Para eso estan los amigos

Nota de tapa » 01/04/2019

Mientras el Intendente Watson aprovecha cada aparición pública para culpar de la situación económica local al Gobierno Nacional y quejarse de su falta de recursos, la Municipalidad de Florencio Varela sigue haciendo gala de un evidente poderío económico y sigue sumando gastos a su presupuesto.
La última prueba de ello es la reciente firma de un contrato con José «Pepe» Scioli, hermano del actual pre candidato a la Presidencia de la Nación y ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, a través del cual se le pagan 50.000 pesos por mes para hacerse cargo de la «comunicación oficial» de la Comuna.
El convenio fue rubricado y publicado en el Boletín Oficial un par de meses antes de la ostentosa presentación, en la flamante sede del Peronismo local, del libro que Daniel Scioli dice haber escrito, y en el que incluye su proyecto de gobierno.
«Pepe» Scioli, a quien todavía nadie vio cumpliendo funciones en la Comuna, pese a que ya cobró cinco veces por su trabajo, se suma así a la también poco presente Silvina Batakis, ex funcionaria del ex motonauta que puntualmente cobra un sueldo como «asesora» de nuestro Municipio, pero a quien solo se la vio aparecer por el distrito en algún cónclave ocasional.

«Si hay un lugar donde yo siento una gratitud y un cariño entrañable es Florencio Varela», dijo Daniel Scioli cuando presentó su libro «El otro camino» en un salón del Cruce Varela. Ahora, el perdedor del balotaje de 2015 tiene otro motivo para agradecer a Watson, al que en ese mismo acto definió como «un gran compañero» y al diputado Julio Pereyra: la contratación de su hermano por el Municipio. Será por eso, que en su discurso ante la militancia, dijo que «Watson vive tomando decisiones para apuntalar y evitar las consecuencias del ajuste en el distrito».

 

Profundizando los flujos

 

El contrato 251/18, firmado el 29 de agosto del año pasado, puede leerse en el Boletín Oficial, y dice: «Municipalidad de Florencio Varela, en adelante denominado «Locatario de Obra» y el Sr. NICOLAS JOSÉ SCIOLI, DNI N°23.969.432. Objeto: Para intervenir en el plano comunicacional de determinados eventos y/o actos de gobierno en el marco de la gestión e implementación de políticas públicas en el orden local, profundizando la optimización del flujo de información interna y coordinando en forma transversal los datos relevantes, desarrollando en esa tarea una dinámica coordinación del seguimiento de procesos administrativos que se traduzcan en la concreción de actividades y servicios. Todo ello, propendiendo a la potenciación y perfeccionamiento de la utilización de los canales institucionales digitales propios a través de mensajes sencillos, realizando los análisis que permitan la mejor implementación y seguimiento de procesos comunicacionales».
De qué se tratará esto de «profundizar la optimización del flujo de información interna» y «coordinar en forma transversal los datos relevantes» sólo lo sabrán Watson, Pereyra, los hermanos Scioli y Dios. Pero lo cierto es que a esto lo pagamos todos los varelenses.

 

¿Un Municipio incompetente?

 

Por ridículo que parezca, el Municipio, a través del Decreto 1910/18 reconoció la incompetencia de su propia Subsecretaría de Prensa –que sin embargo, sigue funcionando y costando mucho dinero del presupuesto- para las tareas de informar, aún para aquellas «más sencillas» como específicamente se remarca en la medida sancionada por el Ejecutivo.
Según se lee en el Decreto citado, publicado en el Boletín Oficial Municipal, los trabajadores del área de Prensa de la Comuna no saben hacer su tarea. Dice textualmente esta norma, fechada en agosto del año que terminó: «RECONÓCESE la incompetencia material específica, para el ejercicio 2018, para la Subsecretaría de Prensa, Comunicación y Ceremonial, dependiente de la Secretaría de Gobierno, para la realización de las siguientes tareas: optimización del flujo de información interna y la coordinación transversal de datos relevantes, desarrollo de una dinámica coordinación del seguimiento de procesos administrativos que se traduzcan en la concreción de actividades y servicios; potenciación y perfeccionamiento de la utilización de los canales institucionales digitales propios a través de mensajes sencillos, realización de análisis que permita la mejor implementación y seguimiento de procesos comunicacionales, en el ámbito interno y externo de esta Administración».
Por supuesto, «Pepe» Scioli no perdió tiempo y ya cobró por sus servicios en cinco oportunidades: el 16 de octubre, el 15 de noviembre y el 14 de diciembre de 2018, y el 22 de enero y el 18 de marzo de este año. Pero como la Comuna es «agente de retención», recibió 46.600 pesos netos en cada una de esas ocasiones, lo que da un total cercano a los 250.000 pesos.
Florencio Varela puede ser un municipio pobre, pero por lo visto, es muy generoso.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE