La Municipalidad y el funcionamiento de la parada de “la plaza”

Sociedad » 01/12/2019

La Municipalidad de Florencio Varela respondió la nota de Mi Ciudad y a la vez numerosas consultas vecinales sobre el funcionamiento de la parada de transporte público de Avenida San Martín, entre Castelli y Chacabuco.
La parada, en la que ya no se detienen los colectivos, es fundamental para cientos de vecinos y estudiantes que concurren a los comercios de la zona, entre ellos los alumnos de la Escuela Especial Nº 501.
Desde la habilitación del Metrobus, la distancia entre las dos paradas más cercanas de la zona es de cinco cuadras, lo que originó el imaginable malestar vecinal.
Según informaron funcionarios comunales a Mi Ciudad, la intención es reahabilitar la tradicional parada, en primear instancia, con la regulación de los semáforos del Metrobus.
Al respecto, la subsecretaría de Seguridad Vial y Movilidad Urbana municipal informó que:
«con la inauguración de la obra llevada adelante por el ministerio de Transporte de la Nación, en la avenida San Martín, se generó un inconveniente vial en el sector de la desembocadura del carril exclusivo para el transporte público y la parada antes mencionada. El problema fue anticipado oportunamente por los funcionarios municipales a las autoridades del gobierno nacional -con anterioridad a la puesta en funcionamiento de las modificaciones-, pero la advertencia fue pasada por alto por quienes llevaron adelante los trabajos.. Como pueden observar todos los que circulan por dicho sector, en escasos metros, los colectivos quedan obligados a cruzar intempestivamente la calzada para situarse sobre el margen derecho donde se ubica el refugio, lo cual provoca una situación de atasco vehicular y, principalmente, de riesgo altísimo de siniestralidad vial. Ante ello, se requirió a los representantes del ministerio de Transporte que modifiquen los tiempos semafóricos para desagotar el tráfico del carril de los micros, a fin de que accedan a la parada. Sin embargo, lo único que se logró fue que los responsables otorgaran ocho (8) segundos de prioridad sobre el semáforo de la colectora. Esta diferencia en los tiempos es por demás insuficiente, ya que los buses no logran llegar a la zona de detención sin provocar un cruce peligroso y, la mayoría de las veces, sin poder alcanzar la parada. En horarios pico, la situación descripta empeora notablemente».
Sigue el comunicado: «desde el Municipio hemos propuesto que los semáforos funcionen de modo alternativo, dando paso primero al transporte público y luego al tráfico particular, y, de este modo, conservar la funcionalidad de la parada.. Es necesario hacer saber además a la comunidad que el Municipio no tiene injerencia sobre la regulación de los semáforos que están sitos sobre la traza del denominado Metrobus, por lo que se volvió a remitir un pedido al Ministerio de la Nación –donde se detalla el referido inconveniente, entre otros que surgieron a la luz-, con motivo de observar el funcionamiento de la obra, como por ejemplo: un inconveniente similar en la salida hacia Diagonal Güemes (mano al norte); y el embotellamiento por el semáforo en la Curva de Berraymundo (mano al sur). La nota elevada al ministerio de Transporte nacional fue recibida con fecha 12 de noviembre; estamos a la espera de la respuesta y, sobre todo, de que se adopten las medidas para corregir los defectos que dejó una obra con un nivel de planificación que no llegó a ser óptimo. Esperamos se pueda dar pronta solución, ya que la parada en cuestión es de vital importancia para los distintos establecimientos educativos de alrededores y para el desarrollo comercial de los locales de la cuadra».


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE