BAJATE MI CIUDAD EN TU CASA
Sin costo: bajate el PDF de Mi Ciudad y leé la edición de papel.
GRATIS
Bajar

El equipo de Watson (y de Pereyra)



Nota de tapa » 01/03/2020

«Se quedó corto con los cambios». La frase, fue lanzada por alguien del entorno más cercano al Intendente, apenas finalizada la ceremonia en la que Andrés Watson presentó al gabinete con el que decidió empezar su mandato de cuatro años al frente del Municipio.
Afuera del salón, ajeno al comentario, el jefe comunal, acompañado por su esposa, se tomaba fotos con mucha gente, algunos de ellos, docentes que fueron a apoyar a una de las nuevas caras del equipo: Andrea Digiovanni, flamante Secretaria de Educación, un cargo que hasta ahora no existía, pero que Watson aceptó crear a sugerencia de militantes de SUTEBA del distrito, y que en principio se pensó para una inspectora de larga trayectoria en F. Varela y en otras localidades, pero que finalmente quedó para esta docente muy querida, que anteriormente venía realizando una importante actividad con los Jardines de Infantes locales.
En el acto, estuvo presente el diputado provincial Julio Pereyra, a quien Watson agradeció por «confiar en él» y definió como su «amigo, compañero y conductor», por si hacía falta decorar aún más un escenario en el que el viejo Barón del Conurbano logró mantener algunos nombres en el gabinete, disipando toda duda sobre alguna ruptura entre ambos.
Claro que hacer política no significa patear el tablero a cada paso. Y eso Watson lo aprendió muy bien a través de todos estos años junto a su mentor. Por eso, aparecen en la foto algunas caras claramente representativas de la «30 de Marzo», la histórica agrupación que Pereyra conduce hace ya casi 40 años, y desde la cual siempre se vio con recelo la candidatura del joven abogado. Claro ejemplo de esta presencia constituyen el profesor Oscar Nuñez, a cargo de la cartera de Relaciones con la Comunidad, y el propio Hugo Pereyra, hermano de Julio, que por alguna razón que un psicólogo analizaría con precisión desde el punto de vista de la comunicación gestual, se quedó parado junto al ex intendente y Watson cuando éste decía su discurso, mientras todos sus pares seguían sus palabras sentados. Hugo, que hace años es parte de la administración, ahora es Secretario de Coordinación de Políticas Institucionales, un cargo con más extensión en su nombre que importancia real en la gestión. El tercer nombre fuerte del pereyrismo en el gabinete es la propia Julieta Pereyra, a quien su padre sueña con ver como Intendenta en un futuro no muy lejano, algo que a ella tampoco le desagrada. Está al frente de las ahora fusionadas áreas de Cultura, Deportes y Recreación, por lo cual sus responsabilidades –y su influencia- crecieron considerablemente. Es un caso particular: su buena gestión merece la continuidad que le otorgaron.

También continuaron en sus cargos el arquitecto Diego Trejo (Secretario de Obras, Servicios Públicos y Planificación Urbana), Christian Rodríguez (Secretario de Gobierno, amigo de toda la vida de Watson), Daniel Dono Leidi (Legal y Técnica) y Beatriz Domingorena (Ambiente y Desarrollo Sustentable). El doctor Rubén Trepichio está al frente de la Secretaría de Salud. Juró por la memoria del Dr. Ramón Carrillo, histórico Ministro de Salud de Perón, y tiene una vasta experiencia como funcionario en el gobierno de Néstor Kirchner y en Provincia. Dono y Trepichio son designaciones puras de Watson.
Y continuando con la gente «del Andresismo», el ex subsecretario de Gobierno, Ricardo «Tata» De la Fuente, es el nuevo Secretario de Industria y Desarrollo Productivo, y la licenciada Natalia Csigo, la flamante Secretaria de Desarrollo Social. El es otro de los nombres que algunos imaginan al frente de la Comuna para un período post-Watson. Es joven, capaz y tiene potencial. A ella, que venía trabajando con Adriana Alonso en su cartera, le toca lo más difícil, llevar alivio a sectores donde sólo hay desolación, y no desde hace 4 años, sino desde hace décadas. Cuenta con una gran trayectoria en las áreas sociales de la Provincia y de la Nacióny su capacidad de trabajo es conocida.
Amancia Báez, con un posible futuro en la ANSES, y el contador Daniel González dejaron sus puestos. A él lo reemplaza su pareja, la contadora Gisela Primus, ahora Secretaria de Hacienda, así que los números de la Comuna quedarán en familia.
Los que creían que con el primer mandato «propio» de Watson se iniciaría una etapa de corte abrupto con el pasado deberán seguir esperando. El Intendente presentó a su gabinete, que por ahora, también es el gabinete de Pereyra.

 


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE