BAJATE MI CIUDAD EN TU CASA
Sin costo: bajate el PDF de Mi Ciudad y leé la edición de papel.
GRATIS
Bajar

El Parque Industrial que no se ve



Edición Impresa » 01/06/2014

 

 

Perfectamente podría establecerse un paralelismo entre el Parque Industrial de Florencio Varela, Pitec para más datos, y el famoso cuento de Hans Christian Andersen «El traje nuevo del emperador».

La historia infantil cuenta el engaño de que es víctima un rey al que le venden una prenda de vestir invisible, y que no admite no verla (de la misma manera que todos los habitantes del pueblo), porque quienes se lo habían vendido le aseguraron que quienes no eran capaces de percibir la prenda eran quienes no estaban en condiciones de cumplir sus funciones.

 

Aquí no se trata de funcionarios que no puedan cumplir sus funciones, porque en ese caso todos andarían desnudos sin notarlo. En este caso, el que es invisible es el Parque Industrial. El primero que se construirá en la ciudad, que está prometido hace más de cinco años, y que cambió de orientación incluso sin haberse puesto nunca en marcha.

 

Un contraste singular con la política adoptada por el vecino Berazategui que hoy cuenta con 6 parques y 6 miniparques industriales, con empresas no contaminantes, que generaron más de 18 mil puestos de trabajo en forma directa e indirecta, y que además alojan a 600 empresas. Todo eso en los últimos 11 años.

 

El aún ultrakirchnerista Julio Pereyra no pudo hasta ahora dar el primer paso, que en el vecino distrito dio Juan José Mussi siendo por entonces opositor al kirchnerismo en 2004, pero logrando que fuera el presidente Néstor Kirchner quien pusiera en marcha el primero de los predios destinados a reunir industrias.

 

 

 

Del cuero a la tecnología

 

 

 

Cuando se hizo el anuncio inicial, el proyecto de instalar un parque industrial a nivel local fue ampliamente resistido, ya que se apuntaba a reunir a las industrias del cuero que estaban siendo desplazadas de zonas emblemáticas que las habían alojado hasta entonces, como Avellaneda y Lanús.

 

En aquellos tiempos, cinco años atrás, la Comuna pagó 5 millones de pesos para quedarse con 129 hectáreas de un predio lindante con el barrio La Rotonda y que había sido ocupado por la ex Alpargatas.

 

 

 

El Parque que no se ve

 

 

 

Si bien nadie puede verlo al pasar por el lugar, ni el presunto 43 por ciento de avance en las obras, todos hablan de él como si hubiera centenares de chimeneas tosiendo humo.

 

Uno de los casos, quizá el más obvio, es el de la Municipalidad que tiene una carta en su portal en la que invita a los inversores a sumarse (/multimedia/hojadeinformacion.pdf):

 

Bajo el encabezado «Estimados empresarios», el texto repasa las características técnicas del predio (ubicación, cantidad de hectáreas), y luego enumera los objetivos orientados a la producción tecnológica.

 

Como cierre, propone: «Las empresas interesadas en recibir asesoramiento e información al respecto, por favor completar el siguiente formulario». Formulario que, por supuesto, no está acompañando la carta.

 

En la web de la Unión Industrial de Florencio Varela, (/pitec.html) también se alienta a invertir.

 

 

 

(ver nota completa en la edición de papel)

 


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE