Martilleros de la zona, con el intendente Watson

Edición Impresa » 02/11/2019

Integrantes del Consejo Directivo del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos, Departamental Quilmes (Quilmes, F. Varela y Berazategui), encabezados por su titular, Roberto Belmonte, se reunieron con el Intendente Andrés Watson y otros funcionarios y le informaron acerca de los temas que preocupan al sector inmobiliario local. Habilitaciones comerciales, sellados de contratos de locación y habilitaciones de oficinas inmobiliarias fueron algunos de los puntos abordados, y, además, la necesidad de una Ordenanza que contemple la clausura de oficinas donde desarrollen la actividad empresas de franquicias inmobiliarias y el retiro de su cartelería de la vía pública. El jefe comunal se mostró preocupado por la cuestión de las franquicias inmobiliarias. Los martilleros explicaron que varios municipios bonaerenses ya poseen ordenanzas que contemplan hasta el retiro de la cartelería donde se ofrecen propiedades en venta o alquiler. Las leyes provinciales 10973 y 14085, y las nacionales 20.266 y 25.028, limitan la actividad de intermediación inmobiliaria exclusivamente a personas físicas matriculadas en los Colegios de Martilleros y Corredores Públicos del Departamento Judicial de cada jurisdicción provincial.
Según explicaron los martilleros, para el caso de sociedades que intermedian en la actividad inmobiliaria, sólo es posible entre profesionales debidamente matriculados. Al respecto, el Presidente del Colegio expresó: «es cómo si un abogado se asociara con alguien que no lo es para montar un estudio jurídico».
En el caso particular de las franquicias inmobiliarias, se trata de mega empresas comerciales, muchas de ellas radicadas en EE.UU, Canadá, Europa y algunas nacionales, que ejercen la intermediación en una compra-venta ó alquiler sin estar autorizadas para ello.
En general, estas empresas comerciales que se presentan como grandes inmobiliarias, muchas veces contratan a un martillero matriculado para dotarlas de una «aparente legalidad».
En nuestro país, las franquicias sólo están permitidas para actividades comerciales (cadenas de hamburgueserías, indumentaria, restaurantes, artículos del hogar, joyerías, etc.), pero de ninguna manera para actividades profesionales (abogados, médicos, ingenieros, arquitectos, martilleros y/o corredores inmobiliarios, etc.)
En la reunión, los funcionarios municipales, además de demostrar un amplio conocimiento de la situación profesional con respecto a las franquicias, prometieron trabajar para que la actividad inmobiliaria local no corra el riesgo que ya existe en otros distritos.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE