ESCUELA ESPECIAL 502

Con los chicos no…

Educación » 01/12/2018

A comienzos de septiembre, varias escuelas de F. Varela recibieron un gran aporte de fondos por parte del gobierno provincial, destinado a refacciones de gas y electricidad. Pero varios colegios no estaban al tanto del monto recibido, ni de que los depósitos ya están hechos, ya que el Consejo Escolar no había dado el aviso a los directivos.
Uno de los casos más emblemáticos es el de la Escuela Especial Nº502, ubicada en Bosques, a la cual concurren decenas de chicos con discapacidad. Allí se estuvieron realizando, hasta el cierre de esta edición, trabajos de refacción y restauración, tanto eléctrica como edilicia desde principios de noviembre. La «obra», a la que se destinan 1.714.424 pesos, fue llevada a cabo por la empresa Vial Mere (que según Internet, se dedica al movimiento de tierras y excavaciones), y que fue propuesta por el propio Consejo Escolar, al parecer, por «ser el único oferente».
El hecho de que una empresa que no se dedica a este tipo de tareas sea la que los llevó a cabo, despertó gran desconfianza entre los padres y la comunidad educativa; ya que varios advierten que quienes llevan adelante los trabajos no están coordinados y todo lo que hacen es improvisado, además de que no cuentan con equipo y herramientas. Y por lo tanto, utilizan las carretillas y otros elementos que son propiedad de la escuela y que normalmente utilizan los alumnos de los talleres.
«Hace más de una semana que estamos sin clases, ya que se están «arreglando» filtraciones en los techos; recientemente nos contaron que el Consejo destinó más de 1.700.000 pesos para arreglos que no están haciendo», comentó Noelia, mamá de tres chicos hipoacúsicos que concurren al colegio. Además añadió: «Los padres no sabemos cuál es la empresa contratada, ni el arquitecto. Desde el Consejo Escolar no dan respuestas, ni hay cartel de obra y para colmo los « empleados» duermen en el trabajo». Una imagen que acompaña este informe da fe de esta última afirmación.

 

¿El Director «no sabe»?

 

Por su parte el director del establecimiento, Eduardo Acuña, dijo que «no sabía» quién era el responsable de la obra. «No sé qué empresa está a cargo de los arreglos, solo sé que la presentó el Consejo Escolar», dijo el director a Mi Ciudad y añadió: «Me presentaron al responsable de la obra, un señor llamado Pablo, no me dijo su apellido». Se trataría de Pablo De Abajo.
Por su parte, la presidenta del Consejo, Claudia Allerbon, no quiso recibir a los padres, ni a la inspectora y maestros quienes se habían acercado a la sede de Av. San Martín y Moreno a preguntar sobre el informe y ver el pliego de dicha obra. Por eso, llamaron a una reunión donde participaron los directivos y miembros de la entidad, que además contó con la participación de representantes del gremio de discapacidad, quienes en dicha reunión tomaron nota y hasta plantearon impulsar una queja al Consejo Escolar acompañada por una denuncia en el Ministerio.
Una de las circunstancias que más alarmaron a los padres fue observar cómo los albañiles rompían a mazazos las paredes de hormigón que estaban arriba de los caños de gas. Inclusive, un representante del Consejo Escolar reconoció en esa reunión que la estructura demolida no podía tocarse por su cercanía con esos conductos.

(Ver nota completa en la edición de papel)


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE