BAJATE MI CIUDAD EN TU CASA
Sin costo: bajate el PDF de Mi Ciudad y leé la edición de papel.
GRATIS
Bajar

Claudia, la amiga intima de Lazaro Baez



Nota de tapa » 01/12/2019

Claudia Noemí Insaurralde tiene 37 años, es madre de tres hijos, y vive humildemente en Villa Vatteone. Milita en el peronismo de Florencio Varela. En épocas del kirchnerismo trabajó en el Ministerio de Planificación Federal. Hace casi dos años que es amiga íntima de Lázaro Báez y hace no mucho tiempo, una conversación entre ambos trascendió en un programa de TV. «Hay un área en la que graban todas las conversaciones, y a veces se filtran. A veces las comunicaciones se cortan, o estás hablando y escuchás que levantan el tubo desde el otro lado», explica. Durante la entrevista con Mi Ciudad, de unos 40 minutos, su celular sonó dos veces. En ambas, su interlocutor era el empresario detenido en la cárcel de Ezeiza. Según nos cuenta Claudia, él suele llamarla en varias oportunidades todos los días. Y ella lo visita hasta tres veces por semana. Habla de él con auténtica admiración: «Lázaro es muy inteligente. Siempre le interesó mucho la política. Vos te sentás a hablar con él y está actualizado, es muy buen analista político», agrega. También nos cuenta cómo pasa sus días tras las rejas: «Lee mucho sus causas, lee libros, escucha la radio, camina, sale al patio, juega al fútbol, bajó más de 10 kilos. Es diabético y come muy sano, está muy controlado en el azúcar y la presión».

-¿Cómo conoció a Báez?
-Porque fui a Ezeiza a visitar a mi tío, que es un preso político desde el 3 de marzo de 2018. Es Atanasio Pérez Osuna, ex Intendente de Río Turbio, y le hicieron una causa por desvío de fondos por la construcción de una ruta. En abril lo conocí a Lázaro. Fui a ver a mi tío, y estaba en el mismo pabellón, junto a Roberto Baratta, Schiavi y Amado Boudou. Están en un gimnasio donde se encuentran todos. Yo ya conocía a Baratta, que era el segundo de De Vido, porque en 2010 entré a trabajar a Planificación Federal. Empezamos a hablar con Lázaro…El es muy peronista y evitista.
-¿Evitista?
-Sí. Ama a Eva Perón. Tenemos coincidencias en los proyectos políticos. Yo le dije que admiraba su fortaleza, por estar ahí injustamente. El me dijo que era amigo de Néstor, que tenía una gran fidelidad hacia él, y que apoyaba el modelo nacional y popular.
-¿En qué espacio varelense milita?
-Acompañé el proyecto de Darío D´Aquino. Tengo buena relación con todos los peronistas de Varela. Pereyra, Watson, González, Tony Suárez, Darío D´Aquino, la gente de la CTA… Militar y hacer cosas por la sociedad te lleva a conocer a mucha gente. Ahora estoy acompañando a Lázaro en un proyecto nuevo, un movimiento nacional que se llama «Pensamiento Peronista». Este movimiento ya está en Chaco, Jujuy, Tierra del Fuego, Santa Cruz…
-¿Cuál es su relación con los dirigentes locales?
-Participamos y acompañamos porque somos peronistas, pero no más que eso. A veces tenés diálogo y otras veces no te contestan los teléfonos. Aunque no comulguemos con el pensamiento del Intendente apoyamos el espacio desde una multisectorial para sostener el peronismo y trabajar en unidad para que esto mejore.
-¿Considera que son falsas las acusaciones que pesan sobre Báez?
-Sí. Yo viajé a Santa Cruz y vi las obras que él hizo. Si bien sus empresas se dedicaban a hacer rutas, él le regaló una universidad a la provincia. Vi iglesias tanto católicas como evangélicas con las que él colaboró, hizo un club de barrio imponente, una belleza total para la comunidad. Todas cosas maravillosas que él aportó para la sociedad. Y mucha gente me dijo «si hablamos mal de Lázaro seríamos unos desagradecidos». El ayudó mucho a la comunidad santacruceña y generó mucho trabajo. Hoy es triste ver la realidad que está padeciendo esa provincia. La gente vende sus cosas para migrar al Norte o directamente para comer, porque quedaron más de 3000 empleados sin trabajo. Lázaro es admirable, a pesar de lo que está pasando, tiene una gran fortaleza, y quiere seguir con lo que empezó Néstor. El ama la política y sufre mucho lo que está viviendo hoy el ciudadano argentino.
-Se lo acusa de ser testaferro de los Kirchner y de lavado…
-Sí. Es una mentira. El no es testaferro de nadie. El tuvo una amistad con Néstor apostando a su proyecto y a la ideología peronista, porque defiende al peronismo a muerte: eso lo llevó a que le pase todo lo que le pasa.
-¿Con Cristina tiene la misma relación?
-No tan así, pero tiene una buena relación. No es cierto que se lleve mal.
-En estos días denunció presiones…
-Denunció que un periodista entró a hacerle una entrevista y quería que hable en contra de Cristina, y una vez, en un control oftalmológico que le hicieron por un derrame, lo llevaron a un hospital chiquito que hay en la penitenciaría, y apareció gente de la ex SIDE, como lo declaró, y recibió aprietes. Querían a toda costa que diga que él es testaferro, le dijeron que si hablaba le iban a devolver sus empresas y la libertad. La respuesta está en lo que le hicieron: destruyeron sus empresas y su familia, lo embargaron, y está el hecho de que al nombrarlo a él todo el mundo diga «el chorro», «el corrupto»… Como los medios de comunicación también fueron parte de esta maniobra para defenestrarlo a él y a otros empresarios y dirigentes políticos, terminar con el kirchnerismo y favorecer que Macri llegue al gobierno.
-Bueno, él empezó como empleado bancario y después terminó con el 80 por ciento de la obra pública en Santa Cruz…
-No fue así. no es que apareció de repente. El trabajó en el Banco, apostó a un proyecto, siempre fue amigo de Néstor, desde antes que sea Intendente. Y después armó las cosas como corresponde y se presentó a las licitaciones. El apostó por Santa Cruz, ayudó a que la provincia crezca, no como otros empresarios que se llevaron la riqueza del país.
-¿Está esperanzado en que va a salir?
-Está muy esperanzado. Con su declaración dio un paso muy importante. Porque nombrar a jueces, fiscales, periodistas, diputados y hasta al presidente iba a tener una repercusión importante. El dijo, y tiene razón, que es hora de dejar de tener miedo.
En esta lucha estamos muy solos. Por eso las mujeres y familiares de los presos políticos armamos un Foro y con eso se hacen las convocatorias a las marchas y reuniones… Pero estamos muy solos. El es un hombre peronista, y fueron contados con los dedos los que salieron a hablar de los presos políticos. El presidente electo, Alberto Fernández, Dady Brieva, muy pocos… Acá en Varela me gustaría que el Intendente al que nosotros bancamos como espacio político saliera a hablar de los presos políticos… Y también otros. Que los dirigentes estén escondidos debajo de la cama, me jode como peronista. Que Gioja y Kicillof no hablen, me jode.
-¿Y Julio Pereyra?
-Con Julio Pereyra tuve una reunión y él me dijo que me apoyaba, que estaba para lo que necesitara. Pero fueron solo palabras. También me apoyaron Daniel González, y Nacho Concetti, y Oscar Cáceres, de la CTA. Fueron los únicos… Hay que estar en el lugar que estamos. Ir y acompañarlos, con lluvia, con calor… Es como estar presos con ellos, porque la contención es importante.
-Pero ¿todos son «presos políticos»? ¿También Julio López, con los bolsos…?
-Eso fue un armado. Hay que ver quién le llevó la plata… Se dice que la plata vio del lado de Macri. Eso de las armas y los bolsos fue un armado. Necesitaban destrozar al peronismo y al kirchnerismo, porque saben que el pueblo ama a Cristina, porque se dedicó a la gente pobre. Cuando perdió Scioli llorábamos porque sabíamos lo que venía… En diciembre se le termina la última preventiva, así que se supone que tendría que tener la libertad, porque no se le encontró nada y no hay pruebas en su contra. Inventaron muchas cosas, usaron a sus hijos… Meter a Martín preso, que es un chico de perfil bajo, que es papá… Es una vergüenza. Los chicos también están apretados… La idea era convencer a los hijos para quebrarlo a Lázaro. La metodología era decirles lo que tenían que declarar, para que el padre salga, para no ir presos…
-¿Qué piensa de las declaraciones de Fariña?
-Es un personaje. Lo vemos en el juicio cunado vamos a acompañar a Lázaro. Habla con impunidad, dice muchas mentiras, y Lázaro lo vio una sola vez. Salió a decir que compró unos campos en Mendoza, cuando no fue así… Una locura todo lo que inventaron.
-Tenemos información acerca de la posibilidad de que Báez haga alguna inversión en Florencio Varela...
-Nosotros tenemos muchos proyectos con respecto a Florencio Varela. Si él sale en libertad quiere reestructurarse, y poder aportar algo a la comunidad varelense, generar trabajo. Su prioridad es salir y después, a empezar de cero. Le han secuestrado camionetas, hay máquinas que las enviaron a la Antártida, aviones echados a perder…
-¿Traería alguna empresa a esta ciudad?
-Primero tiene que ver como quedaron sus empresas, pero la idea es venir a Florencio Varela y generar nuevas oportunidades.
-¿Qué cambia el 10 de diciembre?
-Rogamos que Fernández sea un buen presidente, que lleve a cabo grandes proyectos.
-¿Algo para agregar?
-Quisiera que los dirigentes salgan a hablar de nuestros compañeros, porque nadie está exento de pasar una situación como la que ellos están pasando.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE