Juego de cuatro. Hablan los candidatos: Pablo Alaniz (Juntos para el cambio)

Edición Impresa » 01/10/2019

Pablo Alaniz tiene 32 años recién cumplidos. Es concejal desde 2017 y es abogado, recibido en la Universidad Católica Argentina. Nació en la ciudad de Buenos Aires. Es soltero y está de novio. Hizo la primaria en la Escuela Nº 4 y la Secundaria en el Colegio Jean Piaget, ambos de Capital y con jornada completa, a donde lo llevaba a diario su madre, cuando iba a trabajar, trayéndolo de vuelta cuando retornaba a nuestra ciudad. Vive con su padre, Héctor -el dueño de FM Radio Juventud- en el barrio Pico de Oro, y su madre falleció hace 10 años. Es hincha de Defensa. “Y de ninguno más”, nos aclara. Juega al fútbol, aunque “no muy bien, pero le pongo mucha actitud como en todo lo que hago”, dice. También disfruta mirar series como Apache y La Casa de Papel por Netflix. Su primer trabajo fue como reparador de PCs, y luego prestó funciones en la Legislatura de Capital. Estuvo a cargo del equipo digital de Cambiemos durante la campaña y fue Director Nacional de Comunicación Digital durante la primera etapa del gobierno macrista. En 2016 renunció para dedicarse a la política y comenzó a recorrer los barrios de nuestra ciudad. Calcula que el último año visitó a más de 400 vecinos.

-¿Por qué te metiste en política?
-Si no me metía, los mismos de siempre iban a dejar a Varela abandonado. Cuando decidí dedicarme a esto fue porque me duele la realidad al salir de mi casa, ver una calle sin asfaltar o una que se inunda, y darme cuenta de que es lo mismo que pasa en otros barrios. No puede haber barrios de primera y barrios de segunda. A veces vamos a un lugar y nos dicen “acá en el GPS somos zona roja, no existimos”.
-¿Qué es lo peor de la gestión Pereyra-Watson?
-La desidia. El abandono y el normalizar un montón de cosas que se van acumulando año tras año. Llegar a un 70 por ciento de calles de tierra no es cosa de una o dos gestiones.

-¿Hay algo de bueno en esta Administración?
-Es difícil… Creo que a nivel cultural se hizo un trabajo muy bueno con los chicos. Cada vez que voy a un colegio a hablar con los alumnos o me encuentro con un grupo de jóvenes me hablan de participar en distintas actividades culturales, y eso está bueno. Pero a eso también hay que complementarlo con que cuando el chico salga de su casa no tenga que caminar diez cuadras en el barro. Está muy bien que pueda tener participación en lo cultural y en el deporte, pero hay que acompañar eso con un trabajo de infraestructura adecuado.
-¿Watson y Pereyra son lo mismo?
-Watson está con Pereyra hace 25 años y me resulta raro que ahora tenga las soluciones que no tuvo en todo ese tiempo. Lo invito a generar un debate para charlar qué Varela queremos hacia adelante.
-¿Es imposible que dos candidatos se bajen y apoyen a otro para que sólo haya dos listas el día de las Elecciones?
-Creo que en octubre, virtualmente, va a suceder eso, porque van a haber dos modelos muy diferenciados. Por un lado lo que propone Pereyra, que lleva de candidato a Watson, y por el otro, el equipo que hemos logrado armar con María Eugenia Vidal, que incluye a un montón de vecinos de Florencio Varela, claramente consolidados como segunda fuerza. Todo aquel vecino que quiera ganarles a Pereyra y Watson tiene que saber que nosotros hoy somos los que más chances reales tenemos de hacerlo. Por eso estamos duplicando el trabajo y tratando de sumar a las listas que participaron en las PASO y no pudieron superar el piso para que nos ayuden desde ese lugar, compartiendo las mismas ganas de renovar Varela y sumándose a este equipo. Sobre bajarse y apoyar a uno, creo que es una respuesta que tienen que dar las otras listas, porque nosotros estamos dispuestos a incorporar a los que quieran sumarse. Acá hay una inmensa mayoría que no estamos de acuerdo con el modelo que nos vienen proponiendo Watson y Pereyra. Pensá que el 60 por ciento de los varelenses no lo eligieron. Por eso tengo confianza en seguir nucleando a esa gente.
-Danos tres medidas que tomarías al asumir la Intendencia.
-Primero, un plan serio de infraestructura en lo que hace a las calles. Arreglar las existentes, y trabajar en un plan de asfalto serio, lo que se puede hacer con el actual presupuesto. Dicen que no alcanza, pero no es así. Quilmes y Berazategui en los últimos tres años hicieron más de 500 asfaltos, y Varela ninguno. Segundo, las Salitas. En cada barrio hay una que no funciona y los vecinos tienen que ir a las cinco de la mañana para sacar un turno. Y eso no puede ser. Si tenemos salitas con guardias las 24 horas, con todos los elementos, con rayos, laboratorios, regionalizándolas, el vecino se puede atender cerca, sin tener que viajar 40 o 50 minutos hasta un Hospital que, encima, como ninguna salita funciona, está colapsado. Y tercero, la seguridad. Poder planificar un esquema en el que Varela sea como nuestra casa. Y a nuestra casa, cuando salimos, la cerramos con llave. Tenemos que tener control de los accesos y egresos de nuestro distrito, y las cámaras de seguridad hoy son menos de 200, mientras que Quilmes y Berazategui tienen entre 700 y 1000.
-Si perdés… ¿Qué sigue?
-Vamos a seguir recorriendo los barrios como siempre. Quiero que cada vecino esté mejor y vamos a estar al lado de ellos en el rol que nos toque.
-¿Algo más?
-Que es importante que el vecino vaya a votar. Se define el futuro de Varela y hay una oportunidad real de ganarle a Pereyra. Si sumamos a los que votaron en blanco, con los que votaron listas más chicas y con los que no fueron a votar, podemos ganar la Elección.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE