ENTREVISTA

Juan Carlos Calegari

Entrevistas » 01/09/2019

Como muchos varelenses, Juan Carlos Calegari es más conocido por el sobrenombre que lleva desde sus años de chiquilín: «Boyé», como le dicen, por el recordado jugador de fútbol, nació el 19 de noviembre de 1944 en nuestra ciudad, y al igual que aquel campeón de Boca y Racing, jugaba de wing por la franja derecha de la cancha con gran habilidad. Reconocido «fana» de la Academia, nuestro «Boyé» nos recibe en la tienda de disfraces de su esposa, Mirta Stephan, con quien tiene seis hijos: Gustavo, Javier, Andrea, Germán, Cristian y Rodrigo, 14 nietos y una bisnieta, y formó parte durante décadas de la comisión directiva de Defensa y Justicia, club cuya Comisión de Fiestas ya integraba con solo 15 años de edad. Añorando el Varela del ayer, nos dice: «Era una época muy linda. Otra cosa… Uno salía a la calle y encontraba a algún vecino… ¡Y había un respeto! No ibas a ver a un pibe fumando delante de un grande. Te daba vergüenza hacerlo… Ahora hay menos educación».

-¿Dónde estaba su casa paterna?
-En Vélez Sársfield 90. Nací en esa casa, y en mi nacimiento intervinieron el Dr. Sallarés y la partera doña Tomasa. Éramos y somos dos hermanos: Irma y yo.
-¿De qué trabajaban sus padres?
-Mi padre en el Banco Provincia, y mi mamá era ama de casa. Eran dos fuera de serie. Yo no era muy bueno, pero tampoco muy malo. Te puedo decir algo: nunca tuve una palicita de mis padres, ni siquiera un cachetazo. Gracias a Dios tuve una infancia muy linda. Nunca me tocó vivir algo feo. Ellos eran muy humanos, y tenían muy buena relación con todos. Me enseñaron el respeto, y a colaborar con la gente.
-¿Conoció a algún abuelo?
-A mis dos abuelas. La abuela de parte de mi mamá era Antonia Bengochea, y la de parte de mi papá, Teresa Camer. En la casa de Teresa no se cocinaba muy bien, pero la abuela Antonia era muy buena cocinera, igual que mi madre. Vivían para eso… Y estaban en la casa todo el día. Nos reuníamos muy seguido, toda la familia, y las Fiestas se pasaban una en cada casa. Los padres de mi papá eran italianos. Se habían establecido en San Pedro. Papá nació ahí en 1901, y a los cuatro meses lo trajeron a Varela, a vivir donde ahora está «Decormitre», cerca del Banco Santander.
-Varela no era Varela todavía…
-No. Era San Juan Bautista.
-¿Cuáles eran sus juegos infantiles?
-Yo me crié prácticamente en el club Defensa y Justicia. Y jugaba al fútbol en una canchita que estaba en Aristóbulo Del Valle y Avenida San Martín, donde ahora funciona Telefónica. La primera camiseta que vestimos fue la de Chacarita. Y nos auspiciaba la bicicletería El Gauchito, de Monteiro, que estaba en la esquina, donde ahora está D´Elía.
-¿Ellos les dieron las camisetas?
-No, las camisetas nos las dio el Ateneo de la Juventud, que presidía Coco Suárez. Me acuerdo mucho de él, que estaba con sus hermanos Cacho y Pochi. Y de su padre, don Ramón, una gran persona… Tenía un carácter divino. Buena gente todos los Suárez.
-¿Con quiénes jugaba?
-Con los chicos del barrio. Mi primo Jorge, Carlitos Caparé, el Vasquito Serrá, Monroig, Jorge Pagani, los Calvi…
-¿Contra quiénes eran los partidos?
-Contra todos los barrios. Y después jugábamos para Defensa y Justicia.

(Ver nota completa en la edición de papel)


"Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio. Ley 11.723 de Propiedad Intelectual. Registro Nº 5.185.038."

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE