Otra muerte bajo sospecha



Nota de tapa » 02/02/2024

Desde el 19 de diciembre de 2023, una familia de Bosques Norte (Florencio Varela) convive con la tristeza, la angustia, la desesperanza y la desconfianza de que por ser pobres la justicia que se imparte en la localidad no llegue.

Desde el 19 de diciembre de 2023, una familia de Bosques Norte (Florencio Varela) convive con la tristeza, la angustia, la desesperanza y la desconfianza de que por ser pobres la justicia que se imparte en la localidad no llegue. Son los allegados a Nahuel Sanabria (26), el joven que fue sacado sin vida de adentro de la Distribuidora de Alimentos EMICAT (Ruta 36 y calle Neuquén), luego de -según testigos- ser golpeado por entre tres y cinco personas en ese local. Nadie llamó a una ambulancia para asistirlo, pero sí al personal de la Comisaria Tercera, que ordenó un sospechoso y rápido operativo para llevarse del lugar a la única testigo del hecho. A más de 40 días del crimen de Nahuel, su muerte continúa impune, la fiscal a cargo de la investigación no ordenó detenciones, no incautó las cámaras del local, tampoco la de los comercios cercanos ni las municipales de la zona. Otra muerte que enluta a la localidad y que al parecer algunos intentan archivar, ocultar y olvidar.

El caso

El 19 de diciembre, Nahuel con su amiga Fabiola viajaron a La Plata a buscar la medicación anticonvulsiva que tomaba él. En el regreso a su casa, se pasaron y decidieron ir a visitar a la abuela paterna de Sanabria. Allí se sacó una foto que envió a su madre para que se quedara tranquila que estaba bien; tomada una hora antes del hecho.Fue la última imagen de Nahuel con vida, sin golpes en sus manos, brazos y rostro.
Según Fabiola, mientras esperaban el colectivo para su casa, Nahuel decidió ir a comprar una bebida a la Distribuidora de Bebidas EMICAT ubicada a pocos metros de la parada de transporte. Dentro del local recibió golpes que le produjeron la muerte de forma instantánea.
«Cuando le voy a avisar que venía el colectivo veo que lo estaban golpeando entre 4 o 5 personas. Dejé todo y fui a auxiliarlo porque estaba en el piso con sangre en la cara. Ahí un hombre de barba me agarró del cuello y me sacó del lugar» explica Fabiola en la causa y describe el sospechoso accionar policial: «Al toque vino la policía, les dije que quería ayudar a mi amigo, pero me subieron al móvil, me llevaron a la Comisaria Tercera, me sacaron el celular, me incomunicaron y me trataron como un delincuente»…
«Me tuvieron hasta las 22 horas encerrada en una habitación con una cama de cemento e incomunicada porque me sacaron el celular. En el trayecto pude escribirles a los familiares de Nahuel lo que estaba pasando, si no, sé qué hubiera sucedido conmigo» denuncia Fabiola, la única testigo del ataque a Nahuel quien reclama que la Fiscal de la UFI 2 local, Mariana Dongiovanni detenga a los autores del crimen y que encuentre a quien la tomó del cuello mientras intentaba ayudar a Nahuel.

Accionar sospechoso

El móvil policial de la Seccional Varela Tercera, según la testigo llegó al local minutos después del incidente, pero no con una ambulancia para ver la salud de Sanabria. En la Comisaria a Fabiola la incomunicaron, pero no le tomaron declaración de lo que sucedió.
Los familiares de Sanabria no fueron llamados por la Comisaria, sino que llegaron preocupados por su familiar a EMICAT, luego del mensaje de la única testigo. «En la comisaria decían que llamáramos a los hospitales o a las salas, que ellos no sabían nada de mi sobrino, pero uno de nosotros fue a la distribuidora y pudo filmar lo que pasaba, sacaban a Nahuel sin vida y todos los de EMICAT y la policía intentaban tapar todo» recuerda Doris Montiel - hermana de la madre de Sanabria-. «La policía a nosotros también nos mintió desde el minuto cero, querían desviar todo, pero sabemos que son cómplices de lo que hicieron con Nahuel, quisieron tapar todo, pero nosotros vamos a ir contra todos los culpables» resalta la mujer.

Una autopsia irregular

La autopsia que le realizaron a Nahuel presenta varias irregularidades. Descarta la muerte producida por los golpes y hasta ubica su fallecimiento en su casa de Bosques Norte cuando las pruebas de testigos y hasta videos dicen lo contrario.
«La autopsia que nos dieron dice que él tenía problemas cardíacos y eso es totalmente mentira. Yo crie desde chico a Nahuel, lo crie como mi hijo y nunca tuvo esa enfermedad, pueden buscar su historia clínica en el Hospital donde se atendía…Ese día había ido a La Plata a buscar la medicación que tomaba que era anticonvulsiva» refiere Doris, la mujer que se puso al hombro el pedido de justicia. «Nos lo dieron con la cara toda golpeada y las manos con moretones» agrega y compara la foto del velatorio del joven con la imagen que le envió a su madre aquel 19 de diciembre junto a su abuela, una hora antes del ataque mortal. «El rostro de Nahuel una hora antes estaba sin golpes. Que me digan que por una convulsión se le formaron todos los moretones es mentira. A él lo molieron a golpes dentro de la distribuidora».
Otro error sospechoso figura en la documentación que le entregaron a los familiares de Sanabria en la cochería. Allí dicen que la muerte fue por un problema cardíaco y en su hogar. «Nahuel no murió de un problema cardiaco sino que fue sujetado y golpeado por un grupo de entre cuatro y cinco personas que finalmente ocasionó la muerte» resalta Montiel y aclara «La de la cochería al leernos nos dice que él murió en calle Ruiz Díaz, en casa, y ahí nos dimos cuenta que habían mentido en el certificado de defunción… La persona que hizo la autopsia miente descaradamente o está tapando a alguien porque mi sobrino , hay pruebas de que murió dentro de la distribuidora».

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE