Juego de cuatro. Hablan los candidatos: Mario Kanashiro (Consenso Federal)

Edición Impresa » 01/10/2019

Mario Kanashiro acaba de cumplir 58 años. Nació en Brasil, desde donde vino cuando tenía poco más de dos años de edad, junto a sus padres, para radicarse en La Capilla. Es médico desde 1987, cuando se recibió en la UBA. Está divorciado y tiene seis hijos. Cursó la primaria en la Escuela 4 y la secundaria en el Instituto Santa Lucía. Es hincha del “Huracán de Menotti, Brindisi y Babington” y el último deporte que practicó es el paddle. Le encanta la música “mientras que no sea de mal gusto o inmoral”. Le gusta el cine, ir a caminar, y encuentra paz en la meditación, “cultivando el ser interior”, según explica. Su padre es japonés y tiene 92 años y su madre, brasileña, es hija de japoneses, y tiene 87. Vive en Villa Vatteone. Su primer trabajo fue el de floricultor, dentro del ámbito familiar. En 1988 ingresó a la Comuna como médico de las colonias municipales. Su primer consultorio privado lo puso junto al Dr. Angel Lorenzo, en la Torre de El Morenito, en 1991. Hoy es Director de la Clínica Santa Clara. Fue subsecretario de Medicina Complementaria de la Comuna y conserva su cargo de médico comunal con licencia sin goce de sueldo. Destaca muy especialmente la gestión en Salud del Dr. Vicente Ierace. “Nos merecemos un Varela mejor, y para eso tenemos que trabajar. Necesitamos darnos una oportunidad”, dice.

-¿Qué es lo peor de la administración Pereyra-Watson?
-El desorden y las internas dentro del gabinete. Yo lo integré, y cada vez que terminábamos una reunión, se armaba una discusión en los pasillos en la que cada uno interpretaba de un modo distinto lo que Pereyra había dicho. Esas cosas las vi y las sufrí. Y Watson me pidió la renuncia basado en supuestas razones presupuestarias, lo que fue un destrato. Si lo que molesta es mi actividad política, deberían habérmelo dicho.
-¿Manda Watson o Pereyra?
-Para mí, manda Pereyra. Pero Watson tiene que hacer su propia estructura de poder. Y desde 2017 hasta acá llegaron muchas caras nuevas.

-¿Existe la posibilidad de que dos candidatos se bajen y apoyen al restante para enfrentar a Watson?
-Estuvimos hablando con Alaniz, después de las PASO, pero ninguno considera que deba resignar la candidatura. Con Pazos no hablé, no lo conozco, quisiera hacerlo.
-¿Qué tuvo de bueno la gestión de Pereyra?
-Que él permite este juego político… que no es ningún juego. El permite que surjan otras alternativas políticas. Acá no se persigue a nadie, como pasa en otros distritos a punta de palo o pistola. Mis diferencias con él son de gestión municipal, y se lo dije en persona. Veo lo que hicieron Quilmes, Berazategui, Almirante Brown… y acá ¿qué pasó? Y no discuto la Universidad ni el Hospital. Pero el desorden tapa lo bueno que se pudo haber hecho.
-Deme tres medidas urgentes que aplicaría si es electo Intendente…
-La primera, dictar la emergencia sanitaria y alimentaria en Varela. Inmediatamente. La segunda, la democratización de las seis delegaciones municipales. No tiene que ir el vecino a reclamar, el delegado tiene que estar antes. Y tiene que ser electo democráticamente, conjuntamente con la Elección de medio tiempo. Y residir en uno de los barrios que conforma esa delegación. Y la tercera, trabajar la infraestructura en los barrios. Todos queremos pavimentos, pero podemos empezar por las veredas. Hay que apuntar a tres ejes: iluminación, fundamental para la seguridad, veredas y trabajos sobre el cordón cuneta, y tercero, el mejoramiento de la calzada. Esto, paulatinamente, primer o con un mejorado químico que permita el acceso de ambulancias, y a los dos o tres años, empezar a pavimentar, primero en los accesos de micros a los barrios, a los centros de salud y a las escuelas.
-¿Qué va a pasar si pierde?
-Si no me alcanzan los votos, voy a seguir trabajando… Recorriendo los barrios y hablando con los vecinos.

 


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE