BAJATE MI CIUDAD EN TU CASA
Sin costo: bajate el PDF de Mi Ciudad y leé la edición de papel.
GRATIS
Bajar
HISTORIAS DE VARELA

Cuando Pepe Arias filmó en nuestra ciudad



Historias de Mi Ciudad » 16/04/2020

El recordado actor fue “varelense” por unos días

 

Por Angel Basta (*)

 

Es muy probable que muchos jóvenes y no tan jóvenes que se hayan radicado en nuestro partido en estos últimos 50 años, no conozcan o no hayan tenido la oportunidad de escuchar nombrar a José Pablo Arias, cuyo seudónimo era Pepe Arias.
Era un genial actor de revistas de los teatros Maipo y El Nacional, y en cine fue pionero del sonoro, logrando grabar 24 películas, incluyendo la brillante “Kilómetro 111” de 1938. También triunfó en la radio con interesantes personajes y en la televisión de aquella época.
Sus últimos años los pasó en Pinamar donde murió el 23 de febrero de 1967. Había nacido frente al ex Mercado de Abasto de Capital el 16 de enero de 1900.
“Queridos filipipones” solía denominar a sus seguidores del teatro, la radio y la televisión. Obtuvo numerosos premios, entre ellos el Municipal como mejor actor dramático en 1946 en el Teatro Odeón de Buenos Aires, pero todo esto, ¿qué tiene que ver con nuestras Historias de Varela?
Yo les respondo mucho, pues Pepe Arias fue vecino nuestro por poco tiempo ya que compartió unos gratos momentos en una casilla rodante en las cercanías de la Estación Monteverde del ex Ferrocarril Provincial, luego General Belgrano, cuando por unos meses se filmó la película “Kilómetro 111”.
Varela al cine.
Debemos retroceder el tiempo hasta fines de 1937 y comienzos de 1938. Nuestro pueblo, hoy ciudad, tenía muy pocos habitantes y su planta urbana no pasaba de la calle 9 de Julio, pues la única calle pavimentada desde la citada arteria al norte mano a Quilmes era la Avenida San Martín, con un macadán en su centro rodeado de plátanos y ambos lados con pastizales y zanjas de desagües. Algunas casas se ubicaban a las márgenes pero muy pocas. La calle España no existía a esa altura y Monteagudo era de tierra al igual que Granaderos. En la Estación Monteverde brillaba su edificio con su molino y tanque de agua. Tenía un solo andén y pasaban pocos trenes diariamente. Para el lado norte había algunas calles de tierra sin habitantes en sus márgenes. Pero Mario Soffici, director de la película y Boneo y Togui, argumentistas, consideraban ese lugar ideal para su trabajo en “Kilómetro 111”.
Así es como con la ayuda del decorador Raúl Soldi, el gran maestro de la pintura argentina, se logró efectuar una escenografía magnífica, creando un pequeño puesto de campaña, calle de tierra de por medio frente al edificio de la Estación Monteverde, lado sur.
Llegan los actores.
Fueron muchos y de renombre los que llegaron a Florencio Varela y se quedaron por un breve lapso en casillas rodantes a vivir en las cercanías de un pequeño poblado decorado por Soldi, entre ellos Inés Emerson, Delia Garcés, Angel Magaña y el mencionado Pepe Arias.
También prestaron su colaboración como extras varios vecinos de Varela, dado que para ciertas escenas se necesitaban público y automóviles.
El argumento.
La mayoría de los pasajes se desarrollaban en la estación y en la casa habitación del Jefe de la Estación. Muy pocas escenas fueron tomadas en los estudios. Pepe Arias en el papel protagónico representó a un honesto, humano y eficaz jefe de estación ferroviaria que se jugó por su pueblo siendo destituido de su cargo recibiendo posteriormente el apoyo de la gente. Esta película a pesar de los 60 años transcurridos tiene una vigencia muy actual.
Sobre la hoy Av. Senzabello, que era de tierra, se veían unos hermosos campos de trigo, que con el correr de la película se convirtieron en parvas y que luego por enojo de los vecinos, en ficción de la película, fueron quemadas. Momentos después acudieron otros vecinos para apagar el fuego con sus pequeños y precarios medios de campo. En esta secuencia representando a los vecinos, colaboró personal de bomberos de la fábrica Orbea, establecimiento industrial ya desaparecido de la Avenida Calchaqui, a pocos kilómetros de distancia de la Estación Monteverde. En otros pasajes de la obra se pueden observar galpones y una cancha de bochas también preparadas para el rodaje y donde participaron también extras.
El ingenio de Soldi, permitió que con sus decorados se instale una Estación de Servicio sobre la Av. San Martín y Guemes. En la película figuraba que a la Avenida la inauguraba Pepe Arias, escena esta con el fondo de un tren que iba y venía cruzando la misma, tocando el silbido tradicional de las máquinas a vapor de aquella época en momentos en que Arias, hacía uso de la palabra.
Una anécdota.
Como dije, fueron varios los extras varelenses y muchos más los que se acercaban a ver el trabajo de los artistas o a pedirles un autógrafo o simplemente a conversar con ellos.
Una de estas personas, Josefina Estevez, nuestra apreciada vecina, llegó teniendo en brazos a su pequeño sobrino Roberto y acompañada por su cuñada Lidia, teniendo un diálogo con Delia Garcés en la puerta de los camarines. Esta, refiriéndose al bebé le dijo: “Que pestañas tenés, que largas”, Josefina le respondió : “Más lindas son las suyas” y Delia respondió de inmediato: “Pero las mías son postizas”.
Palabras finales.
Quien esto escribe era chico en ese tiempo y había llegado recién a vivir a Varela cuando se enteró de ese interesante suceso acaecido poco tiempo antes, por lo tanto se interesó en ver la película una y otra vez, llegándola a grabar en video con algunos cortes.
Por otra parte, sería interesante que nuestro amigo y vecino Roberto Di Chiara, propietario del Museo del Cine, quien me dijo que en su colección la tiene, la pudiera exhibir públicamente en algún acto varelense.
Para este artículo, además de haberla visto una vez más, he consultado con algunos vecinos que la recuerdan. Lamentablemente muy poco pudieron aportar. Eso sí, coincidieron en los pasajes mencionados y rememorando la simpatía de trato de todos los que participaron en la filmación de la película (directores, actores, escenógrafos, ayudantes, etc)
Por último, debo agregar que Pepe Arias en esta película se lució y que tuvo una crítica muy buena por su actuación en el ámbito nacional.
Todos los actores se llevaron gratos recuerdos de su estadía en este pueblo que se llamó “Kilómetro 111” y que es nada menos que Florencio Varela.

 

(*) Docente e investigador varelense. Fallecido en 2014, durante décadas estuvo a cargo de la sección histórica de Mi Ciudad.

 


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE