BAJATE MI CIUDAD EN TU CASA
Sin costo: bajate el PDF de Mi Ciudad y leé la edición de papel.
GRATIS
Bajar

Al revés

Algo está al revés. Desde hace algunos años, en este país y en esta ciudad se repite hasta el hartazgo, en cada discurso oficial, la sobreactuación semántica del «todos y todas», en supuesta revisión histórica del rol de las mujeres.
Del mismo modo, se agita la bandera del «rol preponderante» de la juventud, lo que se trasladó a la posibilidad de que ahora pueda votarse desde los 16 años de edad.
Ni hablar del redescubrimiento de los &la...

Nada es para siempre

Bajo la fachada de la «democratización de la Justicia », el Gobierno se quedó con la suma del poder público.
No es la primera vez que el oficialismo bautiza con nombres de epopeya algún interés particular. Ellos son la Patria , lo nacional y popular. Y los que piensan distinto, el enemigo, al que se busca destruir por todos los medios.
La división tripartita de poderes plasmada en la Constitución Nacional ya no existe. Y, paradójicamente, sólo la correcta ...

Pescadores de votos

La increíble voltereta que el kirchnerismo hizo en menos de 48 horas al percibir que enfrentarse al Papa no le convenía electoralmente, no hace sino confirmar que la hipocresía de cierta gente no tiene límites.

22F

A un año de la tragedia de Once, el Gobierno sigue negando su responsabilidad en el caso. Tras haber intentado sin éxito colocarse en el lugar de querellante en la causa, un despropósito abortado por acción de la Justicia, el kirchnerismo hizo todo para que el primer aniversario del terrible evento en el que murieron 51 personas pasara desapercibido, hasta que una vez más su principal enemigo: la realidad, se impuso, y hubo que darle al caso un lugar en la agenda de su multimedios, aunque claro está, cuidándose mu...

Piedras y tropiezos

La imagen del buque Santísima Trinidad hundiéndose es todo un símbolo. A apenas días del show montado por el Gobierno para tapar el bochorno de la Fragata Libertad en Ghana, la realidad volvió a quedar de manifiesto. Esta vez, no hubo discursos ni fuegos artificiales, ni cháchara estéril contra los buitres y los caranchos. Lo único que hubo fue un barco insignia de la Guerra de las Malvinas perdiéndose en el fondo del mar, paradójicamente, sacando a flote la ineptitud, la desidia y la falta de...