Elecciones PASO: La grieta también llego a Varela

Edición Impresa » 01/08/2019

El 11 de agosto, en todo el país, se llevarán a cabo las PASO (Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) en las que los ciudadanos deberíamos elegir a los candidatos definitivos de cada partido para los comicios de octubre, algo que en los hechos no sucede, porque la gran mayoría de las fuerzas políticas ya los definieron, no sólo en Nación y provincias, sino también en muchos casos a nivel municipal.
Las PASO tendrán, de todos modos, consecuencias importantes: los que no logren el 1,5 por ciento de los votos no podrán ir a las Elecciones Generales.
En Florencio Varela, Andrés Watson, finalmente bendecido por el dedo de Julio Pereyra, pretendía ser el único aspirante del Frente TODOS, y pareció conseguirlo, al haber rechazado la justicia electoral la lista propuesta para el mismo espacio por Héctor Salatino, que llevaba a Mariano Camiletti como primer edil, pero a último momento, el referente de la agrupación “Peronismo sin Fronteras”, Lucio Berón, conocido por aturdir insistentemente a los transeúntes de la Peatonal Monteagudo vociferando consignas contra Macri, logró que le habilitaran su nómina y buscará el milagro de ser el hombre de Alberto y Cristina en nuestra ciudad. Le tocará competir con “boleta corta” –sin los representantes provinciales y nacionales pegados a su lista- y contra todo el aparato pereyrista, en una pelea desigual cuyo final parece escrito.
Confirmando la polarización que se da a nivel nacional, en F. Varela el principal adversario de Watson será nuevamente Pablo Alaniz, única opción del Frente Juntos por el Cambio. Luego de recorrer todos los barrios como nunca lo hizo alguien no perteneciente al oficialismo, el joven macrista hizo repartir coloridos volantes –sin referencia alguna a Macri o a su espacio- en los que habla de sus “ganas de poder llevar soluciones concretas a tantos varelenses que siguen esperando alguna mejora mientras los que gobiernan son los mismos que se pasan la pelota hace más de 25 años”.
El GEN, que iba a impulsar a Alejandro Estupiñán como una de las vertientes de Consenso Federal en nuestro distrito, se bajó de la contienda, según lo comunicaron, al verse “sorprendidos con la aparición protagónica, en nuestro espacio, del principal proveedor municipal y socio de Pereyra. A partir de ahí decidimos retirar nuestra lista para no traicionar nuestra histórica identidad política, ideológica y ética. No podemos ser parte de una alianza local integrada por una persona vinculada a la violación de los derechos humanos en la última dictadura militar, que a su vez es históricamente socio político del conductor del partido oficialista, y que además comparte millonarios negocios con el actual gobierno municipal”. Aunque no lo nombra, habla de Francisco “Chicho” Basile.

 

La tercera vía y la sombra de Chicho

 

La gran polémica estuvo centrada en la habilitación o no de la lista de Mario Kanashiro. El médico, ex funcionario de Pereyra, finalmente consiguió que su lista pueda participar de los comicios, aunque en un principio no figuraba en la nómina subida a la Web por la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires. ¿Qué había pasado? Pocos días después del cierre de listas, integrantes de su espacio, entre ellos cuatro pre candidatos, decidieron dar un paso al costado por su alianza con “Chicho” Basile, proveedor principal del Municipio, denunciado, junto a Pereyra, por la diputada Elisa Carrió por “enriquecimiento ilícito”.
“Consideramos que no es bueno para el proyecto Sanar Varela el acompañamiento del empresario local Francisco Chicho Basile bien conocido en el ámbito político y municipal…”. Con esas palabras, cuatro integrantes de la lista renunciaron a sus postulaciones y originaron el quiebre político que puso en riesgo la propuesta de Consenso Federal, el espacio de Roberto Lavagna, en nuestro distrito.
El comunicado, que firman los pre candidatos Julio Agüero, Mabel Gadea y Hugo Guevara, junto a Analía Couto, Juan Alvarez, Víctor Ayala, Noemí Bruno, Jorge Rey, Sergio Moro y otros, agrega que “la lista fue armada por Basile y compañía, destratando a la militancia el Dr. Kanashiro”. Tras este cisma, Basile también anunció la retirada de “sus candidatos” de la nómina, pero la Justicia Electoral terminó por dar el visto bueno a esta “tercera vía” local, que como curiosidad, tendrá al ex Intendente José Luis Barboza en su lista de concejales. Este caso tiene una característica especial: aunque figura como uno de los renunciantes, Kanashiro aseguró que Barboza nunca renunció. En conferencia de prensa, el galeno dijo que su lista “perjudica a Pereyra” y no descartó que la maniobra que intentó bajar su lista haya estado preparada desde un primer momento. “Acá están acostumbrados a cambiar las listas cuando van hacia La Plata y las revolean por el Parque Pereyra, pero nosotros no hacemos esas cosas”, aseguró, a la par que ratificó su voluntad de ir por la Intendencia, aunque su lista quedará con menos candidatos en las Generales de octubre.
Pero la influencia de “Chicho” en estas PASO no se limitó a Consenso Federal. Fiel a aquel viejo precepto de “colocar los huevos en varias canastas”, el veterano dirigente peronista local tendrá al menos dos personas de su máxima confianza en la lista del ignoto Partido Renovador Federal, que llevará como pre candidato a la intendencia al muralista José Campos: el primer candidato a concejal será su abogado, Roberto Pucciarelli, alguien que hace rato busca hacer pie en la Unión Cívica Radical de Florencio Varela, y la segunda candidata de la lista será Blanca Carles, ex esposa de Basile, y su gran compañera en sus años más difíciles.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE