ENTREVISTA

Sergio Bengochea



Entrevistas » 01/04/2021

Tercera generación de varelenses, Sergio Bengochea nació en Lomas de Zamora el 28 de septiembre de 1949, pero un día más tarde sus padres lo trajeron a esta ciudad, donde vivió siempre y de la que rescata una pintoresca imagen del ayer: el «túnel verde» –así lo define- de árboles en el ingreso por la avenida San Martín. Abogado de la Universidad de El Salvador, ex docente del «Comercial» y el Sagrado Corazón, por muchos años directivo de Defensa y Justicia y concejal y presidente del bloque de la Unión Cívica Radical en el retorno de la Democracia en 1983, es hermano de Stella Maris, padre de Guadalupe y Jimena y vive en pareja con Marita Mauriz. Tiene dos nietos y tres nietos del corazón. «Siempre viví acá, en Vélez Sarsfield 59, al lado de donde estamos ahora. En este barrio estuvieron mis amigos y mis raíces. En donde Gallo tiene la verdulería vivía mi abuelo, Gerardo Robertazzi, Ahí pasó sus últimos días el Dr. Boccuzzi. Ellos eran muy amigos. En esta casa vivían las mellizas Angarola, que tenían una particularidad: se vestían igual. Una vez mi vieja me mandó a retirarles una ropa para regalarles, y eran una roja y la otra azul… ¡Pusieron unas caras de puchero!. Tuvimos que cambiárselas. Mi papá y mi mamá fueron dos personas extraordinarias y me daban todos los gustos. Mi papá fue un gran abogado y siempre hizo cosas para la comunidad y el bien común. Cuando fue Comisionado Municipal presidió la comisión que creó la Escuela Nacional de Comercio, primera escuela secundaria pública y mixta del distrito. En esa escuela mi mamá dio Música, mi hermana dio Inglés y yo, Instrucción Cívica», relata a Mi Ciudad.
Su padre fue Antonio Bengochea Pelento, comisionado municipal en la década del 50, y su madre, Leonor Robertazzi, una recordada profesora de música y canto de varias escuelas varelenses, como la Nº 1 y la Nº 11. Pero la inclinación por la docencia ya tenía sus antecedentes: «Mi abuela Magdalena Vals de Robertazzi fue directora en la Escuela 10. En la década del 20 hubo un gran tornado en Varela y mi abuelo, se dio cuenta de que se iba a caer toda la mampostería, así que se metió debajo de una mesa de roble, con mi abuela y mi mamá, que tenía un año… Se cayó todo, y se salvaron porque estaban debajo de esa mesa, a la que todavía tengo, y que había hecho un tal Ferreyra, tío de Alfredo Ferreyra, que tenía un bar en Monteagudo», agrega.

-¿A qué jugaba cuando era chico?
- Me crié jugando a la pelota, acá a la vuelta, en 25 de Mayo, al lado de la casa de Bussolo. También íbamos a jugar a otros lados, como La Colorada… Jugaba con mi gran amigo, Carlos Cetra, hijo de Poroto, Alberto Memmo, que era un fuera de serie, los Bussolo, Luis y Horacio Genoud, Daniel e Ike Cabello…
-¿Qué le enseñaron sus padres?
-Mi mamá tocaba muy bien el piano y me inculcó el gusto por la música. Yo toco de oído. También tocaba de oído mi tío Humberto Robertazzi, que escribió un tango que se llama «La Morgue». Mi papá todos los sábados recibía a un gran amigo, Pedro Etchegoyen, de La Plata, que venía a tomar un vermouth y a comer, y mamá se sentaba a tocar el piano: todos tangos, Don Juan, Rodríguez Peña, Re Fa Si… Pasábamos unas veladas maravillosas. Y papá me enseñó la cultura del trabajo, Laburaba todo el día, estaba todo el tiempo en el escritorio. Cuando se recibió, en Varela había solo dos abogados… Alfredo Scrocchi y él. Después se recibieron Dreyer, Quique Lando… Ahora hay dos abogados por manzana.

Certificando que siempre existió alguna grieta en el país, nos cuenta: «Mi papá y mi abuelo eran radicales acérrimos, y por parte de mi abuela Mariana Pelento, eran conservadores. Por eso hubo una gran disputa de familia que duró un tiempo largo, hasta que en una Navidad, mi abuela sentó a la mesa a su hermano y a su marido y les juntó las manos. Ella quería la unión de la familia. Y mi viejo cuando se recibió se agregó el Pelento, para tener más trabajo, así pescaba algún cliente más…», comenta entre risas.

(Ver nota completa en la edición de papel)


"Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio. Ley 11.723 de Propiedad Intelectual. Registro Nº 5.185.038."

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE