabajó con sueros y vacunas en su Laboratorio en Florencio Varela. Sus restos descansan en la metrópoli. Dejó como herencia un apellido que permanentemente es honrado por sus descendientes. Es el mejor de los tributos a su memoria. Se aspira a que sus restos puedan ser trasladados de la metrópoli donde descansan, a Florencio Varela.

 

  • DR. CARLOS GALLI MAININI

Profesor y médico, descubridor de la reacción que lleva su nombre y que determinaba mediante su invento, universalmente y exclusivamente utilizado, el embarazo, experimentando en cada caso con un sapo, hasta que surgieron décadas después y de resultas de los adelantos de la ciencia, otros sistemas. Pasaba invariablemente los veranos en su quinta en nuestra Ciudad, donde reponía fuerzas en contacto con la flora que lo custodiaba y complementaba su acción profesional, con su vocación artesanal de carpintero, habiendo al respecto dado muestras también de sorprendentes condiciones.

 

  • LEOPOLDO LUGONES

El famoso escritor argentino, el "de la hora de la espada", era un habitué en nuestra Ciudad, cuando ésta estaba lejos de serlo. Se dice, que perticipaba de reuniones conspirativas en el Castillo que se levantaba en la esquina de Aristóbulo del Valle y España. Allí, según información fidedigna, se reunián por las noches en torno a una amplia y sólida mesa quienes eran afectos a los botas y no a los votos.
En esos tiempos se estaba incubando el primer golpe militar a la soberanía ciudadana, el que se concretaría el 6 de septiembre de 1930.

 

Los cinematógrafos que teníamos...

 

Comenzaremos por el Cine Astor, que funcionaba en la Sociedad Italiana "La Patriótica" (siendo su primer nombre "La Patriottica" que además de la entidad fue concesionada por un tiempo a la Flia. Paz entre otros) en la calle Monteagudo 21 y que estaba a cargo del empresario capitalino Don Nicolás Di Fiore. Sólo clausuraba temporalmente su programa de funciones, cuando advenía El Carnaval, y el espectáculo no se veía, "se vivía." Encargados de esta Sala fueron entre otros los Sres. Osvaldo Haaker y Matias Lopez.
Luego contamos casi a la par, con el Cine Palais, de propiedad del Sr. Ernesto Ezequiel Mayol Zapiola, que funcionaba en la calle Dr. Salvador Ramón Sallarés, (donde tuvieron también participación entre otros, los vecinos Calvi, Peite) que era de dimensiones más reducidas pero muy familiar, hasta que no faltó que alguien sumara su propia silla, a falta de ubicación y el GRAN REX, en la calle España 57, constituída por una sociedad de calificados vecinos varelenses, que inauguró sus actividades con el film "El Manto Sagrado", resultando el acto todo un suceso. Posteriormente fue declinando con los años el interés de las familias locales para con la programación dispuesta y los usuales actos condenatorios de que eran protagonistas espectadores jóvenes, más deseosos en molestar que en seguir el curso de los distintos filmes. Su programación, declinó enormemente, aunque estaba dedicada a una concurrencia acorde con aquellos negativos personajes hasta desaparecer. Ultimamente fue arrendado por el Centro Cristiano Misionero, que muchas veces cedió la sala para espectáculos en beneficio de la niñez, organizados por la Comuna.

 

Deportistas de ayer y de hoy

 

Muchos han sido los deportistas que se han destacado a lo largo de los 110 años de historia del Partido de Florencio Varela. Entre ellos y como homenaje a quienes dedicaron gran parte de su existencia a competir en alguna disciplina, logicamente alentados por la meta el triunfo, pero siempre limitándola al juego limpio, se puede mencionar pidiendo perdón por las inevitables omisiones a los siguientes:

 

  • Fútbol

Raúl Emilio Bernao, que brilló en Independiente. Lala Luz a quien le faltaron sólo algunos centimetros para ser un grande. Sergio Bustos, que jugó en Alemania, "Nano" Salgado, iniciado en el Baby de Defensa y Justicia en 1948 y dirigido por Ramón César Suárez y triunfante en Racing. Julio Alas en Boca y en España. Fernando y Carlos Parenti y Juan Albarellos, también en la superior de Racing, consagrándose campeones; Horacio Roselli en Deportivo Español y en Defensa y Justicia; Sotero Belmonte, figura de la primera de Huracán. José Tiburcio Serrizuela, primera de Racing y Campeón Mundial con la Selección Nacional; Juan José Serrizuela, su hermano menor, Campeón del Mundo con el Seleccionado Juvenil dirigido por Pekerman y figura en la Primera Categoría de Lanús, quien tras una breve actuación en España, se incorporó en San Lorenzo de Almagro. J.C.Zuñiga y Aldo Paredes, integrando las divisiones superiores de San Lorenzo de Almagro. "Zapatilla" Sánchez, en la Primera de Boca , luego en Alemania y en el 2000, en Defensa y Justicia. Leandro "Nano" Alas, en el Club Merida, de España. Carlitos Calvi y los grandes nombres del eterno y querido Defensa y Justicia, Briega, Moles, Ojeda (también triunfante en España y escogido para integrar el Seleccionado Argentino) Vera, Steffanutti, Villa (también Campeón del Mundo en 1986) Milozzi, Almada, Oste (triunfador en varios equipos de primera división) Sallaberry, Cassiano, Galleguillo, Cuartas, De la Fuente, Raposo (en la actualidad en Banfield), Silva, Pavone, De la Fuente, Benítez, Cuartas, Arébalo, Galleguillo, Ramírez, Zuleta... Hablando de Preparadores Físicos, no queremos olvidar a Rodolfo Torrecillas, de la Selección Nacional del Mundial Inglaterra 1966, Quilmes, Riverm Defensa, All Boys y otros equipos.
Y que decir de "esos caballeros del buen futbol", conocidos como los "Veteranos de Villa San Luis" por ser ese campo de juego el preferido para demostrar su juventud : Julio, Angel Roberto y José Lozano, los tres hermanos; Goyena, Talanor Castelló, Finito Rodríguez, Restituto, etc.
También hay que citar a La Academia, los equipos del Club Japonés, los conjuntos de los Clubes Varela Junior, Unión, Defensores de Varela, Zeballos, Ateneo de la Juventud, Villa Susana, Yacimientos Petróliferos Fiscales, Orbea, aunque integrado por varelenses, pero jurisdicción quilmeña; los teams de las Ligas Infantiles FADI, FEFIBA y FEDIBA, los Halconcitos y hasta los distintos equipos de Mi Ciudad, integrados por Pablo Ruiz Boyer, "Lechón" Rizzo, "Boyita" Vicente, "Carli" Oyhenard, Christian Schelezack, "Negro" Goma, "Tostada" Pérez, "Dany" Quinteros, "Negro" Cattaneo, Javier Dufour, Fernando Gomez Garlatti, "Peque" Marconi,. "Pato" Bargas, "Manì" Pebacini, "Turquito" Daher, "Napia" Aranzatti, "Lufo" Negri", "Polaco" Borovski, la Terma Harvik, Jorge y Sergio García, "Indio" Cáceres, Sergio Vicente, Juani y Lucas Casazza, "Lechuga" Santoro, "Pelado" Vandenbroele, "Nando" Pimienta, Hugo Flores, Jaime Gomez Garlatti, "Flaco" Gibelli, Ariel Giallonardo, José Trebino, dirigidos por el Dr. Alejandro César Suárez. También merece un párrafo el símbolo varelense del futbol varelense, Angel Llanos, capaz de jugar cuatro partidos por dia. Vaya en el a todos desde que patearon una "redonda" de medias, pasaron por la N º 5 de gajos de cuero cocidos y cerrada por el siempre peligroso tiento a la pelota a de hoy.

 

  • Tenis

Valeria Chinicci, Campeona Nacional en Dobles, junto a María Eugenía Vago y quien fuera tercera en el ranking metropolitano de la Asociación Argentina de Tenis, Ana Celia Mandirola, número 11 del ranking metropolitano de juveniles en el año 1975, Sub Campeona ese año de la Liga Interclubes y dos veces Campeona del Torneo "Dardo Rocha" de la Ciudad de La Plata, Daniel Pablo Guarasci, en su momento uno de los diez mejores jugadores del país y cuarto en el ranking metropolitano de Cadetes y también Roberto Kunawicz, Daniel Dillmann, Raúl Cirielli, Guillermo Dingevan, Mario Blanco, Daniel González y José Linfozzi.

 

  • Básquetbol

Lule Ghio (padre), integrante del Seleccionado de la Provincia de Buenos Aires. Carlos y Ruben Castelli, jugadores de Boca Juniors y "Pato" Castellaro, de Ferro. Negrita Gabia de Defensa y Justicia, María Denón del Varela Junior;el gran equipo de Minis de Varela Junior, con Gabriel y Marcelo Guarasci, Cristian Dreyer, "Puli" Mónaco, Enrique y Guillermo Demattei, Martín Tellechea, los hermanos Fedi, Federico Bodega, Tincho Monroig, Gustavo Padula, José María Aris, etc, el equipo de Defensa y Justicia que actuaba en la 3ra. Division del Basquet enfrentando a equipos como Boca Juniors, en el año 1948. Lule Ghio,(p)
Cacho Larrea, los hermanos Héctor y Oscar Barbieri, Abel Muñiz, Rodolfo Perez, Aurelio Tambosco, "Tato" Scrocchi. Norberto "Tito" Tomaghello, Juan R. "Pestañita" Pizzorno, Américo Rosales.

 

  • Automovilismo

Luis Pizzorno, Bebe Martino, Batilana Olazabal, Oscar Radavero, Reyes Maqueda, Poroto Cetra, Roberto Lambardi, Cosme "Tano" Carnevale, Corpucci, Martínez, Horacio Genoud, "Pluma" Bussolo, Hermida, "Garza" Bacigalupo, Héctor Arias, el Gran Campeón Gustavo Arias, los ganadores del Rally, Sebastián Zunino y Gabriel Alvarez, Leo Díaz,"Toto" Campostrini, Juan Pablo D Elía, "Pili" Del Balso, el "Cabezón" Speranza, Daniel Faggiano, Julio Mazzei, el doble Campeón Nacional y doble Sub Campeón Nacional del Torneo de Cupecitas de Turismo de Carretera, Jorge Risso.

 

  • Boxeo

Máximo Lorenzo, que enfrentó en el Luna Park al "Mono" Gatica, Víctor Etchegaray quien peleó por el cinturón de Campeón del Mundo y le "robaron" la pelea, Gaspar Mancuso, Roberto"Facturita" Vignola, "Pueblero" Domínguez, el Gaucho José González, Orlando Villar, que también fue entrenador de Luis Angel Firpo, Drago, Danilo y Leopoldo Ghio, Orlando Villar, Tassi, Luis Angel Firpo, el belga Charles Sys, campeón en Europa, que residió aquí. Marcelo Saldaña, Ariel Abalos, campeón y todos los alumnos de Daniel Saucedo, en el Poliderportivo Municipal "La Patriada", Ruben Paniagua, Ricardo Sotelo, Fernando Saucedo, Ariel Abalos, etc.

 

  • Atletismo

Lidia Carriego, Oscar "Galgo" Rodríguez, Fabian Aquino, Ricardo Castro, Delfor Fernández, Florencia Frutos y la figura màxima hasta el momento, Guido Baeck, Campeón de Clubes en Bélgica en 1976 y Campeón Argentino de Campo Traviesa en 1981, actualmente ejerciendo la Profesión de Educación Física, en Brasil.

 

  • Golf

Pablo Lorenzo, Roberto Dogil, "Pacha" Demattei, San Vicente.

 

  • Polo

Federico Demattei.

 

  • Ajedrez

Los Bombino, Rogelio Dans Rey, Héctor Noziglia, Luis Alberto Di Cecco, Alberto "Chiquito" Noziglia Campeón Juvenil, Leonildo Aristei, Roberto Lanzilotta; Juan Ostaeszewski, David Koszo, Jacinto Travagli, Devincenzi, Perez, Pablo Kopelmann, Romeo Rosselli, "Chilito" Aquilano.

 

  • Ciclismo

Luis Genoud (p), los hermanos Oscar Bernardo y "Bebe" Martino, los "Lopecito", padre e hijo, Pastor Nievas, Máximo Lorenzo, Héctor Barze, Oscar Trìas, Tony Silvester, Orizonte, Felipe Songhini, Santiago Alico que se lució en "menores" y la figura insuperable de Mauricio Seynaeve, campeón varias veces en Belgica y también consagrado con el título máximo en la competencia Europea, terminó sus días en Florencio Varela, rodeado de trofeos importantísimos y con el testimonio de los principales diarios del viejo mundo, que le dedicaron títulos y fotografias en primera plana, con amplios y encomiables elogios a sus perfomances. También merecen un párrafo aparte las marchas en bicicleta, cumplidas por Daniel Slaven, que unió Florencio Varela con Punta del Este, Uruguay y posteriormente, en homenaje a la hazaña del Gral. San Martín, unió Argentina y Chile, cruzando la Cordillera de los Andes, siguiendo el mismo trayecto que cumpliera el Libertador

 

  • Artes marciales

Alejandro Cuneo, Campeón Mundial, alumno del titular del Gimnasio "Atenas" Profesor Joaquín Piñeiro, Carlos Straus, Miguel Gutierrez, el increible Miguel Salinas, David Gomez, Osvaldo Estigarribía, Matías Rubbo, Jonathan Cipriano Piñeiro, Antonio Alves, Romina Ayala, Leo Toral , Horacio Machado y Fabian Montiel.

 

  • Tumbling

Horacio Barral Ruiz Díaz, Mariano Román, Romina Giambruno, Mónica Yaramani, Máximiliano Perez, Luis Piñeiro, Cynthia Cabanilla, Verónica Scholz, Marcelo Babuin, Aldo Barborini Córdoba, Laura Mestre, Emir Greco, Luciano Bucci y los fabulosos entrenadores Gustavo Pappelettere y Karina Santillán Directora Técnica de la Selección Nacional.

 

  • Baby fútbol

Con los equipos dirigidos en 1948-9 en Defensa y Justicia, jugando como locales en su sede de Avda. San Martin 345, adaptando a las reglamentaciones vigentes la cancha de basquet ball. Dirigidos en sus distintas categorías por Ramón César Suárez, con la cooperación permanente de los Sres. Ricardo Cabanas, Oscar Manuel Tipol y Mario Bravo. Se logró el concurso de un centenar de niños y todos los partidos, disputados como visitantes o locales fueron ganados por el Club Defensa y Justicia, salvo el último que se disputó una noche, frente a un conjunto denominado "La Porteña" que denotaba estar fuera de reglamento y que derrotaron a los pequeños varelenses por 11 a 1. En el equipo visitante actuaban entre otras figuras posterirmente consagradas, Angelillo, Sivo, Sivori, Maschio y otros.
Entre los principales jugadores locales se hallaban Osvaldo San Vicente y David Belen (arqueros) el "Negro" García, el "Mendocino" Romero; "Corchito" Caparé,"Ventajita" Oyhenard, "Nano" Salgado, Héctor Negro, Juan Tellechea, "Pichi" Aguilar, Juan Basev, "Lopecito" (también arquero), Ernesto "Cogoyo" Rodríguez, Jorge Ielpo, Aldo Sansogni, Oscar Tipol,"Cacho" Sosa, "Levadura" Martínez, Villar y Quinteros. Ellos eran la base del equipo, mereciendo destacarse que poco antes de congelarse esa nueva actividad, respondiendo a una invitación, "el llamado pibe de oro", en gran "centrojas" de Boca Juniors, que residía en Temperley, vino de muy buen agrado a Florencio Varela y actuó de arbítro en una eventual competencia, a cuyo término fué muy aplaudido y agasajado por la Comisión Directiva que presidía Telésforo Muñoz.

 

  • Rugby

Dante Ardenghi, Adrián Bernao, los hermanos Fernando y Hernán Sama, Adrián y Alejandro Fedyna, Maximiliano Flesler, los hermanos Alejandro y "Chuli" Giménez, Gerardo Bartel, Panchito Zunino, Jan Mees, Jan Baeck, Alexis Ravenna, etc.

 

  • Handball

Mario Campanella, "Juani" Casazza, los hermanos Daniel y Gabriel Matricardi, Mario Sanz, Néstor Denza, Javier Molaro, Sergio Castro, Héctor Piccinin, Luis Magallanes, "Tony" Dichiara, "Pato" Llavona, Germán Genoud, Cristian Temprano, "Pancho" Casella, Walter Barraza, todos figuras del Instituto Santa Lucía.

 

  • Pesca

David Dau, Aldo Mora, Domingo Pecovich, Abel Muñiz, Omar Marchessani, Joaquín Aguinaga, Oscar Balbuena, Osbaldo Pagani, Juan Santiago Lopez, Jorge Belmonte, Omar De Marchi, Carmelo Camera, Miguel Angel Perez, Mauricio Feijóo, Miguel Blanco y Miguel Angel Giordano.

 

  • Pelota a paleta

Existían varias canchas abiertas en el hoy Club Villa Vatteone (ex Soc. de Fomento Juventud Unida), en la calle Bmé. Mitre, donde termina la superficie que ocupaba la gran Residencia de la Flia. Cabello, en el Almacén de Armanini, en Lavalle y Belgrano, en la calle Ayacucho casi esquina 25 de Mayo, propiedad entonces de la familia Eguren, en el Club Lefa hoy Polideportivo Municipal La Patriada, sólo el Club Varela Junior, poseía una cancha cerrada, siendo uno de los impulsores fundamentales de la misma Enrique Horacio Lorenzelli.
Muchos fueron los pelotaris en dichos escenarios, tras el invento de Don Gabriel Martiren, pudiendo citar entre ellos a los varelenses "Cacho" Bengochea, los hermanos Cabello, que eran varios pero se distinguian por sus condiciones "Quique" y Héctor, el "vasco" Fariña, Cortina, Domingo Pecovich, Córdoba, "Mito" Lunardini, "Pancho" Bracuto, Amilcar Mordasini, Soage, "el gallego" Maté, Tomás Tersaghi, los hermanos Valls, "Pancho" Collazo, Fabián Haedo, Diego Cetra, "Billy"Mandirola, "Tabo" Sosa, el Campeón Mundial Juan Miró, Orlando Sánchez y el Cura Párroco Nicasio Durán, habitué de la cancha de la Flia. Eguren, entre otros.

 

  • Paddle

Marcelo Guarasci, Ana Dingevan, Marta Medley, Fabián Castelló, Arturo Ortiz.

 

  • Squash  

Maximiliano Mainella, Fernando Rodríguez, Brenda Blanco.

 

  • Bochas

Antonio Barbalán, Rufino Barragán, Roberto Févola, Norberto "Tito" Tomaghello, Leopoldo Ghio, Comato, Juan Giambruno, Valentín, Raúl Nisi, Octavio Flores, Abelardo Martinez, Abel Muñiz, Felix Montiel, el Comisario Maldonado y otros. Cabe destacar que en la década del 45 los Clubes de Florencio Varela, se hallaban afiliados a la Federación de Bochas de Almirante Brown, la que era presidida por Don Jorge A. Bruch, del Club Independiente de Burzaco, logrando algunos equipos como los Cadetes del Varela Junior, representar a esa Federación, en el Campeonato de Bochas Provincial.
Posteriormente, a auspiciados por nuestro colega y multifacético vecino Angel Domingo Cafferata, Director del desaparecido diario "El Varelense" se creó en las proximidades de 1955, la Federación de Bochas de Florencio Varela, a la que se adhieron la totalidad de los Clubes que practicaban el deporte aludido, los que abandonaron obviamente su afiliación a la de Almirante Brown con la que se siguieron manteniendo cordiales relaciones. Su primer presidente fué Don Leandro Pasquali, quien recibió por parte del titular del Club Villa Susana, Don Ernesto Q. Bargas, la donación de 12 copas, para que se pusieran en disputa en el momento oportuno.

 

  • Patín

Lopez, las hermanas Ivana y Sabrina Guidi, Daiana Fernández, Paula Ciciro, Griselda Plancic y Roxana Aguirre.

 

  • Gateball

Con nuestros japoneses-varelenses Campeones de América.

 

  • Ping Pong

Con los Arroyo, Héctor Barbieri, Aldo Severi, "Tato"Scrocchi. Ramón César Suárez y otros, exclusivamente en Defensa y Justicia.

 

  • Equitación

Con su figura máxima Julián Pirichinsky, Elizabeth Mastrovicenzo, Marilú Pisani, Cecilia Mastromaure, Erica Eliana Pase, Karina Ghio, Federico Demattei, Noralí Cimiotto, Paula Di Leo, Sebastíán Acuña, Videla-Verbecker.

 

  • Aladeltismo

Sólo uno, pero el mejor del país y con reconocimientos internacionales, el "Bocha" Alejandro Gimenez.

 

  • Escaladores

La pasión de las alturas determinó que fuera nuestro convecino el Dr. Norberto Platz, quien hiciera cumbre en el Aconcagua. Posteriormente, el joven Julián Videla Verbecke integrando un equipo también especialmente preparado, estuvo muy cerca de conseguirlo, en una expedición que costó lamentablemente la vida de uno de sus compañeros. Daniel Slaven, pese a su gran esfuerzo no pudo llegar a la cima más alta de América.

 

  • Físicoculturismo

Adrián Calvento logró el título de Campeón Argentino y Marcelo Da Costa, el de Campeón Bonaerense y Campeon de la Capital Federal.

 

  • Motociclismo

Carlos Rivero, Federico Scheneeberger, Damián Rémolo y Marcelo Heller.

 

  • Voley

Representaciones de los Clubes Nahuel y Varela Junior, lograron importantes actuaciones, en un deporte aún no popularizado. En unas históricas jornadas dobles cumplidas durante los festejos por el 40º aniversario de Mi Ciudad, una multitud asistió al triunfo, en Damas y Caballeros, del Varela Junior sobre el Nahuel.

 

  • Natación

En la casa quinta de la pileta, una temporada de la decada del 50, se alquiló la pileta de natación privada, cerca de donde se halla ubicada en la actualidad Agfa Gevart, piscina que le da nombre a la Villa.
A instancias del Ateneo de la Juventud, se concreta un acuerdo con la Asociación Belga "Wikings" que va cobrando gravitación en nuestra CIudad, y el Varela Junior, desechando la invitación el Club Defensa y Justicia. Ese verano en la única piscina accesible, los socios de las tres instituciones mitigan los rigores del calor y en un clima de real camaradería y familiaridad, pasan jornadas excelentes, que reunen más de un centenar de personas, algunas asistentes todos los días.
Como broche final de la temporada, se realiza, el domingo 20 de marzo de 1955, el Primer Campeonato Interclubes del Distrito de Florencio Varela, con el auspicio de Mi Ciudad, y se disputan distintas pruebas segun categorías, estilos, edad, etc. triunfando con 12 victorias la Asociación Belga "Wikings"; por su parte ocupa el 2º lugar, el Ateneo de la Juventud, con 5 victorias y cierra las posiciones el Club Varela Junior, con 2 victorias.
En las actuaciones individuales se consagra 1º Susama de Daels, de la Asociación Belga "Wikings"; 2º Juan Daels y Hugo Vanderbroele, de la misma entidad y Magdalena de la Quintana, del Ateneo de la Juventud, todos ellos con 2 victorias; el 3º y último puesto de las posiciones, lo ocupan con 1 victoria cada uno, Néstor Iglesias y Angel Altozano, ambos del Varela Junior; Susana Wayenbergh, Marcos Verbeven, René Rogiers y Bernardo Waeyenbergh, por la Asociación Belga "Wikings" y José Alvarez, Huber Devincenzi y Pedro Nespeca, del Ateneo de la Juventud.
Los ganadores son premiados con artísticas medallas y hacen pública su satisfacción total por el clima de corrección y fraternidad que reinó en toda la temporada, lo que habla de la cultura de los participantes del Campeonato como así también de quienes hicieron acto de presencia, para utilizar la piscina y transcurrir jornadas por demás amenas.
Cabe destacar que el Club Nahuel (cuando se denominaba Centro Recreativo Los que se Divierten) conforme lo anuncia como primicia Mi Ciudad en su edicion Nº 8 del 30 de noviembre de 1953, tras adquirir una extensión de 3.800 m2. que da sobre la calle 25 de Mayo, se encuentra construyendo una gran pileta de natación olímpica, con su correspondiente trampolín y dotada de todas las dependencias sanitarias y para revisión médica, vestuarios, etc.
En esas circunstancias preside la entidad Don Pedro M. Alegre, es Secretario, Don Guillermo Gerelli y Tesorero, Don Miguel Harguindeguy.
La primera pileta olimpica privada en Florencio Varela fué la construída en 1945 por la Flia. Dunoguier, en su residencia, habiéndose bendecida por el Rev. Padre Luis Vazquez, lindante a su establecimiento de productos químicos, en la zona que hoy ocupa Agfa-Gevart y el fraccionamiento continuo, que se conoce como Villa La Pileta.

 

Nuestros artista de siempre   

 

¿Como elaborar una lista con todos los artistas que Florencio Varela en sus 110 años de existencia descollaron en sus distintas disciplinas?.
Hacerlo sin olvidarse de alguien sería prácticamente imposible, por eso queremos recordar aquí los nombres que rescatamos de nuestra memoria y del aporte que nos han sumado voluntariamente quienes tienen nuestro agradecimiento.

 

Música y danzas  

 

Alfredo Portillo, Carlos Barone, Esther Salas de Sanz, Célica Martino, Haydée Pisani, Haydée Olivares, Elias Ocampo, Leonardo M. Denón, Leonardo Lombar, Juan Carlos Prato, Domingo Prieto, Juan Cruz Varela, Cecilia Prieto, Carlos Sánchez Iriarte, María Ferrer, Miriam Leiva, José Luis Cruque, Juan José Chinicci, Ruben Castagneto, Carlos Palacino Rey, Gerardo Bravo, Jorge Bustamante, Ruben Lavalle, Dionisio Castro, Juanita Denón, Rolando Silva, Pascual Fava, Angelito Iacono, Ernesto Porto, Angel Lambardi, Mirta y "Nani " Stephan, Hilda Nora Charlón, Patricia Nutti, Marta Noziglia, Oscar Latino, Clarita Podestá, Duilio y Aldo Rafael De Gottardo, padre e hijo, el primero con su clásico violín y el segundo, pese a su edad, un excelente intérprete del acordeón a piano; "Lito" Sánchez, Pichina Fernández, Los Arropeños, el mundialmente famoso bailarin de tango Jorge Romano, Los Otros, Vox Populi, La Morsa, Tía Polly, Jardín Inglés, Zeldar, La Missisissipi Blues Band, creada por los varelenses Ricardo Tapia (voz) y Ricardo Ginoi (guitarra), Superstición, el grupo de baile Tango 2000, Daniela Herrero, y el bailarín Iñaqui Urlezaga, hijo del querido médico local.

 

Teatro

 

Luis Alberto Di Cecco, Alberto "Chiquito" Noziglia, Juan María Melzi, Nelly Borelina de Melzi, Gerónimo Galiana, Ricardo De Marco, Miriam Serrano, Luis Alberto Méndez, Salvador Bonacorso, Adriana Cafferata, Niche De Rosa, "Bidú" Scrocchi, Fernándo Fernández, Petry García Gobantes, Luis M. Aye, Eduardo Albizzatti, Jorge R. Grimaldi, Luis Marquez, Claudio Mineo, Alberto Poeta, Eduardo Ríos, Rosita Dio, Carlos Aguilar, Rosana Cafferata, Eduardo Cid, Daniel Aguilar, Rosario Suárez Serrano, Emilia Muro, Héctor Borsani, Mirta y "Nany" Sthepan; "Chela" Sosa, Leonildo Aristei, Daniel Antonelli, José Dao, Alfonso Ruiz (p); Carlos y Joe Borsani, triunfantes en España desde años con el grupo "Gad", Zulma Olivetta, Los Malenos, José Silva, Alfonso Miguel "Cacho" Ruiz. Los conjuntos "Cava", "Bambalinas", "Alma" y otros.

 

Artes plásticas

 

Elbio Ghio, Aldo Severi, Ana Lindner, Cris Vazquez, Luciana Lombardo, Pucho Morbelli, Lino Bassi, Calixto Saucedo, Osvaldo Teves, Miguel Angel Cabezas, Cecilia Boyer, María Trivilino, Paloma Catalá, Piluso Calvi, Marcelo Germaná, Roberto Navarro, Garrido Campoamor, Ezequiel Baró, Romano Cuberli, Darío Argarañaz, Luis Luque, Gabriela Faggiano, Inés Barbalán, Juan Durante, Norma Balbuena, Alba Vizcaino, Claudia Terzaghi, Claudia Silva, Estela Mazzone, Lizzy De Luca, Inés Coelho, Orlando Palomo, Rosa Sanita, Lina Luna, Nelly Palacios, Mirta Pascuali, Amelia Martínez, Haydee Casino, Lilia Raris, Laura Luis, Vanessa Zorn, Mario Gumuzio, Andrea Barbalán, Jorge García, Flavia Giallonardo, etc.

 

Literatura

 

Alberto Chiquito Noziglia, Luis Mendez, Graciela Linari, Pancho Aquino, Julio Faraoni, Alejandro C. Suárez, Gladys Camere, Jorge Faggiano, Romina Coutinho, María Noel Guidi, Graciela Maghini, María del Carmen Insua, Juan Carlos Simonpietri, Silvina Farrace, Marcos Brancatti, Alfredo Pereyra, Rosa Benítez, Mario Villalba, Marcos Ruiz Iriarte, Marcela Nesvadba, Mons. Juan Santolín, el Padre Guillermo Carmona, Analía y Patricia Luna, Luciana Pallares Rose, Daniel López, Florencia Huertas, Valeria Gushiken, Miguel Rimschneider, Pablo Forcinito, Paula Contreras, Mariela Feijó, Sergio Causa, María Eugenia Fernández, Zulma Olivetta, Paula Viviana Pizzano, Leonardo Hermann, Luciana Capalbo, Jorge Balado, Diego Sisti, Héctor Rafael Suárez, etc.

Pido disculpas por algunas omisiones que pude haber cometido y a la vez agradezco a algunos amigos que me han apoyado en la concreción de este trabajo para Mi Ciudad.
ANGEL JOSE BASTA.

(*) con colaboración de Ramón C. Suárez.

 

Los Boberos Voluntarios y los Clubes    

 

La entidad que fundara Don Ernesto Juan Scrocchi -que fuera su primer titular-, que tuviera su Cuartel Central, llevando precisamente su nombre y el del otro Presidente Juan Albarellos y sede propia, en adecuadas instalaciones, salón de actos, comercios que le brindarian con sus alquileres bienes que asegurarìan un mejor servicio público, reemplazo de vehículos, elementos, equipamiento indispensable,con acceso a la calle Monteagudo y San Juan, en pleno centro de Florencio Varela, que extendiera su campo de acción de la Ciudad de Bosques, donde tiene el Destacamento "Máximo Casares", desde su arriendo a un Bingo, entra en una etapa que confiamos ha de ser tan útil o más que las realizadas, por diversas conducciones, no siempre cuestionadas en voz alta y con sobrada razón. Al respecto habrá que optar por ser optimistas y descontar que tantos esfuerzos e incluso vidas, no habrán sido en vano y que nuestros Bomberos Voluntarios serán siempre una garantía para prestar su ayuda indiscriminada.
Los Clubes han alcanzado especialmente en algunas disciplinas y sin por ello abandonar su fin social, sin duda indiscutido, singular prestigio nacional, tal el caso del fútbol profesional en la División Nacional B, de Defensa y Justicia, que en cualquier momento nos da la sorpresa de estar jugando los domingos; el rugby, el basquet, la pelota a paleta, las bochas, el tenis en el Varela Junior; el patín artístico en el Nahuel, el handball en el Instituto Santa Lucía y el box, el atletismo, en el Centro Polideportivo Municipal La Patriada; Y todas las demás instituciones, que en sus distintas barriadas, más allá de su origen e importancia, donde no hay que olvidar las Ligas de Fútbol Infantil, compiten con singular éxito y rectitud, prestigiando la cultura de esta población.
Lo que antes era patrimonio de alguna que otra residencia, hoy se ha generalizado, un ejemplo de ellos son las piscinas, algunas climatizadas, deporte social que inaugurara el Club Nahuel y que luego imitaran otras instituciones o empresas privadas, todas ellas ajustándose a las reglamentaciones obvias, están al alcance de los adictos a la natación, e incluso en algunos casos brindan "Las Temporadas de Verano", sirviendo no sólo a los niños y jovenes con sus Colonias de Vacaciones, sino también al resto de la familia, con cuotas accesibles que les permiten superar los rigores del calor, ante la imposibilidad de acceder a playas y balnearios lamentablemente bastante distantes de nuestra Ciudad.
En ese sentido las opciones se han incrementado, desde la posibilidad oficial con la piscina del Polideportivo Municipal "La Patriada" a otros emprendimientos particulares, pero con acceso público.
Lo que debemos lamentar, es la desaparicion de dos prácticas, que aunque totalmente opuestas, le dieron singular significación a Florencio Varela, nos referimos a la práctica del ciclismo (que tuvo dos entidades desaparecidas, pero que recordamos con emoción: el Petit Bretón y el Varela Cicles Club) La particular ventaja de contar con calles asfaltadas que servían merced a las medidas de seguridad dispuestas a verdaderas fiestas populares, convocaba a deportistas de todas las Ciudades. En tal actividad también se distinguieron por tales pruebas, Defensa y Justicia, Varela Junior y el Ateneo de la Juventud. Para tratar de completar el cuadro deportivo, recordaremos aunque ya fue motivo amplio de Mi Ciudad en Revistas Anuales, la importante actividad cumplida en la Pista de Trote de la Flia. Winne, al fondo de la Villa Vatteone. Allí hasta algunas décadas se realizaban importantes competencias, organizadas por la Asociación Bonaerense de Carreras de Trote, que presidía Don René de Winne, siempre en un marco de una entusiasta y correcta concurrencia. El Sr. Winne, participó también con presentaciones en el Hipódromo de Palermo, entre otros importantes escenarios, hasta que decidió trasladar su conocida pista al Distrito de Hurlingham, poniendo así punto final a esa no común actividad en nuestro Partido.

 

El Vasco Sardina y la pelota paleta  

 

Un párrafo aparte merece con toda justicia el invento de un vecino varelense producido a principios de 1900.
Nos referimos a un popular tambero, residente en la zona Sur del Distrito, casí en el límite con el Partido de Berazategui, en el paraje rural denominado "Pasaje Camisa", familiarmente llamado el "Vasco Sardina" y que en la vida ciudadana era Don Gabriel Martiren. En ese lugar histórico, almacén de ramos generales, zapatería, herrería , pulpería, etc. todavía están presentes y no como recuerdos factibles de confundirse, las marcas que dejaron en la vieja pared de adobe de algunos de esos comercios, propagandas de época realizadas en hojalata, que carcomió el transcurrir del tiempo e incluso obligó a arrancarlas, pero que dejaron como signo indeleble, el contorno que las distinguía.
Allí, en ese Frontón del que subsiste una gran parte, Don Gabriel Martiren, cansado de ser eterno perdedor en la práctica de la pelota vasca a mano, pese a que por su oficio "no tenía manos de seda" pero no escapaba a la dureza de la "redonda engrasada" que despedía con fuerza y dolor, optó por usar una osamenta de vaca, en forma de paleta, una de las tantas que tenía a la vista y que usó de "herramienta" para arrojar la pelota, una y otra vez contra la pared. No se conformó con ello, sino que inspirado en su éxito parcial, utilizando la madera de uno de los cajones, que contenían los latas de 5 litros de kerosene con que llegaba ese combustible a las casas de campo, construyó merced a su inventiva: la paleta.
Con ella, la que probó en el antiguo Frontón, sin darse cuenta, revolucionó esa faz del aludido deporte y jugó por vez primera "oficialmente" en Burzaco, en su Cancha Cerrada, dotada de balcones para los permanentes espectadores, que el Restaurant y Hotel de Familias "La República Gaucha", mandó a construir don José Legris y que se hallaba en la calle Roca al 865, frente a la Estación Burzaco, de aquel vecino pueblo de Almirante Brown, donde el "Vasco Sardina" logró su consagración, ante la mirada atónita de los que sin imaginarlo asistían al nacimiento de una nueva forma de confrontación, en el tradicional juego traído de España.
Burzaco fue sin duda la cuna oficial del juego de pelota a paleta, que se habría de extender ya sea en cancha cerrada o abierta, a lo ancho y largo del país y luego no conocería límites.
La "vieja Cancha de La República" fue vencida por el tiempo, que pidió paso y terminó de a poco, con su edificio, lleno de episodios singulares.
El ofmátolo e historiador Dr. Roberto Joaquín Gorriti, autor de la Historia de Burzaco, fisicamente desaparecido pero siempre presente en la memoria de los que lo tratamos intensamente, el que tenía también campos justamente en Florencio Varela, allá no muy lejos del lugar de los "experimentos" de Don Martiren, que dejó de ser perdedor tras su invento, descubrió una placa alusiva a tal acontecimiento, en el edificio que reemplazó el múltiple centro social de Don Pedro Legris, la Galería Dranovsky Hnos. cuyos titulares fueron testigos como quien esto escribe, de jornadas de pelotaris que hicieron época, aunque estas nuevas paletas "marca El Vasquito" tuvieran tarugos de madera y hasta de aluminio, pero conservaran intactas, las características de aquella primera, que con madera de cajones creara el "Vasco Sardina".
Don Eugenio Calvi, legendaria figura varelense, cargado de años, era un apasionado de aquellos encuentros, que no tenían precio, en ningún sentido y en los que Nestor Delguy, su exponente máximo, debía jugar obligadamente "con las manos atadas, o dándole con la paleta por debajo de la pierta o trás la espalda", para no terminar el partido que él a veces sólo disputaba, ante dos o hasta tres adversarios, en menos que "canta un gallo" y casi siempre, pese a esas desventajas, resultaba ganador. Eran otros tiempos, pero aún los recordamos aunque el progreso, como en el caso que nos ocupa trate de enterrarlo.
El Banco Nación, ocupa ahora con una Sucursal, el lugar de la "vieja Cancha" u por ende gran parte de la Galería de Dranovsky Hnos. y sin necesidad alguna, pues dejó una pared que estaba cubierta de cerámica, donde se distinguía la placa, siendo reemplazada por un muro blanco y sin la placa, lo que recién notamos y que vamos a reclamar su reposición en nombre de la tradición, que el lugar detenta, aunque quede en descubierto la falta de sensibilidad del profesional que efectuó tan injustificado acto.
Don Gabriel Martiren tiene aún en nuestra Ciudad descendientes que perpetuan su noble sangre vasca. En la Capital Federal, alguno de sus hijos o seguramente quienes los sucedieron, conservaban hasta hace algunos años, las auténticas osamentas de vaca que el "Vasco Sardina" utilizara para dar el primer paso a su revolucionario invento: la paleta.
Nos lo mostró un entusiasta de ese deporte Don Enrique Tomás Lorenzelli quien comparte nuestra sugerencia de que el "trinquete" del Varela Junior, donde actuan aficionados y hasta Campeones Mundiales, lleve el nombre de Don Gabriel Martiren, el tambero varelense que inventó el juego de pelota a paleta en el mundo.

 

Hudson, un escritor argentino de fama universal  

 

El 4 de agosto de 1841 nace muy próximo a esa zona rural, el escritor y naturalista Guillermo Enrique Hudson, en un solar denominado "Los 25 Ombúes", cuya construcción, dispuesta por sus padres, los estadounidenses Daniel Hudson y Carolina Kimble, se erige en una parte de los terrenos que adquieren en 1837, a Tristán Nuñez Valdéz, familiar del Brigadier Juan Manuel de Rosas, una extensión de aproximadamente 400 Has. que tuvo parciales actividades, entre ellas la cría de ganado lanar y la de la tradicional pulpería, empresa en la que también el padre del escritor, no tuvo éxito; en cuanto a la edificación, podemos decir que además de los viejos ladrillos de las paredes e incluso del piso que tiene su "rancho", única dependencia que se conserva de aquellos tiempos, su techo era de tejas de madera, de grueso tamaño y traídas desde Estados Unidos especialmente. En la actualidad tiene en reemplazo, cuando, abandonado, era ocupado por intrusos, otro techado de tejas de madera, nada que ver con las de origen, según un testimonio, de quien tuvo uno de esas "reliquias" en sus manos y que lamentablemente no conservó.
Lo positivo es que hoy "Los 25 Ombués", felizmente cuenta con otras mejoras, que hacen a las necesidades de los numerosos visitantes provenientes de los más diversos lugares del país y del extranjero; entre estas realidades una bien provista biblioteca debidamente atendida, una sala de multiples usos ideal para la realización de conferencias, exposiciones, etc. y también la realización, cuando el estado del tiempo no lo permite, de actos que estaban programados en pleno campo. Asimismo acaba de inaugurarse una sala de computación, material diverso relacionado con el escritor, aunque no así objetos personales usados por el mismo, salvo algunas fotocopias de sus apuntes, manuscritos y fotografías.
También funciona en el sitio un Parque Ecológico y Museo, que desde hace tiempo está bajo la dirección del Sr. Ruben Ravera, que con sus auxiliares, complementan un equipo que asesora debidamente a los visitantes, incluso en los últimos tiempos, facilitandoles equipos de observación, que permiten acercar la imagen de la diversidad de pájaros que pueblan el bosque natural. Es lugar de atracción donde no se carece de nada y al que se puede arribar por pavimento de la Avda. Hudson, quedando solo un estrecho margen de tierra a la derecha, debidamente señalado, para llegar a la clásica tranquera que lleva al solar "Los 25 Ombués", que bajo la Dirección del Gobierno Provincial, lo ha dotado de los servicios sanitarios, agua potable y demás requeridos, en ese verdadero trozo de la pampa, cuya donación acaba de aceptar, cumplimentando todos los requisitos el Estado Bonaerense y que es apoyado desde hace más de medio siglo por las Embajadas del Japón, Estados Unidos e Inglaterra en especial e instituciones asentadas en nuestro país, pero relacionadas especiamente con tales naciones, como ser bancos, fundaciones, etc.
Sir James Mackenzie Davidson, uno de los hijos de Don Juan Davidson a quien precedentemente nos hemos referido, a pesar de ser vecino de Guillermo E. Hudson, aunque 15 años menor que él, que residió también hasta su muerte en Inglaterra y estuvo ligado al gran escritor y naturalista varelense, nunca llegó a conocerlo permanente, aunque mantuvo como consta, una permanente relación epistolar, que abarcaba diversos temas, entre ellos los recuerdos que tenían de ésta su lejana patria.
Cabe recordar que el solar natal de Hudson, donde nacieran otros tres hermanos mayores, no fue su domicilio permanente, dado que debió abandonar el mismo durante un tiempo, trasladándose con su familia en 1846 a "Las Acacias", estancia cercana a Chascomús, donde su padre llevó a cabo distintos emprendimientos, incluso instalando un pulpería, en ese lugar obligadamente transitado para los viajeros en carros y carretas y de a caballo, esfuerzos que lamentablemente fracasaron.
Los esposos Hudson-Kimble, con sus seis hijos, los dos últimos nacidos en "Las Acacias" retornaron a "Los 25 Ombúes" donde se instalaron nuevamente, al haber caducado el plazo del arriendo que habían acordado con los provisorios ocupantes. Alli volvieron a sus usuales actividades incrementando Guillermo Enrique Hudson, sus llamativas cabalgatas, diálogos con los criollos que lo trataban de igual a igual y persistiendo el panorama de sus observaciones.
Hoy el lugar, es por demás atractivo, al frente del rancho se cuenta con un Monumento al Gran Escritor y un mástil donde se eleva la enseña patria, los que donara la Asociación Amigos de Hudson de Florencio Varela, existiendo también placas alusivas y una obra escultórica, dejada por alguna delegación visitante.
Guillermo Enrique Hudson, pese a no haber cursado estudio, logró su ilustración por parte de su madre y hermano mayor, mediante el acceso a una modesta biblioteca familiar, donde no faltaba un ejemplar de "La teoría de las especies" de Carlos Darwin. El supo grabar en su mente ávida de conocimientos, las observaciones que sobre inhóspitas zonas que recorría a caballo o a pie captaba, atesorándolas por años, lo que luego se certificó, cuando las difundió y perpetuó con una fidelidad incontrarrestable que impactaba a sus miles de lectores. Tales impresiones, anécdotas, carácterísticas, etc. las redactó en idioma inglés, "para asegurar su universalidad", tal como lo supo expresar.
Todo ese tesoro que captara sin medir en sacrificios y que habla de su constancia ilimitada, significaba observaciones que le llevaban horas... Fue el resultado de esas "extrañas"y extensas excursiones por campos que limitaban con su habitat, la pampa casi vírgen como gran parte de la patagonia e incluso un sector del litoral y el Uruguay.
De esa manera lograba grabar en su mente innumerables hechos, los movimientos de la fauna salvaje, clasificando los pájaros, manteníendo una estrecha relación con la naturaleza, dialogando en cuanta oportunidad se le presentaba con los gauchos, a los que admiraba y de los que extraía impensables enseñanzas.
Con ellos compartía las tareas de la esquila, el traslado de ganado, sus asados. Llegando en sus narraciones a describir el intento de invasión de naves brasileñas a Carmen de Patagones, en su libro "Días de Ocio en la Patagonia", obra de otra gesta patriótica practicamente ignorada por generaciones y hasta el presente, en todas las Escuelas Argentinas. Lección detallista al maximum y que terminó con el triunfo de los criollos, que enfrentaron el atropello extranjero, abordando sus naves, con sus "armas" de labranza y un auténtico sentido de la Soberanía.
Allí explica como nadie esa jornada gloriosa de la que fue ocasional testigo, cuando su meta, que después de tal batalla, quedó anulada, era ir en pos de los canales fueguinos. En la Catedral de Carmen de Patagones, se exhiben desde entonces, dos enormes banderas de los frustrados invasores, que tienen la particularidad además de sus dibujos y colores, del tamaño gigante de las mismas que cubren dos paredes, el grueso paño de las mismas, superior a 5 centímetros.
También Hudson, tuvo oportunidad de crear recetas alimenticias, tal vez siguiendo los dictados de su madre Doña Catalina, afecta a hacer tortas y pasteles que los niños Hudson, en "Los 25 Ombués" compartian con sus compañeros de andanzas; en una de ellas que redacta con todo lujo de detalles ofrece lo que puede ser un exquisito menú: cordero en escabeche con duraznos...
Llamado a cumplir con el servicio militar, no obstante tener un hermano mayor prestando el mismo, se incorporó a la fuerza de caballería. Su madre ante el conocimiento de su quebrantada salud, producto de una torrencial tormenta desatada en pleno invierno, cuando siendo un niño junto con su padre arreaba ovejas por el campo, sufrió serias consecuencias, recurrió entonces al Presidente de la Nación, General Bartolomé Mitre, quien en respuesta a su justo pedido, dispuso que se le diera de baja.
Reincorporado a la vida civil, Guillermo Enrique Hudson, fallecidos sus padres, decidió teniendo en cuenta que no podía aspirar a una larga vida como le habían confirmado los médicos, tras desprenderse de sus bienes acordando la venta de su "hijuela" con sus hermanos, solventar el pasaje para su largamente acariciado viaje hacia Inglaterra, lo que concretó el 1º de abril de 1874, con casi 33 años de edad. Allí contrajo matrimonio y escribió en Inglés, todo lo que de criollo había aprendido con su experiencia, sorprendiendo a profesionales alemanes, norteamericanos y británicos, sobre sus conocimientos.
Algunas de estas personalidades, entre los que se encontraban algunos sabios, lo pusieron en contacto con entidades afines, tanto existentes en Inglaterra y EEUU., aunque no podían comprender como una persona con mínima instrucción, llegara a comprener tanta capacidad innata y desarrollada con largas travesías, estaban sin duda ante un consagrado y triunfante autodidacta y paradogicamente más conocido por sus libros, poesías, reseñas, etc., en el extranjero que en su país de orígen Argentina.
La visita del poeta indio,de fama universal R. Tagore a estas tierras, puso en descubierto de nuestras Autoridades y el mundo cultural, que Guillermo Enrique Hudson, era argentino, leído con singular aficción en importantes escuelas y colegios de Japón, Inglaterra y Estados Unidos entre otros y a partir de allí comenzaron las indagaciones sobre sus obras, no todas traducidas y la ubicación de su rancho natal, lo que se dió años después mediante numerosas excursiones e investigaciones de los Dres. Pozzo y Craviotto, ubicándose lo que quedaba de la finca de los Hudson-Kimble, tal como lo pintara el gran escritor, cercano a un arroyo de agua cristalina, rodeado de añosos ombués de cuyos retoños revivieron otros, con otros pájaros diversos que vuelan y cantan felizmente hoy en sus bosques, como los de otrora, en Quilmes, hoy jurisdicción del Partido de Florencio Varela.
Precisamente en Inglaterra escribe en 1885 su primer libro "Tierra Purpúrea" que está basada en sus incursiones por el Uruguay; luego habrá de publicar 25 libros más, no todos traducidos aún al castellano. Entre ellos recordamos "Días de Ocio en la Patagonia", "Allá lejos y hace tiempo", "Un naturalista en el Plata", "Un niño perdido", "Aves del Plata", "El Ombú y otros cuentos", "Los 25 Ombués", además de artículos de carácter científico, poesias, artículos y reseñas aún inéditas, históricas. etc.
Guillermo Enrique Hudson murió en Londres el 18 de agosto de 1922, tras haber concluído horas antes "Una cierva en Richmond Park".
Dijo el gran escritor varelense presagiando su inevitable final : "Mi verdadera vida terminó cuando dejé la pampa¨. La familia Hudson-Kimberley era admiradora del General Bartolomé Mitre y nuestro escritor, desde Londres, requería permanentemente se le remitieran ejemplares del Diario "La Nación" de Buenos Aires, que precisamente el nombrado militar y ex primer mandatario había fundado, recibiéndolos con el imaginable atraso, pero que para él eran las novedades de su nunca olvidada patria.
Y una anécdota más como broche de este capítulo : Cuando niño, desde su solar natal iba de vez en cuando, en carro a la Capital Federal , lo que le exigía un largo trajinar, practicamente al llegar a esta por la hoy Avda. Montes de Oca, le llamó más de una vez la atención, ver dos cañones pero de pie, a la entrada de una vieja casona, como centinelas de bronce, y junto a ellos la figura de un anciano, de vista firme, sentado siempre, sin imaginar que se trataba nada menos que del Almirante Guillermo Brown, de lo que se enteró tiempo después.