INFORME

Tiene a su hijo internado desde que nació y necesita una vivienda digna

Salud » 01/09/2019

Hur Roldán tiene apenas cinco meses de vida y desde su nacimiento padece cardiopatía cognitiva, interrupción arteriosa de la aorta, síndrome de Di George (síndrome 22Q11) y fue sometido a dos cirugías de plicatura de diafragmática en el mismo lugar; ya que el lado derecho de los pulmones no funciona con normalidad. «Lo pudimos tener cinco días en casa, hasta que se descompuso, lo llevamos al materno y de ahí lo derivaron al Hospital del Cruce, desde el 22 de febrero que estamos acá», comentó Denise Pamela Ávila, mamá de Hur, a Mi Ciudad.
Hur se encuentra internado en el Hospital del Cruce esperando volver a casa con sus padres y sus cinco hermanos, aunque esto se encuentra muy lejos de ser posible. «Soy del Barrio Villa Argentina, prácticamente vivimos en el barro, la casa en la que vivimos no está en condiciones para que viva un chico con su estado de salud y no quiero llevarlo por dos horas y tener que salir corriendo de vuelta porque se descompuso, para eso es preferible que se quede en el Hospital», dijo Denise.
Todos los meses Denise pide un resumen de la historia clínica de Hur para presentar en la Municipalidad; puesto que, desde hace seis años, su familia espera por la vivienda propia. Pero la única respuesta que obtiene es que tiene que esperar. «Ya presenté todos los certificados que tenía que llevar, presenté todas las historias clínicas para que vean la necesidad del caso, aunque a ellos no les importa», dijo Denise y agregó: «tengo entendido que el Municipio alquila casas para familias especiales, yo me entere por un amigo quien tiene una traqueotomía, y vive en una de estas casas, esto nunca me lo comentaron, ni siquiera me lo propusieron como opción».
También, Denise, en su desesperación, pidió en la Comuna alguna ayuda económica para poder sobrellevar su situación.»Pido una ayuda por única vez», comentó, y añadió: «siempre que les pregunto sobre el tema me esquivan la pregunta y me salen con otra cosa».

El pasado 16 de julio, Denise tuvo una reunión con la trabajadora social del municipio, Lucía Varela, quien le pidió que firmara unos papeles para la vivienda; ya que le faltaba presentar algunas documentaciones de sus otros hijos. Allí, le dijeron que se presentara en la Municipalidad el 1 de agosto, «cuando me presenté ese día me dijeron que lo que firmé era para ingresar al programa, pero lo que ella me había dicho en la reunión anterior, era que yo ya estaba adjudicada», aseguró Denise y continuó: «Ella me lo negó, diciendo que no se acordaba de haberme dicho eso, pero le mostré los dos papeles de las citaciones que tuve con ella y que contenían su firma».
Denise también se comunicó con el Director de Regularización Dominial del Municipio, Hernán Lozada, «él me había dado su número para estar comunicados, cuando le pregunté me dijo que todavía no había nada y que esto no depende de él sino de Provincia y en lo que pudiera me iba ayudar pero que todavía no hay nada», manifestó Denise . «Según él se ponía el caso al hombro y dijo que apenas haya algo me iba a avisar, en caso de que haya alguna adjudicación me iban a llamar a mí primero por la prioridad del caso, pero lo que hacen es tirarse la pelota de un lado al otro y no quiero que me hagan ilusionar en vano, a mucha gente le dieron las viviendas y no las usan, es más las venden o las alquilan y a mí que la necesito me la niegan».
Hasta ahora la única ayuda con la cual la familia cuenta, es la de los vecinos del barrio, quienes realizaron un evento a beneficio para conseguir fondos; ya que no obtuvo respuesta de ningún lado. En julio se realizó un encuentro solidario, para recaudar fondos para una habitación especial para Hur, pero lo recaudado no fue suficiente. «Con lo que se juntó no se puede hacer mucho, ya que en los corralones los ladrillos más baratos cuestan los 1000, 14000 pesos, y con eso no se puede hacer mucho» dijo Denise.
Hur es un niño cardiópata, que además tiene una traqueotomía, a quien le están negando una casa digna. El no tiene que pagar por la falta de obras públicas en el distrito, ni tiene por qué vivir en el medio del barro donde las ambulancias no pueden ingresar. Su familia no puede esperar hasta octubre a que haya «altas por bajas», para poder tener una casa. «Mi hijo es un nene de Varela, nació en Varela, vive en Varela, pero al parecer no cuenta como varelense. Todos los días tengo que estar viajando yendo y viniendo, y ni siquiera me alcanza para el colectivo», dijo finalmente Denise a Mi Ciudad.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE