BAJATE MI CIUDAD EN TU CASA
Sin costo: bajate el PDF de Mi Ciudad y leé la edición de papel.
GRATIS
Bajar

SALIO LA REVISTA ANUARIO A TODO COLOR

PEDILA EN EL KIOSCO DE TU BARRIO!!!!

Con Mauricio Anachure en Barcelona

Cientos de personas vienen y van por el Passeig de Gracia de Barcelona. Es una mañana agradable y soleada de junio de 2017 y los que están trabajando -muchos- se mezclan con los viajeros que desde todo el Mundo llegan a conocer uno de los destinos más atractivos de España. Luego de pasar por la imponente Casa Mila, popularmente conocida como La Pedrera, la increíblemente modernista obra de Antoni Gaudi que se construyó entre 1906 y 1910, a unas diez cuadras de la Plaza de Cataluña, se levanta el lujoso Hotel Majestic, en cuya terraza funci...

Nuestra Reina en Perú

Cuando fue elegida Reina de Florencio Varela, Verónica nunca hubiera imaginado que algunos años más tarde estaría desarrollando una exitosa carrera como modelo publicitaria a más de 4000 kilómetros de nuestra ciudad.
Sin embargo, la vida está llena de sorpresas. Y esta bella joven de 29 años, que se fue de Argentina como Verónica Soledad Sánchez y ahora se agregó el apellido materno: Stepaniuk, encontró su destino cuando y donde menos se lo esperaba, y en otro país de América. Y lo del ...

Con Carina Luna en París

Aunque hace apenas tres horas que nos bajamos del avión, ya estamos arriba de un colectivo –el número 63- al que nos subimos en la Estación Saint Germain, hacia Trocadero. Si todo va bien, ahí encontraremos a la persona que vamos a entrevistar para la Revista de fin de año de Mi Ciudad. Cuando convocamos mediante Facebook a varelenses que vivan en Francia, una amiga nos contactó con ella. Y luego le escribimos un mensaje que respondió rápidamente, accediendo a nuestra propuesta. En el vehículo, no parece haber má...

Víctor D´Aloisio, un ebanista varelense en el Teatro Colón

La obligada inmigración a la que condena la desgracia de las guerras, tenia –allá por mediados del siglo XX- la ilusión de una vida mejor en la América de la esperanza. Así, la Argentina , que aún se deslizaba en la inercia de aquel “granero del mundo”, fue faro de destino de tantos seres humanos que llegaron adonde los esperaba la bendición del trabajo, que les aportaría la posibilidad de subsistir, poder afincarse, llamar a sus familiares y paliar, como se pudiese, el amargo sabor del desarraigo.

Y aqu&ia...