Siguen los negocios entre La Comuna y Chicho Basile

Nota de tapa » 01/02/2020

Las denuncias de Elisa Carrió y las causas contra Julio Pereyra y algunos proveedores municipales que tramitan en la Justicia desde 2016 no fueron un impedimento para que la Municipalidad de Florencio Varela continuara su estrecha relación comercial con las empresas de Francisco «Chicho» Basile y dando curso a millonarios pagos a ellas.
Según las publicaciones del boletín oficial de 2019, «Servicios y Gestión», una de las firmas alcanzadas por la investigación judicial que duerme en los cajones del Juez Federal Luis Armella, es una de las firmas que más recursos recibió del Municipio durante el año que terminó, y esto sin contar la enorme cantidad de dinero que Basile también percibe a través de la recolección de basura, con la «Cooperativa de Provisión de Servicios para Idóneos en la Recolección de Residuos 31 de Mayo Ltda.», que conforma una UTE (Unión Transitoria de Empresas) con la firma «Higiene Ambiental Urbana S.A.».
En octubre de 2019, se anunciaron en el boletín oficial cinco contrataciones de «Servicios y Gestión S. A.» por parte de la Comuna, con una particularidad: algunas de ellas se firmaron en días corridos, y hasta en la misma jornada: el convenio 326, del 23 de septiembre de ese año, que otorgaba la construcción del nuevo edificio de la Subdelegación de la Policía Científica, sobre las calles Sargento Cabral, Avenida Calchaquí, Camino General Belgrano y Avenida del Trabajo, el contrato 327, del 24 de septiembre para construír el Centro de Día para adultos mayores en la calle Cariboni de Villa Vatteone, el contrato 333 del 1 de octubre, para la reconstrucción y/o bacheo de pavimento en hormigón simple en la calle Los Charrúas entre El Ombú y Avenida Novak, el contrato 333 del mismo día, para reparar el pavimento con mezcla bituminosa en caliente, en la calle Intendente Cariboni entre Av. Hudson y Av. Eva Perón, y la adjudicación de la licitación pública Nº 11/2019, a través del Decreto 1703/ 19, del 18 de septiembre de 2019, cuyo fin no se especifica. En los cuatro primeros casos, el boletín no informa el monto que cuesta cada obra. Pero sí en la licitación, que es de 7. 752. 328, 10 pesos.

Si vamos para atrás, podemos encontrar más operaciones entre ambas partes.
En septiembre, hay dos licitaciones adjudicadas a «Servicios y Gestión»: la Nº 9 del día 2, por 12.802.172,32 pesos, y la Nº 12, del día 18, por 9.082.504,26 pesos.
Según lo informa el boletín oficial Nº 10, de junio, a través del contrato Nº 125 del 16 de abril, se le otorga a «Servicios y Gestión» la obra de ampliación de la Casa de la Cultura, primera etapa. Aunque el monto no se especifica, puede conocerse con sólo observar el cartel ubicado al frente del edificio de Mitre 149, en pleno centro, que da cuenta de que se pagarán por el trabajo, que tenía un plazo de realización de 90 días, y que aún no está terminado, 6.203.394,36 pesos. Una licitación adjudicada con fecha 27 de marzo –la Nº 20180006/2019 2do. Llamado- tiene un monto casi idéntico para otra obra de esta empresa; 6.203.394, 39 pesos.
Revisar estos datos lleva a un interrogante: ¿Por qué la información que da la Comuna es incompleta? Porque los boletines solo dan a conocer un extracto de cada contrato que se firma, imposibilitando que cualquier ciudadano pueda tener acceso directo a su contenido completo. Esto es totalmente diferente en la administración nacional, donde los datos están realmente al alcance de todos. Si un vecino está interesado en los detalles de una contratación en particular en nuestra ciudad, tendrá que presentar un pedido por escrito e iniciar un laberinto burocrático que no lo llevará a ningún lado.
La denuncia de Carrió contra Pereyra por supuesto «enriquecimiento ilícito» involucra directamente a Basile: «Las denominaciones societarias: »Servicios y Gestión SA» y »Ture SA», fueron contratadas reiteradamente y de modo directo, durante años y, la explicación es simple. Son denominaciones societarias constituidas por Francisco Basile e hijos. Mencionar ese nombre en el Partido de Florencio Varela, es aludir directamente al denunciado (N de la R: Pereyra). Francisco Basile, además de ser beneficiario de contrataciones directas, por intermedio de las sociedades mencionadas y de una Cooperativa que conduce y controla; fue beneficiario –de modo ilegal- de uno de los mayores negocios: el de recolección de residuos…» Luego continúa: «La llegada de Basile a la recolección de residuos fue totalmente irregular. A la licitación se presentó la UTE que ejercía el servicio, y la cooperativa de Basile, que aún sin acreditar personal, camiones ni talleres suficientes ganó la contratación. El cambio de servicio debía iniciarse en noviembre de 2013 y recién se concretó en mayo de 2014. Basile pidió una prórroga de seis meses, en la que absorbió toda la infraestructura de la empresa que ya operaba…».
La denuncia agrega: «La familia Basile, se ha beneficiado extraordinariamente con la gestión del denunciado; lo que puede sugerir una sociedad entre ambos… La obra y los servicios públicos en Florencio Varela han sido el vehículo para que, por intermedio de cooperativas fantasmas y/o controladas por amigos; se desviaran y sustrajeran fondos públicos con participación y/ o anuencia del denunciado; quien a lo largo de 22 años, estuvo –sin interrupción- a cargo de todo su manejo. Su simultánea participación como titular de la FAM y FLACMA tendrá que integrar la presente investigación penal, atento que, ambas Federaciones fueron beneficiarias de subsidios de los Gobiernos Nacional y Provincial».
La causa arrancó con un fuerte gesto: los allanamientos de la Comuna (oficina de Pereyra incluída) y del Concejo Deliberante. Ambas tuvieron lugar el 19 de septiembre de ese año. A partir de allí, Carrió incorporó muchas pruebas, entre ellas, los títulos de propiedad de las ex esposas de Pereyra, pero el Juez impidió a los querellantes ver la causa, cuyas novedades se desconocen.
Desde el inicio del proceso hasta hoy, muchas cosas cambiaron. Carrió está por dejar su banca, Chicho sobrevivió milagrosamente a un grave accidente automovilístico y el Gobierno Nacional cambió de signo político. Y ya se sabe que, aún sin descartar que Armella pueda darnos una sorpresa, cuando los vientos soplan para un lado, la Justicia Federal suele acompañarlos.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE