ESPECTÁCULOS

Una varelense en el Colón

Espectáculos » 01/05/2019

Ana Valentina De Souza Amorin (13), sabe lo que es el esfuerzo desde muy chica. Ex alumna del Colegio de la Comunidad Santalucina, la pasión por el ballet pudo más y luego de una selección, pasó a integrar el elenco de bailarinas del Teatro Colón, donde toma sus clases a diario y se perfila como una de las grandes promesas de la danza nacional.
-¿Cómo comenzó todo, Ana?
-Iba al Colegio de la Comunidad Santalucina pero como ya no tenía tiempo para concurrir a la escuela, sigo estudiando on line en una plataforma educativa dependiente del Ejercito Argentino. Pero a bailar empecé desde muy chiquitita, creo que desde los cinco años y me gustó mucho. Al principio lo tomaba como un juego eso de bailar, saltar, ir en puntas de pie, pero después, cuando me dijeron que podía ir al Colón, me empezó a gustar cada vez más.
-¿Con quien te preparaste para entrar al Colón?
-Con una maestra muy buena, Cristina Noemi Reale. Ella me formó, audicioné y quedé. Eran 130 chicos y seleccionaron a 13.
-¿Qué baile o actuación hiciste ese día?
-En sí había una maestra tomando instancias, que serían como exámenes. Primero era físico donde te medían y te pesaban para ver como estabas, después era técnica de pasos, y la tercera instancia era musicalización donde había que ir al ritmo de la música, ni muy rápido ni muy lento. Justo.
-¿Te fue fácil o difícil?
-Un poquito difícil pero bien.
-¿Con qué expectativas habías ido?, ¿Sabías que podías quedar seleccionada?
-Si, fui con la esperanza de entrar y seguir.
-Ahora que estás adentro, ¿cómo es la rutina?
-Primero muy lento y tranquilo y después se volvió muy estructurado y eso es lo bueno porque te forman muy bien, aprendés un montón como por ejemplo a rotar un poquito más la pierna, pero como está en una mala posición hay que rotarla justo. Que el cuerpo esté derecho, primero la base, y luego si, empezar a rotar. Así se estudia, muy detalladamente.
-¿Cuántos alumnos hay en el curso?
-Los 13 que entramos. Tenemos materias, preparación física, técnica que es la clase de danza propiamente dicha, francés y lenguaje musical. Este es el segundo año que curso y son ocho en total pero ya pueden llamarme al elenco estable porque formo parte de la Compañía del Teatro Colón.

Ana cuenta con el apoyo incondicional de sus padres y su hermano y toda la familia está muy agradecida con Alba Procopio, quien fue su primera maestra y quien la impulsó en esta carrera. Paralelamente al Teatro Colón, en 2018 tomó clases particulares con Nadia Música y ahora sigue tomando clases con su maestra original Noemí Reale, bailarina profesional del Colón quien bailó en el Royal Ballet de París y en la Scala de Milán, entre otros grandes escenarios mundiales.

-¿Cuál es tu sueño?
-Ser “prima ballerina”, que es el título que le dan en París, donde empezó todo, y sería el título mayor para toda bailarina. Pero para eso falta mucho.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE