Los excluídos del “Modelo”



Nota de tapa » 02/11/2022

Anabella vive en una casilla precaria, de madera, con sus cinco hijos – la más chiquita, una bebé a la que amamanta en medio de la nota- y sus perros, incluido uno, negro y viejo, que «se me instaló acá y no se fue más», nos cuenta.

Anabella vive en una casilla precaria, de madera, con sus cinco hijos – la más chiquita, una bebé a la que amamanta en medio de la nota- y sus perros, incluido uno, negro y viejo, que «se me instaló acá y no se fue más», nos cuenta. Su marido no está. Trabaja en la construcción y tiene que viajar en forma casi permanente. Así y todo, en su casa, con contrapiso, y de no más de 20 metros cuadrados, funciona el merendero infantil «Los Traviesos», en el que comen más de 50 chicos del barrio y que recibe ayuda solamente de la Red de Relaciones Comunitarias Monseñor Angelelli.
La casilla es una de las 16 que están, apretadas, en el predio de 24 hectáreas de Avenida Cacheuta y 1347, en el camino a la Villa San Luis, instaladas en unos terrenos que son de la Comuna y al que funcionarios municipales los llevaron hace ya ocho años, para que oficien de «cuidadores» del predio y eviten los intentos de asentamientos.
Anabella lo explica así a Mi Ciudad: «como acá hubo un intento de toma, el Municipio nos trajo a nueve familias a través de un acuerdo con la cooperativa que integramos, la 23 de Noviembre para cuidar el lugar. Nos dijeron que íbamos a estar de tres a seis meses, y nos dijeron que no podíamos construir, ni hacer pozos, porque era algo provisorio. Y que no podíamos ir más allá de un pedazo de diez por diez. Pero el 5 de diciembre van a hacer ocho años… Por acá pasaron todos los políticos, y nadie nos da una respuesta».

«Militando la Ley»

La Ley es más Estado, más derechos, más Democracia», dijo con emoción y euforia militante el presidente de la Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat Social, Héctor Rubén Pascolini. A su lado, aplaudían el Secretario de Obras Públicas municipal Diego Trejo y el diputado K Gustavo Di Marzio. Uno de los salones del club Nahuel estaba prácticamente colmado.
Era el 12 de julio de 2014, y en un acto que contó con representantes del Consejo de Tierras de la Comuna, la agrupación Tupac Amarú, el Movimiento Mayo, el Movimiento Evita, la CTA Varela, el MTR Santucho, el MTL Los Pioneros, la Cooperativa 23 de Noviembre, FOTIVBA, la Coopteba (de SUTEBA), el Movimiento Aníbal Berón, la agrupación Martín Fierro, Kolina, el «Peronismo Militante», el Partido Humanista, la Agrupación Novak, Vía Campesina, la Universidad Arturo Jauretche, y la Pastoral Social del Obispado de Quilmes, se realizó el llamado «Cabildo Abierto» en el marco de la implementación de la Ley de acceso justo al Hábitat.
La reunión fue el marco para que todos los presentes manifestaran su apoyo a la citada norma, que impulsa «la reducción del déficit habitacional –con prioridad a familias de bajos recursos y necesidades especiales-, el desarrollo de nuevas áreas residenciales en centros urbanos o en asentamientos rurales, mediante la construcción de conjuntos de viviendas, y el impulso de programas de construcción, autoconstrucción, reparación o remodelación de viviendas». Todos los presentes se comprometieron a «militar la ley en cada barrio» para su cumplimiento.
Ese día, Pascolini, dijo también que «la Ley profundiza la democracia, amplía derechos y es una herramienta fundamental para superar problemáticas de suelo y hábitat», para después enumerar «las acciones que se llevan a cabo en Varela para lograr soluciones habitacionales a miles de ciudadanos del distrito», según consignó la oficina de Prensa del Municipio en su momento. A su turno, Di Marzio también destacó «la labor de la intendencia (entonces en manos de Julio Pereyra) para resolver la problemática».
Pero la problemática en Florencio Varela está muy lejos de resolverse. Fuentes extraoficiales hablan de la existencia de más de 100 loteos irregulares en el distrito. Y el del predio de Cacheuta es un caso testigo.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE