Varelense detenido en Ecuador por violar el “toque de queda”

Policiales » 02/11/2019

El varelense Federico Molina fue arrestado por las fuerzas ecuatorianas, en la localidad de Cuenca, el pasado 9 de octubre por estar en la vía pública por violar el «toque de queda» .
El joven se encontraba viajando con su novia, Frida, como mochileros, por todo el continente sudamericano.
Ecuador vive una profunda crisis económica y política producto de las continuas medidas impulsadas por el presidente Lenín Moreno. Una de ellas, la eliminación en las subvenciones al combustible, causó un gran descontento social por el aumento drástico de los precios. Esto se tradujo en continuas movilizaciones y protestas en las calles. Por esta razón el mandatario decretó el toque de queda que estipulaba una restricción de movilidad entre las 20 de la noche y 5 de la madrugada.
Andrea Molina, hermana de Federico, aseguró a Mi Ciudad que días antes de pisar tierra ecuatoriana tanto el joven como su novia fueron víctimas de robo y por esa razón no tenían sus teléfonos celulares. El día 8, al llegar a Ecuador, llamaron a sus familias desde el hostel donde se hospedaban para avisar que se encontraban bien, »A partir de ahí no supe nada más de él hasta el viernes a la tarde que se comunicó la cónsul argentina, en Guayaquil, Paula Casado Sastre», aseguró la hermana del varelense.

 

El toque de queda se aplicaba en zonas muy concurridas por los manifestantes, como lo los edificios públicos. En este sentido, Federico y Frida se encontraba hospedados a pocas cuadras del edificio IESS (Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social). El día 9 el varelense, alrededor de las 20, decidió ir a comprar vivieres para la cena de esa noche, pasó por el edificio público y a pocos metros fue arrestado por las fuerzas de seguridad. Lo subieron a un móvil, lo encerraron y lo dejaron incomunicado. Hasta el momento habían pasado 15 minutos del toque de queda. A partir de ahí Molina quedó detenido en una celda del área de infracciones del Centro de Rehabilitación Regional Sierra Centro SUR.
Recién el día 11, por la llamada del Consulado, la familia de Federico se enteró de lo que ocurrió. «Nos dijeron que ellos iban a intervenir y que les pasemos, en el caso de tener, los antecedentes penales de mi hermano», explicó la hermana del joven. Andrea afirmó que después de eso recibió un audio de la dueña del hostel diciendo que se quede tranquila porque la mujer, junto con Frida, se acercó al lugar donde estaba detenido Molina y, pese a que solo lograron verlo de lejos, observaron que se encontraba en buen estado.
Durante esa semana que fue retenido por las fuerzas ecuatorianas la familia y el cónsul presentaron un Hábeas Corpus, pero fue rechazado. Recién el día 18 se llevó a cabo una audiencia para Federico en la que fue acompañado por las autoridades de la Defensoría Pública y el Consulado de Argentina. Finalmente, el mismo día la justicia extranjera decidió liberarlo. Al respecto, Andrea manifestó: «Paula me dijo que fue difícil porque la fiscal estaba decidida a no darle la libertad» y agregó «Ella tuvo que intervenir para que se la otorguen, pero para eso tenía que garantizar que mi hermano no iba a salir del país». Federico al día de hoy se encuentra libre, pero hasta que no termine el trámite de averiguación de antecedentes tendrá que permanecer en Ecuador por 30 días.
Por otro lado, Andrea señaló que su hermano es una persona muy querida en el barrio porque lleva adelante una gran iniciativa social, «El maneja una murga en el barrio que se llama Rompiendo el Silencio y se dedica con otros amigos a sacar a los pibes de la calle y de las drogas». Finalmente, la hermana del joven expresó que Federico tiene muchas ganas de regresar al país y que tanto sus amigos como sus vecinos no ven la hora de que pueda volver.

 


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE