Juego de cuatro. Hablan los candidatos: Andres Watson (Frente de todos)

Nota de tapa » 01/10/2019

Andrés Watson tiene 46 años, está casado con Mariana Bruzzone y tiene dos hijos. Fue obrero en una fábrica de agua mineral. Es municipal desde hace 26 años: ingresó como becario y, como administrativo, pasó por todos los cargos, fue Jefe del Departamento de Sumarios, Director de Legal y Técnica, Subsecretario de Gobierno, Secretario de Gobierno y concejal. Fue por seis meses Director Provincial de Tierras. Actualmente es Intendente interino. Es hijo de Carlos Watson -ex ferroviario y municipal, ex Secretario General del Sindicato de Municipales- y de Gloria González, docente. Hizo la primaria en la Escuela 1 y la secundaria en el Instituto San Juan Bautista y el Sagrado Corazón. Se recibió de abogado en la Universidad de Lomas de Zamora. Vive con su familia en el Centro de F. Varela, ciudad a la que llegaron sus abuelos maternos por recomendación médica. Es hincha de Boca y simpatizante de Defensa y Justicia, club del que es socio e integró su comisión directiva. «Me tocó fiscalizar una elección y la lista opositora tiraba miguelitos en la calle de acceso al predio de Bosques… Es el folklore del fútbol», recuerda. Le divierte ver series de Netflix como Scandal y House of Cards. «Algo monotemático», reconoce. Y también, NCSI, sobre investigaciones de la policía forense. Jugó al fútbol con sus amigos durante 25 años, pero dejó por falta de tiempo, y quiere retomar. Jugó al paddle e hizo boxeo junto a su hijo «para compartir algo con él», dice. Trabaja de 12 a 14 horas por día y chicanea a la oposición: «yo hice la campaña con la boleta completa, y sin esconder a mis candidatos», resume.

-¿Qué es lo mejor de tu gestión?
-Con un 30 por ciento de recaudación es muy difícil gestionar, pero a pesar de eso invertimos… Estamos haciendo un asfalto de hormigón que va a la Escuela 3, en Ingeniero Allan, donde había un gran problema hidráulico. Hicimos obras de bacheo. Y viviendas… En San Jorge había 330 de 580 casas, y se terminaron las restantes. También en Thevenet. En Salud invertimos mucho. Con la desocupación mucha gente perdió su obra social y eso recarga el sistema de salud. Estamos haciendo obras para mejorar todos los centros de salud, en algunos pusimos control de personal por huella, turnos por Internet. Hay mucha gente que la está pasando mal y tenemos que ayudarla… Hicimos dos aulas en la Escuela 44 del Barrio Luján y estamos haciendo una tercera… Ahí había chicos que no podían esperar. Me interesa mucho la Educación, y en eso tiene que ver mi madre que trabajaba en dos turnos, esforzándose mucho, y mi esposa, también docente. En Varela hay edificios educativos paralizados, como el Jardín de Las Alicias, o la Secundaria del Barrio San Francisco. Queremos trabajar para bajar la desocupación en el distrito. Creamos un portal web con 15.500 personas que están buscando trabajo. Los capacitamos, les enseñamos a hacer un currículum. Y logramos que lleguen empresas al parque Industrial, a las que captamos con eximición de impuestos en los primeros años para que puedan generar trabajo genuino y tomen mano de obra local.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE